conocimiento ciéntifico

Conocimiento científico al alcance de todos

[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Xavier Salvatella: "Me gusta llevar la ciencia a la empresa y la metodología empresarial al laboratorio"

El investigador ICREA, jefe de grupo en el IRB Barcelona y fundador de Nuage Therapeutics, espera tratar patologías hasta ahora inabordables gracias al conocimiento adquirido en torno a las proteínas intrínsecamente desordenadas
xavier salvatella irb barcelona nauge anido proteinas desordenadas cancer de próstata
El investigador Xavier Salvatella. Imagen: IRB Barcelona.

BARCELONA. En el Laboratorio de Biofísica Molecular del IRB Barcelona, Xavier Salvatella (Barcelona, 1972) había trabajado durante mucho tiempo en el estudio de las proteínas intrínsecamente desordenadas. “Los análisis tradicionales de las proteínas señalaban que, para llevar a cabo su función, estas adquieren una forma tridimensional. Son objetos rígidos con una arquitectura bien definida, lo que facilita su estudio. Por ejemplo, cuando se producen mutaciones, podemos observar dónde tienen lugar exactamente y cómo afectan a la función de la proteína”.

A la hora de dirigir fármacos a la proteína para inhibirla, contar con unas estructuras de estas características también es muy beneficioso. Sin embargo, desde hace un par de décadas, la ciencia conoce que existe una fracción relativamente grande de proteínas que no están plegadas en estructuras tridimensionales. “Para llevar a cabo su función, estas proteínas se comportan más como si fueran un polímero. Son amorfas, aunque ello no impide que puedan tener una secuencia compleja”, añade Salvatella.

Licenciado en Química por las Universidades de Barcelona (Bsc, PhD) y Londres (MSc), Xavier Salvatella fue Research Fellow de la Universidad de Cambridge desde 2004  hasta 2008  y en 2006 se le otorgó un puesto de investigador ICREA. “Durante años, las proteínas intrínsecamente desordenadas han sido un misterio. Progresivamente, hemos entendido cómo pueden llevar a cabo funciones pese a no estar plegadas”, apunta el investigador, cuyo laboratorio ha sido importante para construir este nuevo conocimiento.

Una proteína clave

“Poco a poco, nos dimos cuenta de que podíamos utilizar lo aprendido acerca de su funcionamiento a fin de inhibirlas mediante el diseño de determinados fármacos”. Para conseguirlo, el investigador y su equipo se han centrado en un caso muy concreto: el de la proteína receptor de andrógenos. “Es una proteína con una función bien definida llevada a cabo por un dominio sin estructura (desordenado) relacionada con distintas enfermedades, una de ellas el cáncer de próstata.

Llegar a este punto es fruto también de ciertos azares. “En el laboratorio descubrimos (e inicialmente no le dimos mucha importancia), que las proteínas intrínsecamente desordenadas muy habitualmente llevan a cabo su función con condesados biomoleculares”.

¿Qué supone este hallazgo? La formación de agregados de proteínas siempre se había asociado a procesos patológicos como el alzhéimer o el párkinson. Sin embargo, algunas proteínas que carecen de estructura son capaces de formar un tipo de agregado, el citado condensado biomolecular que, en lugar de resultar patológico, lleva a cabo funciones en la célula.

“El hecho de trabajar con el receptor de andrógenos se debe a que, tiempo atrás, unos investigadores localizaron un fármaco que interaccionaba con este dominio en el cáncer de próstata. Por nuestra parte, hemos avanzado en ver cómo el fármaco interfiere con las funciones de la proteína y qué papel cumple la biocondensación molecular”, argumenta Salvatella.

Nuage Therapeutics

Una vez desentrañado el funcionamiento del fármaco, el grupo investigador del IRB Barcelona supo que sería posible descubrir fármacos aún mejores, y no sólo dirigidos a esta proteína. “Vimos el potencial no tanto de ciencia básica como de transferencia de tecnología y aplicabilidad”. Había llegado el momento de dar forma de empresa al proyecto investigador. En 2021 nacía Nuage Therapeutics.

La startup, “aún en fase de maduración-consolidación en lo tecnológico y en la gestión”, tiene a Judit Anido como CEO. En el equipo investigador, además del propio Salvatella, encontramos a otros expertos como Mateusz Biesaga y Denes Hnisz. Anido considera que Nuage Tx es “el vehiculo más eficiente para transformar la ciencia de bandera desarrollada por Xavier Salvatella en medicamentos que cambien el paradigma de las proteínas desordenadas de inabordables a abordables farmacológicamente para das así alternativas terapéuticas a pacientes actualmente sin opciones”. 

Aunque prevén levantar otra ronda de financiación en 2023 para seguir creciendo, Nuage Tx ha contado hasta la fecha con el apoyo financiero de Sabadell Asabys, Fundación la Caixa o la Asociación Española Contra el Cáncer. “Ahora sabremos si con el conocimiento desarrollado somos capaces de diseñar nuevos fármacos”, asegura Salvatella.

Un nuevo escenario para los tumores de próstata más graves

La compañía, con un método de investigación patentado, ha empezado su actividad desarrollando fármacos para el tratamiento del cáncer de próstata resistente a la castración. “El tumor de próstata es frecuente. Por fortuna, gran parte de los pacientes se cura mediante cirugía, pero no todos. Y los que quedan son muchos”.

Xavier Salvatella añade que el tratamiento que se administra cuando la cirugía no funciona termina por no ser efectivo una vez las células del tumor aprenden a convivir con el fármaco. “A partir de ahí, la enfermedad entra en un estadio en el que no existen tratamientos buenos. El dominio desordenado del receptor de andrógenos, indispensable para la proliferación de las células del cáncer, es el último punto que nos queda en ese momento para atacar el tumor”.

“La tecnología es la adecuada y los resultados muy prometedores. Podemos decir que todo marcha bien”, afirma el investigador. En su afán por dar pasos adelante, en Nuage Tx intentan determinar otras dianas terapéuticas en distintas enfermedades, aunque aún están en fases preliminares.

Científico-emprendedor

Salvatella percibe la creación de Nuage Tx como una extensión de sus otras actividades. “Resulta estimulante. Pusimos en marcha la empresa porque la investigación ya la habíamos llevado hasta donde podíamos. Tocaba dejarla en manos de personas con perfiles distintos que hicieran avanzar el proyecto. Es un orgullo ver que mis ideas y las de mi equipo se traducen en una oportunidad para pacientes de varias enfermedades”.

El investigador celebra que el IRB Barcelona sea un espacio idóneo para hacer fluir el diálogo entre ciencia y empresa. “Siempre he trabajado en el ámbito académico, donde las preguntas son muy básicas, fundamentales, y la aplicación final del trabajo investigador no siempre sabida ya que no es su principal objetivo. Nuage Tx me da la oportunidad de participar de primera mano la investigación aplicada en un trabajo de equipo. Me gusta llevar la ciencia a la empresa y la metodología empresarial al laboratorio”.

El experto vislumbra un futuro ideal en el que las empresas científico-tecnológicas se creen en España con la misma naturalidad con la que lo hacen en San Francisco o Boston, donde el vínculo academia-empresa consiste en un trasvase de talentos y modus operandi mucho más asumido.  

“Hoy grandes avances científicos pueden también venir de corporaciones como Google, no solo de la academia”, añade. “El sector tecnológico puede jugar un papel primordial en la ciencia básica. Espero que la mezcla de ambos mundos se incremente en España. Es importante que así sea para un mejor enfoque de la carrera profesional y de la discusión científica”, concluye Xavier Salvatella. 

Recomendadas

Deja un comentario