Extremadura fomentará el empleo rural y el emprendimiento femenino

Samara Rural

La Fundación Caja de Extremadura, dentro de su área de emprendimiento, ha puesto en marcha Sámara Rural, un nuevo programa para el fomento del emprendimiento social focalizado en ámbitos rurales de la región que busca contribuir a la creación de ideas empresariales que, además de generar empleo, permitan la transformación de los pueblos, reactivando su economía y ofreciendo una buena calidad de vida para vivir en ellos.

“En los lugares más pequeños de España el emprendimiento también es necesario, especialmente para producir un cambio de mentalidad que produzca beneficios”, explica David Herrero, patrono de la Fundación Caja Extremadura y su responsable del área de emprendimiento. La iniciativa está destinada a mujeres y desempleados de zonas rurales de menos de 10.000 habitantes y lo que se pretende con ella es hacer llegar a estos colectivos vulnerables las nuevas oportunidades que brinda el mundo del emprendimiento, generando un cambio en su actitud mediante herramientas que inciden en la inteligencia emocional. “No debemos descuidar la agricultura porque es parte fundamental de la esencia y la riqueza española, y especialmente de Extremadura”, añade Herrero.

A través de talleres itinerantes en estas zonas se expondrán, en una primera fase, las oportunidades para la creación de una iniciativa emprendedora. Posteriormente, en una fase más avanzada del programa, se desarrollará un segundo taller para apoyar la generación de una idea de negocio orientada, bien hacia el autoempleo o, a un nivel más amplio, hacia el emprendimiento social, con la creación de proyectos que benefician al entorno y habitantes de la zona.

El consultor Jaime Ruiz Peña y Antonio Franco, director de la Fundación Caja Extremadura, firman el acuerdo.

La puesta en marcha de Sámara Rural también permitirá la creación de la Red NESS, una comunidad de emprendedoras sociales y solidarias en Extremadura con proyectos de negocio sostenibles englobados en Sámara Emprende, la plataforma de emprendimiento de la Fundación Caja de Extremadura. “Es un reto social apasionante conseguir aspectos como la incorporación laboral de la mujer al trabajo o que la innovación llegue a un sector tradicional como el agrícola. Por ello necesitamos emprendedores”, subraya Herrero.

Sámara Rural empezará a funcionar en los próximos meses, en cinco comarcas de la provincia de Cáceres. El programa se ejecutará a lo largo de 2018 y se estima que beneficiará a unos 900 extremeños que viven en estas zonas rurales. Para el desarrollo de esta iniciativa, la Fundación acaba de firma un acuerdo con Jaime Ruiz Peña, consultor extremeño experto en emprendimiento social y solidario y creador de numerosos proyectos en esta área en Extremadura, como PIES (Participación, Innovación y Emprendimiento Social) o NEES (Nuevo Emprendimiento Social y Solidario).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here