Recombina como ejemplo de igualdad en el empredimiento

Equipo de Recombina, Cristina Latasa, Marta Vergara y Maria Peñas, emprendimiento mujer
Cristina Latasa, Marta Vergara y Maria Peñas, equipo de Recombina.

Según el informe “Mujeres Emprendedoras en la Universidad Iberoamericana: casi todo por hacer”, elaborado por la red universitaria RedEmprendia con el apoyo de Banco Santander, a través de Santander Universidades, el 14% de las empresas nacidas en la universidad cuenta con una mujer entre sus promotores. Dato que contrasta con el 68,7% de mujeres trabajadoras activas que hay actualmente en España. La empresa biotecnológica Recombina es un ejemplo de igualdad en el ámbito del emprendimiento en España.

Cristina Latasa, CEO y cofundadora de Recombina, nos cuenta cómo decidió escoger el camino del emprendedurismo, “al acabar la tesis doctoral en Ciencias Biológicas tenía dos opciones, o irme al extranjero a hacer un postdoctorado o intentar una alternativa”. Sin ser oficialmente una spin off, Recombina nace en el seno del Instituto de Agrotecnología, centro mixto del CSIC y la Universidad Pública de Navarra. La empresa trabaja dentro del sector veterinario, farmacéutico y está comenzando a moverse en el ámbito de la biorremediación, “o que hacemos es ingeniería genética en bacterias, modificamos el DNA de las bacterias para que se conviertan en vacunas, en probióticos y en cepas biofactorias de compuestos y moléculas de interés biofarmacéutico” añade Latasa.

Recombina es el reflejo de un cambio de tendencia, en cuanto a cultura y mentalidad, dentro del mundo del emprendimiento y de las finanzas, ya que la empresa la componen mujeres universitarias dedicadas al mundo de la biotecnología. “No creo que por ser hombre o mujer tengas más dificultades, hoy en día los problemas financieros o de acceso al mercado son iguales, Tengo los mismos problemas que los hombres emprendedores”, señala Cristina Latasa, a la vez que advierte que “Culturalmente todavía el mundo de la empresa y sobre todo el mundo de la alta dirección es de hombres”, factor que en las nuevas generaciones no es condicionante según la cofundadora.

Para Cristina Latasa “siguen siendo los hombres los que logran afianzar una carrera investigadora y dirigir su propio grupo, pero el número de doctorandos mujeres es mayor al de hombres en muchas áreas”. Y aclara que “el equipo ideal tienen que formarse por personas con pasión y capacidad de trabajo en equipo, independientemente de que sean hombres o mujeres”. El mejor ejemplo de este cambio de tendencia lo tenemos en el sector biotecnológico, donde cada vez son más los laboratorios donde son más numerosas las mujeres que los hombres. Sin embargo, para Latasa la razón de la falta de emprendimiento en las mujeres viene marcado por un factor biológico, y es que “con la maternidad las prioridades cambian”, pero repite que son factores que actualmente no afectan y que existe una gran igualdad entre hombres y mujeres, sin necesidad de distinciones. Recombina parte con la ventaja de “ser una empresa pequeña, en la que todo es más flexible y nos podemos coordinar de forma sencilla. No es ningún problema ir a buscar a los niños o incluso traerlos un rato para que pinten mientras se acaba en el laboratorio o trabajar desde casa”, explica. Esta “sensibilidad y flexibilidad” debería, en su opinión, extenderse al resto del tejido empresarial.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here