Punto de inflexión

Consejo de Ministros investigacion Pedro Duque

El viernes día 8 fue un buen día. Es tan poco habitual que uno de los temas centrales del Consejo de Ministros sea el referido a la ciencia y la innovación que hay que destacarlo. El paquete de medidas aprobadas entran en diversos temas, todos ellos de interés para el ecosistema que rodea la innovación, empezando por la investigación y terminando por la dotación económica que se le asigna a la Agencia Estatal de Investigación, que así podrá funcionar adecuadamente, es decir, que pueda cubrir los objetivos que se marcaron en su puesta en marcha. 

En los últimos meses ha habido un goteo importante de medidas, pero entiendo que este Consejo significa un punto de inflexión respecto a los últimos años, marcados por la recesión económica y por el amplio recorte a la hora de asignar recursos económicos al ecosistema innovador en  sus diferentes vertientes. 

Escribía  hace poco más de ocho meses en un artículo que titulé Esperando al nuevo gobierno sobre la necesidad de alejar al Ministerio de Hacienda de la fiscalización de las ayudas y subvenciones a la innovación. Esperar resultados anuales es una quimera en la práctica totalidad de los casos, cosa difícilmente comprensible para el modo de trabajar de un ministerio como el de Hacienda. Comentaban algunos responsables máximos de empresas y la entonces Secretaria de Estado, Carmen Vela, que mandar inspectores  a las empresas que solicitaban esas ayudas era la mejor vía para que demonizaran los procesos de investigación y desarrollo. Mala imagen para el empresario y malos resultados para el I+D+i. 

Ya en su día nos llevamos la grata sorpresa de que el nuevo ministro es una persona que procede del campo de la Iinnovación en su más amplio sentido y esta semana pasada nos dio una alegría. Por esto y por más cosas, como podrán ver en la propia referencia del Ministerio. Pero lo bueno es que no son solo las medidas que se tomaron el viernes en el Consejo de Ministros, sino las modificaciones que vendrán, entre ellas la atención especial al proceso de transferencia entre los investigadores y la empresa. Si logramos ampliar en este sentido las medidas y engrosar el presupuesto público (está previsto un 8% en el proyecto de Presupuestos) para la Ciencia y la Innovación, estaremos a un  paso convertirnos en un país comparable a los que nos rodean. Esto a nivel público.

Por lo que se refiere al sector privado, es bueno que siga esta línea de acción y que haya muchas más empresas que participen en el proceso innovador, sobre todo en el campo de las pequeñas y medianas. Aunque ya es antiguo mi convencimiento que las estadísticas del INE no recogen todas las que son por motivos que parecen que están también en vías de solucionarse. 

Todo ello nos lleva a pensar que estamos en un punto de inflexión importante. Ya lo fue el nombre del Ministerio, lo fue el nombramiento del titular y después lo ha sido de muchas maneras. Me ha gustado la crónica que mandado el ministro vía redes sociales de su estancia en la base española en la Antártida. Es un tema que hemos destacado y la visibilidad que le ha dado es importante. La ciencia necesita en España muchas cosas, y entre ellas están las medidas que agilicen y potencien el ecosistema pero también su visibilidad. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here