Manuel Serrano (IRB Barcelona): “Hoy, más que nunca, la investigación básica es atractiva para la industria farmacéutica”

irb barcelona galapagos manuel serrano fibrosis senescencia
El investigador ICREA Manuel Serrano. (Imagen: IRB Barcelona)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) y la empresa biotecnológica europea Galapagos NV, con sede en Bélgica, han establecido una colaboración con la que tratarán de identificar nuevas dianas de fármacos senolíticos. El objetivo es poder retrasar o revertir algunas enfermedades de tipo fibrótico o relacionadas con la inflamación.

“Nuestro laboratorio lleva muchos años dedicado a entender los mecanismos de la senescencia celular, una característica distintiva del envejecimiento y de numerosa enfermedades degenerativas”, explica a Innovaspain Manuel Serrano. El investigador ICREA, Jefe del laboratorio de Plasticidad Celular y Senescencia del IRB Barcelona, liderará el proyecto con Galapagos. “Una de las áreas de mayor interés pasa por identificar mecanismos de supervivencia celular que sean especialmente importantes para las células senescentes. Si interferimos farmacológicamente con estos mecanismos, podemos provocar la muerte o la eliminación de las células senescentes afectando mínimamente a las células sanas”. 

El investigador añade que en el IRB han sido capaces de realizar un cribado de todo el genoma humano para identificar los genes de supervivencia selectivos de las citadas células senescentes. “Con Galapagos vamos a profundizar en un conjunto amplio de estos genes. Optaremos por los más prometedores desde el punto de vista farmacológico”.

Un terreno fértil

La línea de investigación abierta es relativamente reciente. Es a lo largo de los últimos cinco años cuando se ha descubierto que las células senescentes son un agente patológico muy importante en varias enfermedades de tipo fibrótico. “Esto ha abierto toda una serie de nuevos mecanismos y dianas dirigidos a eliminar o matar estas células.  En modelos animales preclínicos los resultados son muy prometedores”. Una vez se obtengan los resultados de investigación definidos, Galapagos tiene la opción de patentar las dianas terapéuticas para el descubrimiento, desarrollo y comercialización de fármacos adicionales.

Manuel Serrano recuerda la importancia de estos avances debido a que muchas enfermedades degenerativas estudiadas en esta investigación son hoy incurables. Un ejemplo es la fibrosis pulmonar. “Es una enfermedad para la que apenas hay fármacos y, los pocos que existen, benefician solo a una pequeña fracción de los pacientes, y normalmente por un tiempo transitorio”. Ante esta tesitura, el investigador se muestra rotundo. “Cualquier mejora que retrase, o idealmente detenga o revierta esta enfermedad, supondrá una inmensa mejora para estos pacientes”. En cuanto a los próximos pasos, Manuel Serrano espera que profundizar en la relación entre la senescencia celular y el sistema inmune derive en nuevos desarrollos. “Es un ámbito que está generando mucho interés entre los investigadores”.

"La pandemia es el espejo que ha reflejado lo peor y lo mejor de nuestra realidad"

El pacto del IRB con Galapagos llega en un punto de inflexión para la ciencia a todos los niveles. “Creo que la pandemia ha sido un espejo que ha reflejado fielmente lo mejor y lo peor de nuestra realidad”, opina Serrano. El investigador considera que son pocos los países que han mostrado la capacidad movilizadora de sus investigadores. “Es el caso de EEUU y Reino Unido. Allí la investigación académica ha encontrado el músculo movilizador necesario en la industria farmacéutica. En Rusia o China, ese papel lo ha ejercido el Estado. El caso es que ninguna vacuna ha salido de la Europa continental. La UE no ha sabido o no ha podido encajar en ninguno de los dos modelos, y su excelente investigación académica no ha impactado ni en la sociedad ni en la economía”.

Manuel Serrano admite que esta situación, “triste y frustrante”, debería ser también motivo de reflexión para reforzar la investigación académica y sus vínculos con la industria farmacéutica. “A veces se plantean falsos dilemas entre investigación básica y aplicada. Hoy, más que nunca, creo que la investigación básica es muy atractiva para la industria farmacéutica. De hecho, la colaboración del IRB con Galapagos es una prueba de ello”, concluye.

Desde el IRB detallan que los fondos otorgados al laboratorio de Plasticidad Celular y Enfermedad por la Fundación "la Caixa" en el marco del Programa CaixaResearch han contribuido a los resultados que fundamentan esta colaboración. La Dra. Marta Kovatcheva, investigadora postdoctoral que también lidera este proyecto, cuenta con una ayuda de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

El pasado 2 de diciembre, Manuel Serrano recibió el 48º Premio Leopold Griffuel a la investigación fundamental en oncología. Una distinción que otorga en Francia la Fondation ARC.

Otras noticias

Anuario de la Innovación en España 2020