La sostenibilidad llega al denim para quedarse: las ventajas de la era digital

El Corte Inglés organizó la novena edición de Ecoencuentro, donde contó con expertos que reflexionaron en torno a la innovación en el mundo del jean

denim

De gran enemigo del medio ambiente a abrazar la sostenibilidad. La evolución del denim ha sido cambiante a lo largo de su historia, como la de muchos otros tejidos del mundo textil; sin embargo, el sector ha mostrado en los últimos años un compromiso prácticamente al unísono en torno a fomentar modelos que no contaminen, no gasten agua en exceso y tampoco supongan una carga de trabajo forzoso para las empresas.

“La sostenibilidad en torno al denim ha entrado y salido en muchas ocasiones debido a que el sector ha sido incapaz de compensar factores como los costes, el diseño y la producción. Ahora parece que el camino emprendido es el correcto”, explicó ayer Ximo Lacomba, director de desarrollo de producto de EVLOX en el marco del IX Ecoencuentro organizado por El Corte Inglés. Lacomba, que pertenece a una compañía que lleva haciendo vaqueros desde 1846, explicó algunas iniciativas que la centenaria compañía está llevando a cabo para innovar en el sector, como por ejemplo Total Care, campaña cuyo objetivo es alcanzar el denim 100% sostenible.

De este concepto sabe mucho Adriana Galijasevic, experta en denim sostenibles de G-Star. La empresa ha creado este año el que llaman el ‘vaquero renovado sostenible’, un hito en su historia que ha hecho de la economía circular su principal aliado, ya que ha conseguido fabricar un pantalón reduciendo desperdicios y con materiales textiles nuevos como la fibra y el algodón íntegramente sostenible. “La innovación y la sostenibilidad forman parte de nuestro ADN; el impacto que queremos generar con nuestro productos es para los clientes y para la tierra”, señaló Galijasevic, que resumió el público de G-Star como “bioclientes de la moda”.

Jesús Blay, Area Manager de Jeanologia, ofreció algunas claves para que la industria del denim siga mejorando y avanzando hacia la máxima ecología. Menos agua, menos energía, sin químicos peligrosos y evitar comprometer la salud de los trabajadores fueron algunos de los puntos que expuso. “El denim también ha llegado a la era digital y aunque siempre habrá que emplear agua, química y mano de obra, la tecnología nos ayuda a evitar los malos hábitos del pasado”, manifestó Blay, que mostró ejemplos de innovación de su compañía, como el uso de nanoburbujas para lavar los pantalones.

En esta línea, María Blanes, directora de I+D+i AITEX Instituto Tecnológico de Innovación Textil, reconoció que pese a la buena dinámica que el sector textil lleva en cuanto a sostenibilidad, “presenta una serie de limitaciones que solo la innovación y la investigación pueden mejorar”. Para ello, Blanes hizo una llamada a la creatividad y destacó la iniciativa CreativeWear, del proyecto Horizonte 2020, cuyo objetivo es revitalizar el sector textil y de la indumentaria, “profundamente afectado por la crisis”, centrando la atención en la creatividad, el diseño personalizado y la producción artesanal de pequeña escala.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here