Prado inteligencia artificial 3

El mundo artístico sigue intentando atraer el interés del público con el uso de las nuevas tecnologías. Y el Museo del Prado es un claro ejemplo de esta unión entre cultura e innovación, no solo por sus diferentes colaboraciones con, por ejemplo, Telefónica y Samsung, sino por su empeño en seguir facilitando el entendimiento del arte a toda la población. 

De hecho, la pinacoteca ya lanzó hace unos años El Prado en la web, una iniciativa en la que impulsaban su gran proyecto digital de divulgación. Pero ha sido ahora cuando el Prado ha lanzado, junto con la colaboración de Telefónica, una nueva herramienta que, por un lado, permite utilizar la lectura aumentada para contextualizar históricamente obras y autores del museo, un extenso trabajo que se ha desarrollado con la ayuda de la Inteligencia Artificial, y por otro, contará con una línea del tiempo multicapa personalizable para entender, también históricamente, todo lo que rodeaba la creación de las obras de arte más destacadas.

La herramienta, creada en el contexto de su bicentenario –“nos gustaría que la sociedad entendiese esto como un regalo del Prado que hacemos con motivo de su aniversario”, ha declarado Miguel Falomir, director del Museo–, permite descubrir, “por ejemplo, qué estaba ocurriendo cuando Velázquez pintaba Las Meninas, qué filósofos o científicos eran coetáneos con Goya, o qué conflictos militares se produjeron en vida de Rubens. Con esta iniciativa, nos hemos situado de nuevo a la vanguardia de los museos en la red aplicando la Inteligencia Artificial”.

En cuanto a la herramienta de lectura aumentada –que contiene textos explicativos de 5.500 fichas de obra en su versión en español y casi 2.700 en su versión en inglés–, cabe destacar que se ha desarrollado gracias al motor de Comprensión del Lenguaje Natural (NLU), un sistema que reconoce directamente la búsqueda y la desambigua de los textos. Esto es, “que permite extraer los principales conceptos y temas tratados, por ejemplo, en una ficha de obra”. 

Prado inteligencia artificial

Por otro lado, el motor utilizado, –llamado Gnoss-Sherlock–, incluye una base de conocimiento e información estructurada de otras fuentes de la web, en concreto de Wikidata y Wikipedia, lo que permite tener un cierto entrenamiento para reforzar el acierto de la información de la propia página web del Prado, algo que ya está estructurado en su Grafo de Conocimiento –un conjunto de ontologías y vocabularios hibridados construidos de acuerdo con los estándares de la web semántica, lo que permite que pueda encontrar entidades homólogas para obtener más datos relacionados–.

“Con esta herramienta –ha explicado– queremos ofrecer de manera automática mucha de la información necesaria para la comprensión que requiere el lector contemporáneo no experto sobre las obras”. Y este conocimiento está, sobre todo, en las descripciones. De ahí la importancia del contexto: este facilita más la comprensión de los textos descriptivos de la obra y, por lo tanto, de los cuadros. Ahora, la información del Prado será más “didáctica y orientada al aprendizaje”.

La segunda parte de la iniciativa, la llamada Línea del tiempo, intenta reforzar esa comprensión. Aumentada también con el Grafo de conocimiento del Prado –y también con la antes citada Wikipedia–, la solución incluye en su contexto los hechos históricos, monarcas, gobernantes y políticos destacados, así como la producción artística, científica y filosófica de dicho período.

Con todo este bagaje, la Línea del tiempo permite al usuario seleccionar hasta cinco capas –una, como mínimo, es siempre la que contiene las descripciones del Prado– en las que se puede seleccionar el contexto histórico, filosófico, político, etcétera, pudiendo elegir también el orden de importancia. El número total de entidades que contiene la Línea del tiempo asciende a 50.000, “un contexto lo suficiente amplio”.

Utilizar un conjunto de datos externos como Wikipedia como base de contexto, es una novedad a nivel mundial en el entorno de los museos”, aseguran desde el Prado. De hecho, declaran que “hemos afianzado nuestra posición de liderazgo en la aplicación de las últimas y más punteras tecnologías digitales para la difusión de obras y artistas, consolidándonos como un referente internacional para museos e instituciones culturales en el uso de los principios de la web semántica, de la web de datos enlazados y, ahora, de la Inteligencia Artificial”.

Prado inteligencia artificial 2

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here