City Sightseeing

“Soy un soñador”, confesaba Enrique Ybarra en la última edición del Tourism Innovation Summit, un evento marcado por la pandemia del COVID-19 que dejó presente la importancia, ahora más que nunca, de la innovación para reactivar el turismo español. De un sueño precisamente nació la que con los años se ha convertido en una de las compañías líderes a nivel mundial de buses turísticos y un referente de este sector en España. City Sightseeing es la simbiosis perfecta entre turismo y transporte.

Cualquier viajero, el que más y el que menos, estará familiarizado con estos autobuses rojos sin techo que recorren la ciudad. Es una experiencia habitual en las más de cien ciudades donde opera City Sightseeing. Pero por extraño que parezca, en 1999 hacer uno de estos tours no formaba parte de la agenda del turista.

Ybarra recuerda que “en el año 2000 contábamos con solo cuatro tours”. De hecho, se trataba de una empresa conjunta entre Ensign Bus, radicada en el Reino Unido, y la propia City Sightseeing España, recientemente establecida. En la actualidad es un atractivo reconocido que abarca seis de los siete continentes. Aunque Pekín aún se le resiste. “Llevamos intentándolo desde el 2002. Teníamos incluso las licencias y el equipo montado”, cuenta Ybarra.

Enrique Ybarra, CEO y fundador de City Sightseeing, en una imagen de archivo.

¿El escollo? Una pandemia, también con China como origen. El SARS-CoV, conocido como el primer coronavirus, había llegado a la provincia china de Cantón. “Lo paralizó todo”, reconoce Ybarra, por lo que la compañía se centró en otros lugares. No le fue mal. En ese mismo año, City Sightseeing adquirió su mayor rival, Guide Friday, y de la noche a la mañana, como quien dice, llevó a la marca a casi 70 tours con 250 buses alrededor del mundo.

Ybarra no pierde la esperanza con el gigante asiático. De hecho, asegura que “lograremos estar en China”. Concretamente, Pekín sigue siendo su objetivo. No hay ninguna compañía de este estilo operando allí y el mercado chino es cada día una opción más atractiva para las compañías europeas que buscan expandirse.

El acelerado crecimiento de City Sightseeing se debe al concepto desarrollado con el modelo de franquicia. Sus recorridos son una combinación de operadores de buses locales que introducen la marca, el cambio de marca en otros tours de techo descubierto existentes o nuevos emprendimientos comerciales. “Para crecer rápido es importante tener los mejores socios locales. Ellos saben cómo funciona la administración y cómo es el público”, explica Ybarra.

En el público, precisamente, reside la clave del éxito para el CEO, que desde el principio comprendió la importancia de hacer de City Sightseeing una marca global. En su cabeza cuando terminaba la carrera en Estados Unidos en 1991 ya le rondaba la idea de hacer un proyecto internacional. La Expo del 92 en Sevilla le hizo pensar mucho en la capacidad turística de Andalucía y España en general.

“Analizaba cómo era el público y qué demandaban. Antes el turismo era un lujo, después pasó a ser algo más habitual y ahora es una necesidad. La gente necesita viajar, a pesar de este parón que estamos viviendo. Los consumidores ahora cambian prácticamente a diario. El gran reto es anticiparnos a lo que nos van a demandar. En esto trabajamos”, concluye.  

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here