España 5G Observatorio

Esta semana se ha organizado el primer Foro Nacional de 5G, impulsado por el Observatorio Nacional 5G –una iniciativa de Mobile World Capital Barcelona y el Ministerio de Economía y Empresa a través de la Secretaría de Estado y Red.es–, donde se ha puesto de manifiesto las fortalezas y los posibles retos de España ante la llegada de esta nueva tecnología.

Pero, ¿cuál es la situación del 5G en España? Más allá del futuro y de sus posibilidades, actualmente el 5G no tiene un estándar consensuado, como aseguran desde el Observatorio. Por un lado, la Unión Europea ya presentó en abril de 2016 el llamado ‘Plan de Acción de 5G para Europa’. Por otro, en nuestro país todavía está en marcha el ‘Plan Nacional 5G 2018-20’, que pretende “incentivar” el desarrollo de esta nueva tecnología en el territorio. Además, países Estados Unidos, China, Corea del Sur y Japón –líderes habituales en el ámbito tecnológico– ya están liderando esta carrera de despliegue comercial.

Asimismo, según datos del Observatorio Nacional 5G –adoptados a su vez de la Comisión Europea–, en 2025 “la introducción de la tecnología 5G en los sectores de automoción, salud, transporte, y utilities representará 62.500 millones de euros de impacto directo anual. Esta cifra se elevaría a 113.000 millones de euros si se suman los impactos indirectos”. Toda una revolución en marcha a la que muchos países se sumarán.

España cuenta con una gran tradición en telecomunicaciones. De hecho, es el líder en cuanto a la penetración de mercado de la fibra óptica hasta el hogar. En cuanto al 5G, España ocupa, según el Observatorio, “la segunda posición tanto en volumen de proyectos como en retorno económico, por detrás de Alemania”. Esto es, que 8 de cada 10 proyectos europeos sobre esta tecnología tienen participación española. 

Como ha afirmado Federico Ruiz, responsable del Observatorio Nacional 5G, en España se han impulsado “51 proyectos europeos asociados a 5G en el marco del H2020, lo que representa un 83 % del total y un volumen de inversión de 56 millones de euros por parte de la Comisión Europea […] Tenemos la obligación de trascender los proyectos piloto y transformar esta inversión en desarrollo económico”.

Si bien Europa no es un tótem económico tecnológico –es raro encontrar a una compañía del continente entro los primeros puestos de empresas tecnológicas–, la posición de España ante la llegada del 5G da muestras de, como ha asegurado Ruiz, “un enorme potencial en términos de investigación aplicada a la innovación tecnológica”. Así, en España se han impulsado 24 proyectos piloto solo durante el año 2019, contando ya con cinco ciudades 5G de referencia: Alcobendas, Barcelona, Málaga, Segovia y Talavera de la Reina.

En estas cinco ciudades ya se ha aplicado la tecnología 5G, sobre todo en ámbitos como la sostenibilidad, la movilidad o con proyectos de impacto social. Desde el Observatorio prevén que, “en 2020, esta cifra de proyectos [los 24 antes mencionados– se duplicará, superando ampliamente la cincuentena de proyectos asociados al Plan Nacional 5G, con 32 pilotos por desarrollar en Andalucía, 8 en Galicia y los 11 pilotos por adjudicar en segunda convocatoria. En paralelo, las previsiones también contemplan los proyectos piloto a desarrollar por iniciativas como 5G Barcelona y 5Tonic”.

Por otro lado, más allá de la sostenibilidad, la movilidad o proyectos de impacto social, la aplicación del 5G también puede extenderse a ámbitos como la Industria 4.0 –robótica y logística–, smarts cities, las infraestructuras inteligentes, el mundo rural, el turismo –vital para nuestro país– o el gaming. Queda por ver si se superarán ciertos desafíos como su adaptación a la transformación industrial o su penetración fuera de núcleos urbanos.

En el evento también ha estado presente Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa en funciones, que ha declarado que es necesario “ampliar nuestros conocimientos sobre las tecnologías y su impacto. Saber lo que se está haciendo, lo que se está haciendo en España y lo que se está haciendo en el resto del mundo, lo que se puede hacer y lo que se podrá hacer en el futuro”. 

Además, la ministra ha asegurado que España necesita, en cuanto al 5G: “tener el conocimiento, necesitamos abrir ámbitos en los que expertos, agentes sociales o económicos, la sociedad civil, responsables públicos podamos compartir ideas y propuestas. Necesitamos crear estos espacios que estimulen la generación de conocimiento, que se asegure que la información de lo que está ocurriendo en el ámbito 5G llegue a todas las empresas, no solo a las grandes, sino también a las pymes, que son las que más pueden ganar en este proceso de transformación. En definitiva, queremos encontrar palancas que sirvan de catalizador en la transformación digital responsable”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here