lesiones de rodilla
Juan Abascal, CEO de la pyme Navarra Abanza Tecnomed, responsables del proyecto WasherCapTM

Diez representantes de otros tantos países (Argentina, Chile, Colombia, México, Brasil, Perú, España, Bélgica, Portugal e Italia) optaban a conseguir la máxima distinción en los Global everis Awards 2019. Y ha sido el proyecto navarro WasherCapTM el que se ha llevado un premio a la innovación y al emprendimiento tecnológico que, en su fase final, reunía a los ganadores de las versiones nacionales.

La Fundación everis reconoce así esta iniciativa con sello español que se centra en reconstruir el Ligamento Cruzado Anterior (LCA), una lesión muscular que afecta a más de un millón de personas anualmente. Y lo hace a través de un innovador sistema de fijación de tejido conectivo blando, lo que podría reducir los tiempos de rehabilitación de los pacientes que lo sufren (se tiene que evaluar a largo plazo una vez salgan al mercado).

Juan Abascal recoge el Global everis Awards 2019

El premio ha sido recogido por Juan Abascal, CEO de la pyme navarra Abanza Tecnomed, responsables del proyecto WasherCapTM. Él ha sido el representante de España en los premios internacionales organizados por la Fundación Everis que ha tenido lugar la semana pasada en Madrid.

Fijación no invasiva

En la actualidad, para la fijación del nuevo injerto que sustituye al LCA dañado se emplean unos tornillos que aprisionan el injerto contra las paredes del túnel óseo. “Este hueso presenta una porosidad que puede afectar a la correcta fijación y, en determinadas personas, este riesgo asociado a la densidad mineral ósea es mayor debido a factores no controlables”, apunta Abascal.

Lo que diferencia a WasherCap del sistema actual es que “permite una fijación mínimamente invasiva” que, además, “no depende de la calidad del hueso”. “Hemos conseguido superar hasta en un 50 % la resistencia de las fijaciones actuales y, lo más importante, con una desviación de sus resultados inferior al 10 % (frente al 30 % de los tornillo), lo cual se traduce en mayor seguridad para el cirujano y sobre todo para sus pacientes”, añade el empresario navarro.

Gran impulso

Su iniciativa ha competido con otros proyectos, como un dispositivo cerebral para recuperar la movilidad en las manos después de un ictus; un revestimiento inteligente para prevenir el colapso de edificios durante un sismo, o un sistema para eliminar los patógenos del agua sin utilizar procesos químicos. 

Juan Abascal, ganador del Premio everis España 2019 dotado de 30.000 euros, ha recibido ahora otra cuantía económica para impulsar el proyecto por valor de 60.000 euros, así como una mentoría por parte de un equipo formado por especialistas y expertos en la materia del grupo everis.

“El Premio Internacional de la Fundación everis es un gran impulso para los próximos retos de Abanza”, afirma su CEO. “En 2020 vamos a comenzar un ensayo clínico en España junto con un equipo médico de primer nivel, y este premio se va a destinar precisamente a ello, permitiendo que lleguemos más rápido al mercado y los pacientes puedan disponer antes de nuestra tecnología”.

“Es un honor haber ganado entre los mas de 2.000 proyectos que se han presentando en Europa y Latinoamérica –continúa Abascal–. Hemos tenido la oportunidad (y responsabilidad) de representar a la innovación española tras la final nacional del pasado mes de octubre, y que el equipo de la Fundación everis y el jurado de expertos hayan reconocido nuestra innovación y potencial con el primer puesto en esta final internacional ha sido una enorme satisfacción”. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here