Con la colaboración de
Banco de Santander
Kelloggs

Kellogg’s y su mirada al pasado para construir el futuro

En 1906, la primera caja de Kellogg's se hizo en cartón reciclable. Más de un siglo después, la compañía trabaja para que todos sus envases sean sostenibles en 2025. Innovaspain ha conocido sus próximos compromisos en nutrición, sostenibilidad y apoyo a la comunidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En 1906, la primera caja de Kellogg’s se hizo en cartón reciclable. Más de un siglo después, la compañía, líder junto a Nestlé en el sector de cereal para desayuno a nivel mundial, echa la vista atrás para dibujar un futuro sostenible “que brinde un lugar en la mesa para todos”, como asegura Susana Entero, directora general de Kellogg Iberia. El objetivo de la empresa fundada por el estadounidense Will Keith Kellogg es que el 100 % de sus envases sean sostenibles –reutilizables, reciclables o compostables, todos derivados de la madera– en 2025.

Kellogg’s llegó a España en 1977 y es desde nuestro país desde donde se ha propuesto liderar esta estrategia a nivel europeo. “Hemos subido el listón y vamos a dar un paso más en nuestro nivel de excelencia en los próximos años”, apunta Entero. La compañía acaba de presentar un estudio en el que desvela algunas de las claves para entender al consumidor español y su nivel de conocimiento sobre las principales tendencias en alimentación. Al mismo tiempo, ha dado a conocer sus próximos compromisos en nutrición, sostenibilidad y apoyo a la comunidad.

“Para 2023 vamos a eliminar el 20% de azúcar para cereales infantiles sin afectar al sabor, lo que supone un gran esfuerzo e inversión en innovación y tecnología”, desvela Deisy Hervert, responsable de Nutrición de Kellogg Iberia. En ese mismo año, Kellogg’s pretende que todos sus cereales sean 100% fuente de fibra. “Que los cereales tienen demasiada azúcar es un comentario habitual en la sociedad. El consumidor cada vez está más preocupado por lo que come y debemos centrar nuestros esfuerzos ahí”, sostiene Patricia Fresneda, responsable de Marketing de Kellogg Iberia.

La propia Fresneda ha presentado el nuevo ‘Manifiesto del bienestar’ de Kellogg’s, un plan de acciones para mejorar sus alimentos con el objetivo de mejorar la nutrición de la sociedad y de “hacer un mundo mejor entre todos”, ha apuntado la responsable. Hasta el momento, el camino parece ser el correcto: la marca ha reducido significativamente en la última década el contenido de azúcar de sus alimentos, evitando así la ingesta de 1.700 toneladas de azúcares en la dieta de los españoles. Otro dato importante que ha presentado la compañía es que desde 1999 ha reducido la sal de sus cereales de desayuno más de un 52%.

¿Sabemos lo que comemos?

De cara a cumplir los objetivos alimenticios en esta década, la labor pedagógica se ha convertido en un factor clave para Kellogg’s. En su reciente estudio, la compañía ha hecho un recorrido por el conocimiento de los consumidores. “Pese a que la sociedad apuesta cada vez más por la alimentación saludable, ciertos conceptos que se han puesto muy de moda no están del todo claros”, asegura Patricia Fresneda. Es el caso de las dietas plant based –alimentos de origen vegetal–, desconocida por el 60% de los consumidores, o el movimiento real food, del cual un 33% de los españoles no saben en qué consiste y un 45% tiene una idea equivocada.

“Es necesario informar, no solo de la composición de los alimentos, sino también del origen y calidad de sus ingredientes, de cómo se cultivan, de los procesos de cocinado, de su garantía de seguridad… Es una cadena en la que todos, desde las empresas hasta el consumidor final, tenemos que formar parte para mejorar la alimentación del mañana”, concluye la directora Susana Entero.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

ZONA VIP

Accede a tus contenidos exclusivos

ZONA VIP

Accede a contenidos exclusivos

Suscribete a nuestra newsletter semanal