Santander

Consejos para pymes ante una nueva realidad digital

LinkedIn organiza un evento para pymes y emprendedores en el que, a través de varios expertos, han aportado consejos para aprovechar las oportunidades del mundo digital
pymes digital
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Antes, podía pasar un año hasta que se testaba una idea de negocio. Ahora, con las nuevas tecnologías, en una tarde se puede crear una página web con la que empezar a vender casi cualquier producto. Eso sin contar con la diferencia de inversión de dinero; actualmente, aprovechando la gratuidad de las redes sociales, las pymes y los emprendedores pueden captar a su público objetivo de forma más sencilla. 

Para mostrar su apoyo a las pymes en esta nueva realidad digital, LinkedIn ha organizado en evento en el que varios expertos han aportado consejos, a través de su experiencia personal, con el objetivo de ayudarlas a crecer y a afianzar sus negocios en un mundo que ha acelerado su transformación digital a causa de la crisis provocada por el COVID-19. La idea principal: que una crisis es una oportunidad y que el mundo digital ha abierto una veda económica donde no se vislumbra su final.

Adaptarse al medio

Para Fran Carreras, profesor asociado adjunto de ESADE, el primer consejo que daría a alguien que quiere emprender en esta época es aprovechar las redes sociales, porque “las redes sociales son más sociales que redes”, ha reiterado en varias ocasiones. “Vivimos en un momento difícil en el que se dice que lo digital es menos personal. Es mentira. Hay que tener una estrategia  y hay que tomar acciones deliberadas. Para conocer al público objetivo, primero, hay que contactar con él.

Es por eso que, para él, las tecnologías son, actualmente, los principales medios para conectar a las personas con las pymes. Pero no todo tiene que acabar en ella: “Se pueden utilizar, por ejemplo, para contactar con personas que previamente han sido filtradas a través de la red. En el fondo, el proceso es el mismo, solo que hay muchas más personas y más medias. Si hay que utilizar Zoom porque es lo que se puede hacer ahora, pues se utiliza. Hay que hacer lo mismo que se ha hecho siempre y adaptarlo al medio actual”.

Carolina Castillo, directora de partners de Microsoft España, se ha sumado a esta idea. La de que, ahora más que nunca, se han borrado las barreras que había en cuanto al uso de la tecnología. El cloud, por ejemplo, o el pago por uso, ha hecho que lo que utilizan las grandes empresas también pueda ser utilizado por las pymes.

Lo más importante, para empezar, según Castillo es aprovechar las herramientas básicas para modernizar el puesto de trabajo, securizarlo –“algo esencial, ya que debemos construir la base para protegernos”, ha subrayado”– y buscar diferentes herramientas para ecommerce, facturas electrónicas, bases de datos, gestión de clientes… “El abanico es muy amplio, pero no hay que tener miedo. Acceder a la mejor tecnología nunca fue tan fácil”.

Perder el miedo a lo digital

Andrés Cester, CEO y cofundador de Colvin y LinkedIn Top Startup 2020, ha repetido que el miedo no es una opción. Por razones obvias, el 2020 ha sido un año nefasto, pero a muchos emprendedores les ha unido el optimismo y la capacidad para intensificar oportunidades. “El consejo que le daría a todo el mundo en la sociedad actual es que tenga los ojos muy abiertos. El mundo ha cambiado y eso ofrece muchas oportunidades de negocio que todavía están por cubrir y que se cubrirán en los próximos cuatro o cinco años”. 

Lo principal, según Cester, es identificar en qué ha cambiado el mundo y cómo se puede participar. También según él, si se tiene los ojos bien abiertos, se pueden arreglar cosas desde nuestra propia mano. “Y no hay que tener miedo. Abrir una web se puede hacer en una tarde por 100 euros con mil herramientas baratas y fáciles de usar. No hay que tener miedo, parece un tabú. Pero todos tenemos móvil, sabemos usar Whatsapp… en el fondo, no es tan diferente”. 

Para Cester, que inició su andadura con Colvin en 2017, con lo que más me obsesionaría ahora sería con entender los problemas que tienen los usuarios. Un proceso relativamente sencillo: las pymes deben identificar qué se puede mejorar. “Trasladándolo al caso de nuestros clientes, descubrimos que por muchas razones relacionadas con el suministro de flores, el producto duraba poco y la experiencia de diseño tendía a ser mejorable. Detectamos el problema”.

¿Cómo actuar a partir de ahí? “Construimos tecnología para conectar los productos con nuestros clientes, metiendo procesos logísticos para hacerlo llegar mejor. Así, tendríamos más calidad, mejor precio y una marca mejorada. Y todo con la tecnología que contábamos. Hablar, escuchar, tener empatía es esencial”, ha asegurado.

Retener y fidelizar el talento

Para fidelizar y retener el talento en pymes solo hay una respuesta fácil: cuidarlo. Para Cester, el punto principal es que, desde el punto de vista del empleador, haya un interés para cuidar por la gente que se trabaja. “Eso no quiere decir que haya que ser paternalista”, ha afirmado.

Indispensable también contar con los que lo hacen posible: los propios trabajadores: “Hacemos encuestas internas constantemente, preguntamos a todo el mundo: dónde prefieren trabajar, qué necesitan, qué cosas echan de menos, cómo pueden conciliar, cómo se sienten remunerados… “. En base a eso, hay que intentar poner todos los medios posibles para que se sientan bien. “En cierto modo, son nuestros clientes también. No puedes resolver problemas a escala para tus clientes sin un equipo competitivo que pueda resolver problemas complejos”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Suscribete a nuestra newsletter semanal