Con la colaboración de
Institución Educativa Sek

eLearning para cubrir las habilidades digitales de la nueva economía

Los fondos europeos han supuesto un punto de inflexión en que se dispare la demanda de competencias, apunta Coursera en un informe global
Coursera Informe Global Habilidades 2022
España está a la vanguarida en cuanto a competencias en Data Sciences, según Coursera.

Pocas son las dudas que pueden quedar respecto al punto de inflexión de los fondos de recuperación europeos. Con un presupuesto tan vasto, lo que queda es ir desgranando a qué sectores ya han influido y cómo. Es el caso del eLearning: si la nueva economía (más sostenible y digital) está naciendo, las habilidades y competencias que requerirá deben de ir un paso por delante.

Coursera ha abordado esta cuestión en su último Informe Global de Habilidades 2022. Y en él, de primeras, se destacan “mejoras significativas en el dominio de las habilidades empresariales y tecnológicas de los alumnos” en España en el último año. Seguramente influidos por los planes del Gobierno, muy orientados a subvencionar proyectos embarcados en una transición tecnológica y ecológica, los estudiantes de la plataforma en nuestro país (1,7 millones de usuarios) destacan sobre todo en Data Sciences.

Ese es uno de los ámbitos de competencias analizados por la plataforma online, junto a negocios y tecnología. Estos tres apartados sirven para clasificar a cada país en cuatro categorías: vanguardia (75%-100% de competencias generales), competitivo (50%-75%), emergentes (25%-50%) y rezagado (0%-25%).

Situado en el puesto 16 de 100, España sobresale en Análisis de Datos (94%), Probabilidad y Estadística (86%), y Machine Learning (84%). “La principal conclusión es que los alumnos españoles de la plataforma se encuentran entre los mejores del mundo en Data Science”, corrobora Anthony Tattersall, vicepresidente de Coursera para Europa, Oriente Medio y África.

Ese margen de mejora se conseguiría potenciando la mejora de habilidades en Data Management (70%) y Visualización de Datos (actualmente en un 68%).

‘España Nación Emprendedora’ y sus consecuencias

Uno de los aspectos donde más flojeaba España era en el bloque de Negocios. Pero en este último informe escala 16 puestos y, en concreto el emprendimiento (70%) es una cualidad que Tattersall sospecha, puede ayudar al “éxito de las iniciativas emprendedoras” de los alumnos españoles.

Detrás de esa mayor motivación, ve planes como la estrategia ‘España Nación Emprendedora’ que persigue transformar el país en líder en creación de empresas. “El aumento de la competencia en áreas como liderazgo o marketing capacitará a los aspirantes para apoyar el creciente ecosistema de startups de España”, creen desde Coursera.

La demanda de profesionales cualificados en sectores como el tecnológico ya es motivo de preocupación entre las grandes empresas. Esa “disparidad” entre oferta y necesidad de cubrir puestos deriva en el “aumento de los salarios” para atraer a más personas. Tattersall pone como ejemplo al nicho de la Bioinformática. Su crecimiento global para 2026 se prevé que llegue a duplicarse respecto a 2021 (pasando de los 10.700 millones de dólares a los 21.800).

Ante un escenario de “guerra mundial” por el talento, no duda de que España está bien situada. “Está claramente preparada para beneficiarse de su creciente nivel de competencias. Los países que invierten en el desarrollo de la mano de obra, probablemente disfruten de mayores tasas de empleo, más mano de obra en puestos de alta demanda y mejor remunerados. Y mayores tasas de innovación y emprendimiento”, analiza.

A Tattersall tampoco le pasan desapercibidos los planes del gobierno para la próxima década. Entre ellos, apuesta por establecer las competencias empresariales de la nación y su mejora “significativa” entre los estudiantes. Toda una declaración de intenciones que “aumenta la probabilidad de que el capital humano de España esté a la altura de las ambiciones nacionales”.

Europa, cantera de profesionales altamente cualificados

El documento refleja además que ocho de los diez países con más trabajadores cualificados a nivel mundial están en Europa. Dinamarca (2º), Bélgica (4º) y Países Bajos (7º) ocupan las primeras posiciones. La tendencia no parece que sea otra que seguir creciendo, gracias al impulso de planes como la Brújula Digital y el Plan de Acción del Pilar Europeo de Derechos Sociales.

Se han fijado dos “ambiciosos” objetivos políticos: que el 80% de la población europea adquiera competencias digitales básicas, y que se alcancen los 20 millones de especialistas en TIC de cara a 2030. En paralelo, iniciativas como la Agenda Europea de Competencias se centran en buscar un número cada vez mayor de titulados en carreras STEM. Aparte de poner el foco sobre el fomento de competencias transversales, apoyando económicamente a estados miembros y sector privado en la mejora y recualificación de estas.

Anthony Tattersall, vicepresidente de Coursera para Europa, Oriente Medio y África.

“Con este fin, hemos visto inyecciones de financiación para apoyar a los individuos a conseguir esta formación. Por ejemplo, la cartera del Fondo Europeo de Inversiones de hasta 65 millones de euros para la formación y capacitación laboral en España”, concreta.

El portavoz de Coursera tampoco descuida que su plataforma ofrece una variedad (más de 5.000 cursos online) para “satisfacer las necesidades y los objetivos” de la diversidad de sus alumnos. “Cursos, especializaciones, proyectos, certificados profesionales, certificados MasterTrack y títulos” son algunos de los que repasa Tattersall.

Coursera apela a “mayores inversiones en capital humano”

El CEO de Coursera, Jeff Maggioncalda, ya manifestó tras los resultados del informe que fenómenos como la “Gran Resignación y la automatización” exigen “mayores inversiones” en capital humano. Es donde el sector del eLearning cumple un papel de bisagra entre empleados y empleadores.

Sobre todo, cuando la educación tradicional cuenta con fronteras muy bien definidas. Tal como lo percibe el vicepresidente para Europa, Oriente Medio y África, es “extremadamente difícil” para la educación superior “aumentar su oferta de plazas” en hasta un 40% en un solo año. Al verse imposibilitadas, las plataformas de aprendizaje online cubren el aumento de la capacidad, la reducción de las brechas en habilidades y propician un sistema educativo global “más equitativo”.

Para respaldar esta afirmación, señala que hasta el 59% de los más de 900.000 alumnos matriculados en el curso de Soporte Informático de Google (“el más popular”), no tenían título universitario. “Eso es más de medio millón de personas sin una credencial tradicional que han tenido la oportunidad de unirse a la economía digital”, concluye.

Precisamente gigantes tecnológicos como el de Mountain View, Meta o IBM son socios de Coursera. Y la intención de la compañía sigue siendo la de ampliar su cartera de certificados profesionales centrada en especial en la economía digital. “Funciones como Data Scientist, especialista en IA y Machine Learning, especialista en automatización de procesos e ingeniero de ciberseguridad”, desliza Tattersall.

Al mismo tiempo, adelanta que duplicarán su oferta de titulaciones actual. Esta es “la credencial más transformadora en el mercado laboral”. Lo refrenda el hecho de que quien tiene un título universitario gana alrededor de un 75% más que quien no lo ostenta. Por lo tanto, insta a que “los estudiantes de hoy en día” tengan acceso “a titulaciones de alta calidad a un coste asequible”.

Deja un comentario

Recomendadas