Una guía ‘evalúa’ la accesibilidad de las apps

guia accesibilidad aplicaciones

Seguir avanzando para que las personas con discapacidad no se queden atrás en el uso de las nuevas tecnologías y a la hora de disfrutar de sus ventajas continúa siendo un reto. Sin embargo, la conciencia en este aspecto también es cada vez mayor. Un ejemplo de ello es la Guía de Accesibilidad de Aplicaciones Móviles que dos estudiantes de doctorado de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) han elaborado para el Ministerio de Hacienda.

El documento tiene como objetivo que las personas con discapacidad tengan un acceso más fácil al uso de las aplicaciones móviles que, en ocasiones, sobre todo para quienes tienen problemas visuales, es muy restringido. Una labor que, aunque avanza, aún tiene carencias, tal y como ha reconocido Francisco Javier Estrada, uno de sus autores. En su opinión, “a las personas que no padecen algún tipo de discapacidad les resulta complicado ponerse en el lugar de alguien que sí las sufre y tiene que aprender a vivir con ellas cada día y a luchar por integrarse en un mundo que, a día de hoy, se mueve a ritmo de imágenes”.

Para ello, la guía informa de cuáles son las principales dificultades que estas personas se encuentran a la hora de acceder a una app y utilizarla, en función de los diferentes tipos de discapacidad existentes. También incluye ciertos criterios clave de evaluación para determinar si una aplicación es o no accesible, así como recomendaciones y herramientas para crear de forma rápida y sencilla una app con criterios de accesibilidad. Según el documento, ésta debe cumplir dos requisitos básicos: incluir textos alternativos en imágenes e iconos y evitar pantallas hostiles usando una gama de colores que permita una fácil diferenciación de los elementos (por ejemplo, el texto y el fondo).

En definitiva, se trata de invitar a los desarrolladores de apps a pensar en todos los momentos de proceso en lo que han denominado ‘accesibilidad universal’, es decir, que contemplen la totalidad de perfiles de discapacidad de forma simultánea, tanto sensoriales como cognitivas o de otro tipo. Y esto, ha subrayado Juan Aguado, el otro autor de la guía, no es cuestión de dinero, “sino de interés y de estar atentos y concienciados desde los compases iniciales del proceso de desarrollo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here