Navantia construirá cinco corbetas para Arabia Saudí

Navantia Arabia Saudí corbetas

Navantia y Arabia Saudí han llegado a un acuerdo por el cual la compañía española construirá cinco corbetas, una “magnífica noticia” que beneficiará a todos los astilleros de la naviera. Así, con este contrato de más de 1.800 millones de euros, el gobierno del país árabe ha hecho que esta operación se convierta en “la mayor de la historia de los astilleros públicos españoles con un cliente extranjero”.

“La firma de este contrato con Arabia va a beneficiar a toda la plantilla de Navantia, a la industria local con la que colabora y, en especial, a toda la Bahía de Cádiz, lo que explica que haya recibido apoyos desde todos los ámbitos de la administración”, subrayan.

[Los cimientos del parque eólico marino “más grande del mundo”]

En cuanto a su impacto en empleo, se calcula que durante cinco años se generarán anualmente cerca de 6.000 ocupados directos e indirectos. De ellos, más de 1.100 serán empleados directos, más de 1.800 empleados de la Industria Auxiliar de Navantia y más de 3.000 empleados indirectos generados por otros suministradores. Asimismo, este “encargo” supondrá una carga de trabajo global de alrededor de siete millones de horas para los astilleros de Bahía de Cádiz, Ría de Ferrol y Cartagena y su industria auxiliar. El programa arrancará a finales de 2018 y el último buque deberá entregarse en el 2022.

Las cinco corbetas de Navantia

Las corbetas estarán basadas en el Avante 2200 y adaptadas a los requisitos de la Marina de Arabia Saudí, ofreciendo avanzadas prestaciones, “entre las que destacan un excelente comportamiento en la mar, alta capacidad de supervivencia y capacidad de operación a temperaturas extremas de la zona del Golfo, todo ello con un coste de ciclo de vida óptimo”.

Por otro lado, el contrato también incluye el suministro de varios servicios tales como, apoyo logístico integrado, adiestramiento operacional y de mantenimiento, suministro de centros de formación y adiestramiento para el sistema de combate y sistema de control de plataforma de los buques y los sistemas para el mantenimiento de los buques en la base naval.

Por último, Navantia ha acordado también con la empresa estatal saudí SAMI (Saudi Arabian Military Industries) la creación de una joint venture en Arabia Saudí. “Esta supone una oportunidad excepcional para posicionar los sistemas integrados y soluciones tecnológicamente avanzadas de Navantia en el mercado de Arabia y su área de influencia, y está alineada con la estrategia de internacionalización de la compañía”, explican.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here