Identifican 40 genes que podrían explicar la conducta agresiva en humanos

genes conducta agresiva
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Investigadores de la Universidad de Barcelona (UB) y del Instituto de Investigación Sant Joan de Déu (IRSJD) han participado en un estudio internacional que ha identificado cuarenta genes relacionados con la conducta agresiva en humanos y en ratones. Este trabajo, que podría contribuir a perfilar futuras dianas farmacológicas, ha sido publicado por la revista Molecular Psychiatry.

La conducta violenta en los humanos se debe a múltiples factores y en ella influyen aspectos culturales y sociales pero también biológicos. Así, esta investigación internacional dirigida por la Universidad Estatal de Nueva York, busca aportar una visión más profunda e integradora sobre la base genética de la agresividad y las vías funcionales comunes que modulan el circuito cerebral de la conducta violenta en especies distintas.

Según ha explicado el investigador Bru Cormand, "la agresividad es un rasgo conservado a lo largo de la evolución biológica porque tiene ventajas para la supervivencia de las especies”. De esta forma, el estudio se ha centrado “en las bases biológicas de la agresividad, es decir, en aquellos factores endógenos que predisponen a manifestar determinados comportamientos antisociales".

En cualquier caso, Cormand ha subrayado que la agresividad “también tiene un componente ambiental muy significativo, que no ha sido considerado en este trabajo científico”. De ahí que, en su opinión, lo más idóneo sería “combinar datos genéticos y ambientales de los mismos individuos para tener en cuenta las interacciones que pueden producirse entre los distintos factores de riesgo que influyen en este tipo de conducta".

Por su parte Noèlia Fernàndez Castillo, otra investigadora involucrada en este trabajo, ha apuntado que “es probable que algunos genes determinados funcionen como nodos importantes de las redes génicas de predisposición al comportamiento violento, y probablemente estarían muy relacionados con otros genes con un papel más secundario”. Por eso, si alguno de estos genes centrales sufre alguna alteración, puede afectar al resto y derivar en una conducta agresiva.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Anuario de la Innovación en España 2020

ZONA VIP

Accede a tus contenidos exclusivos

[login_form]

ZONA VIP

Accede a contenidos exclusivos

[login_form]

Suscribete a nuestra newsletter semanal