Pedro Duque seguido de Pablo Martín, Rafael Rodrigo y Teresa Riesgo
Pedro Duque seguido de Pablo Martín, Rafael Rodrigo y Teresa Riesgo. (Imagen: Ministerio de Ciencia e Innovación).

“Ha pasado algo más de año y medio desde que empezó esta aventura y, aunque ya llevo unas cuantas, parece que hace mucho más tiempo de aquella llamada del presidente Sánchez”. Pedro Duque, Ministro de Ciencia e Innovación, echaba la vista atrás en el que ha sido uno de sus primeros actos públicos de la recién estrenada legislatura. Ayer tomaban posesión de sus cargos dentro del ministerio encabezado por Duque Pablo Martín, Subsecretario de Ciencia e Innovación; Rafael Rodrigo, Secretario General de Investigación; y Teresa Riesgo, Secretaria General de Innovación.

La intervención del ministro se ha movido entre el balance, la autocrítica y una mirada hacia adelante. “Nuestros hijos y nietos tendrán un futuro mejor si mejoramos las condiciones de los científicos y los técnicos. Hemos de fomentar la economía del conocimiento y de la innovación desde una perspectiva humanista, sin dejar a nadie fuera”, apuntaba Duque, quien ha recordado que Pedro Sánchez le pidió en la mencionada primera llamada “ideas nuevas, gestión e imagen”.

Entre los retos afrontados en estos 20 meses de trayectoria, el responsable público destacaba el fomento de la contratación de personal investigador, la reducción de la brecha de género en las áreas STEAM (con iniciativas como la creación del ‘Observatorio Mujeres Ciencia e Innovación), la mejora de las condiciones laborales de investigadores jóvenes o haber aminorado la carga administrativa que tanto tiempo útil resta a los científicos de tareas más relevantes.

El ministro mencionaba además el refuerzo otorgado a la Agencia Estatal de Investigación y las nuevas atribuciones del CDTI, que ha ampliado horizontes con iniciativas como el Programa Cervera, creado para facilitar la colaboración público-privada y la transferencia de conocimiento.

Cambiar el rumbo

En el debe, Pedro Duque, aunque cree que “hemos trabajado bien y el proyecto debe tener continuidad” llamaba a la necesidad de “mantener la velocidad de crucero, o incluso acelerar aún más”. Se mostraba rotundo al afirmar que, “lo primero y más urgente” es contar con más recursos. “Tenemos que darle mucha más prioridad a la ciencia y a la innovación en este país”.

A lo largo de los últimos meses, Duque asegura haber atestiguado la calidad de la ciencia española y cómo no cesan de echar a andar empresas de base tecnológica. “Todo ello a pesar de que hemos perdido una década irresponsablemente. España ha caído a la cola de Europa en inversión productiva en el sistema de conocimiento. No podemos permitirnos que vuelva a ocurrir. La partida destinada a I+D+i debe aumentar desde ahora mismo. Tenemos que pedalear fuerte y, al menos, volver al pelotón. Ya veremos cuando apretamos para alcanzar al grupo de cabeza”.

Para hacer tangible esa declaración de intenciones, el ministro invitaba a no conformarse con lo logrado hasta ahora. “Hemos de ser más ágiles en la gestión además de facilitar y estimular la inversión privada en innovación”. La puesta en marcha de nuevos mecanismos de transferencia de conocimiento, el refuerzo de la carrera científica para llamar al talento o impulsar las infraestructuras científicas como palanca que atraiga proyectos e inversión internacionales, son algunos elementos que juegan a favor de esta estrategia.

Duque lanzaba un mensaje de consenso, vía única para que cristalicen estas y otras medidas, como el anhelado Pacto de Estado por la Ciencia y la Innovación. “Necesitamos acuerdos amplios con los demás grupos parlamentarios, las Comunidades Autónomas y la sociedad civil. Son retos ambiciosos, pero seguro que los podemos afrontar”.

Un equipo sólido

Pero Duque se refería a los tres protagonistas del acto de ayer como “los más indicados para afrontar lo que tenemos por delante”, y admitía haberles exigido “mucho esfuerzo, el mismo que me exijo a mí mismo”. “Sé que todos podríais tener una vida más tranquila y seguramente más recompensas si estuvierais en otro sitio, así que os agradezco profundamente que me acompañéis un tiempo más. Estoy seguro de que saldremos de aquí satisfechos”, añadía el ministro.

Pablo Martín

Pedro Duque alababa el trabajo que las últimas semanas ha llevado a cabo el Subsecretario de Ciencia y Innovación para poner en marcha el ministerio “otra vez desde cero y esperemos que de forma definitiva”. El ministro aludía así a la división de los departamentos de Ciencia e Innovación con el área de Universidades, encabezada ahora por el ministro Manuel Castells.

La decisión ha formado parte de los acuerdos de gobierno PSOE-Unidas Podemos y despertó cierta controversia. Sin embargo, tanto Castells como Duque han mostrado en sus intervenciones públicas la voluntad de remar juntos y conectados. Esta visión alineada les ha llevado a crear un órgano de coordinación entre el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Ministerio de Universidades.

Pablo Martín. (Imagen: Ministerio de Ciencia e Innovación).

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada, Pablo Martín es miembro del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado y cuenta con una amplia experiencia en varios ministerios ocupando diferentes puestos de responsabilidad. Ostentó el puesto de director del gabinete del Subsecretario del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad e Interior.

En 2015 fue nombrado director del Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE), organismo responsable de la gestión en España del Programa Erasmus+ y de la internacionalización de la educación superior. Desde el 11 de octubre de 2014 era Director del Organismo Autónomo Programas Educativos Europeos (OAPEE)  en el mismo departamento. En junio de 2018 fue nombrado Subsecretario de Ciencia, Innovación y Universidades.

Teresa Riesgo

Nacida en Madrid en 1965, es doctora ingeniera industrial por la Universidad Politécnica de Madrid (1996), ingeniera Industrial por la UPM (1990). Como decía ayer Pedro Duque, “una ingeniera brillante que ha puesto su talento al servicio de la innovación española”. Desde junio de 2003 es catedrática de Tecnología Electrónica en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la UPM (ETSII-UPM), donde ha desarrollado toda su carrera docente e investigadora.

Ha sido directora del Centro de Electrónica Industrial, subdirectora de Investigación y Relaciones Internacionales de la ETSII-UPM y, más recientemente, directora del Departamento de Automática, Ingeniería Eléctrica y Electrónica e Informática Industrial. Desde 2003 ha sido la representante de la UPM en la red TIME (Top Industrial Managers in Europe) y miembro de su comité de gestión. Es miembro de la Comisión Asesora de UniBasq, de la Comisión de Evaluación de la Calidad Institucional de ACSUCyL y de la Comisión Asesora de la División de Evaluación de Enseñanzas e Instituciones de ANECA Participa regularmente en paneles de evaluación de proyectos nacionales y de los programas marco de la UE.

Teresa Riesgo. (Imagen: Ministerio de Ciencia e Innovación).

Su actividad investigadora ha estado centrada en el diseño de sistemas embebidos, los sistemas de hardware reconfigurable y la electrónica para Internet de los objetos. Ha participado en unos 60 proyectos de investigación, desarrollo e innovación, nacionales y europeos, casi siempre en colaboración con la industria. Como resultado de su actividad investigadora ha publicado más de 200 documentos científicos en revistas y actas de congresos internacionales.

Rafael Rodrigo

Definido por Pedro Duque como “un gran científico y gestor, que fue cocinero antes que fraile”, Rafael Rodrigo nació en Granada en 1953. Licenciado en Matemáticas y Doctor en Ciencias Físicas por la Universidad de Granada, ha sido presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Inició su carrera científica en el Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC), del que fue director, y donde ha estado directamente implicado en la dirección de numerosos proyectos científicos sobre atmósferas planetarias y exploración del sistema solar. Especialmente en las misiones: Mars Express, Cassini-Huygens, Rosetta, Bepi Colombo y JUICE.

Rafael Rodrigo. (Imagen: Ministerio de Ciencia e Innovación).

Es autor o co-autor de más de 300 publicaciones científicas. Ha recibido premios de NASA y ESA; y ha sido o es miembro del Solar System Working Group (SSWG) de ESA; miembro del Editorial Advisory Board dePlanetary and Space Science; miembro del Editorial Advisory Board de Space Science Reviews; miembro del Advisory Panel for the Advanced Study Institutes Programme, NATO; miembro del Physical and Engineering Science and Technology Panel, NATO Science Programme; miembro del European Space Science Committee(European Science Foundation); Doctor Honoris Causa por la Universidad Metropolitana de Puerto Rico; Miembro del Comité Nacional en COSPAR (Committee on Space Research, International Council of Scientific Unions); asesor científico y miembro de la delegación Española en el Science Programme Committee de ESA; gestor del Programa Nacional de Espacio; Gestor del Programa Nacional de Astronomía y Astrofísica; miembro de la International Academy of Astronautics (miembro de su Consejo Rector); miembro de la Academie de l'Air et de l'Espace, France) y Vicepresidente de Organización y Relaciones Institucionales del CSIC. Actualmente es profesor de Investigación en el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) en Madrid, y ha sido director ejecutivo del International Space Science Institute en Bern, Suiza.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here