Steelcase
El doctor Jack Lewis, neurocientífico, explica la importancia de la parte asociativa del cerebro de cara a la colaboración en el trabajo. (Foto: Innovaspain)

MÚNICH. Velocidad, complejidad, disrupción, innovación, colaboración... En el Learning and Innovation Centre de Steelcase, en Múnich (Alemania), estos son conceptos que no suenan a futuro. Los aplican y conviven con ellos diariamente. Es la única manera de cumplir a raja tabla el lema que circula a cada paso del centro, New work, new rules (Nuevas formas de trabajo, nuevas reglas). Desde hace un año, la multinacional americana especializada en soluciones para los espacios de trabajo camina junto a Microsoft en el marco de un acuerdo estratégico a nivel mundial para impulsar el desarrollo de espacios de trabajo que fomenten la creatividad de los trabajadores a través de la fusión de la tecnología y el entorno.

Según la investigación realizada por ambas compañías, la importancia de la creatividad ha dejado de ser un mero objetivo de futuro para las empresas, sino que forma parte de una firme estrategia por ser más productivas. Por ejemplo, el 62% de los trabajadores de diversos sectores creen que su éxito futuro dependerá de su capacidad para ser creativos o el 76% de los empleados sienten cierta angustia derivada de las tecnologías emergentes que cambiarán la naturaleza de sus trabajos en el futuro.

[Te puede interesar: Las reuniones de trabajo no volverán a ser lo mismo]

"Desde el principio de los tiempos el ser humano ha tendido la necesidad de colaborar. En un mundo cada vez más rápido, el entorno también juega un papel fundamental", sostiene Serena Borghero, Director of Research Communications de Steelcase. En este sentido, y según la investigación de Steelcase y Microsoft, hay una mayor necesidad de colaborar en las empresas, pero sólo el 25% de los encuestados cree que puede ser más creativo en los lugares que actualmente tienen disponibles para el trabajo en grupo.

El estudio también revela la conexión entre la creatividad y la privacidad, ya que los empleados clasificaron tener un lugar para trabajar sin interrupción como el segundo factor más importante que podría mejorar su creatividad, justo detrás de la necesidad de contar con más tiempo para pensar. El doctor Jack Lewis explica que "la parte asociativa del cerebro es la más importante porque es la que nos hace colaborar y tener empatía", dos aspectos que ganan cada vez más relevancia en el mundo laboral. De hecho, según el neurocientífico, el entorno en el que trabajamos puede decidir nuestro nivel de productividad. "No son tópicos. Estar cómodo en el lugar de trabajo puede decidir nuestro nivel de productividad".

Cinco espacios creativos

Steelcase y Microsoft han trabajado conjuntamente para desarrollar cinco entornos de trabajo que fomentan el trabajo colaborativo y creativo en las empresas. En todos ellos, Microsoft ha integrado varios de sus dispositivos tecnológicos con el mobiliario, concretamente los dispositivos Surface Studio y Surface Hub.

"La tecnología de Microsoft es el complemento perfecto a los espacios de Steelcase. Con nuestra alianza permitimos trabajar desde cualquier sitio, hacer que los equipos que no estén presentes puedan estarlo a través de la tecnología y lograr una mayor fluidez en el trabajo", celebra Robin Wittland, director de Surface Business Group de Microsoft.

1. Focus Studio: se trata de un espacio para fomentar el trabajo individual de concentración, al tiempo que permite una fácil adaptación para que dos personas puedan colaborar.

2. Duo Studio: trabajar con otra persona es un comportamiento esencial para fomentar la creatividad. Este espacio permite a dos personas cocrear, al tiempo que apoya el trabajo individual con la tecnología Microsoft Surface Studio.  

3. Ideation Hub: se trata de un espacio de alta tecnología que fomenta la participación activa y la igualdad de oportunidades para colaborar con otras personas a cocrear, compartir y perfilar ideas con compañeros de equipo distribuidos (aquellos que se encuentran en diferentes ubicaciones geográficas).

4. Maker Commons: las ideas socializadas y la experimentación son partes esenciales del proceso creativo. Este espacio está diseñado para estimular el cambio rápido entre conversación, experimentación y concentración.

5. Respite Room: el trabajo creativo requiere de diferentes estados del cerebro en los que hay que equilibrar el trabajo en grupo activo con el pensamiento individual.  Esta sala, exclusivamente privada, permite posturas relajadas para fomentar la atención y la concentración de una forma relajada y sin presión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here