Talent Clue o cómo humanizar el proceso de selección de personal

Procesos de selección eternos, nula comunicación entre las empresas y los candidatos y páginas de empleo anticuadas repletas de cuestionarios interminables es un resumen de cómo ve Talent Clue el ámbito de los Recursos Humanos. La startup española nació en 2013 precisamente con el propósito de revertir esta situación y adaptar los procesos de selección de personal a la era digital mediante un software que permitiese a los departamentos de Recursos Humanos organizar mejor todos sus procesos de selección y aumentar su productividad y eficiencia. Cuatro años después, empresas como Volkswagen Group Retail España o Condis utilizan su heramienta de Reclutamiento y Selección.

“Observábamos que las empresas utilizaban métodos anticuados y restaban importancia al proceso de selección, algo que además de perjudicar a los candidatos también perjudica a la propia empresa”, explica Toni Gimeno, cofundador y CMO de Talent Clue. Según los estudios de la startup, un 43% de los candidatos afirma preferir ser descartado que no recibir ninguna información del proceso, algo que para Gimeno “representa una triste realidad que evidencia la dejadez de ciertas compañías en la búsqueda del talento”.

“En 2017 muchos reclutadores siguen organizándose con hojas de Excel y sepultados bajo montañas de currículums en papel. Es algo que debemos desterrar cuanto antes”, afirma Ana Izquierdo, CEO de Talent Clue, quien cree que “muchas compañías están haciendo grandes esfuerzos encaminados a la transformación digital pero todavía queda mucho por mejorar”. Muestra de ello es que Talent Clue se ha consolidado como la herramienta de reclutamiento de cientos de empresas y alrededor de 8.500 reclutadores en todo el mundo.

Una metodología revolucionaria
El hito más importante en la trayectoria de Talent Clue tuvo lugar el 14 de diciembre de 2016. Ese día la compañía presentó mundialmente ante más de 1.500 personas el Inbound Recruiting, la metodología de reclutamiento en la que ya se han fijado compañías como LinkedIn. El sistema busca adaptar a los departamentos de Recursos Humanos al contexto de una era digital en la que quienes buscan empleo tienen más poder que nunca. La solución es sencilla: igual que las empresas disponen de webs para ofrecer sus productos y servicios a los clientes potenciales, ahora deben contar con páginas de empleo destinadas a atraer, enamorar y cerrar la contratación de los mejores candidatos.

“Las nuevas generaciones no se mueven solo por encontrar un empleo, sino porque también la empresa les seduzca para trabajar. Es un cambio de tendencia, ya que siempre ha sido el candidato quien tenía que hacer méritos. Ahora las fuerzas se han igualado”, asegura Gimeno, que adelanta “nuevas mejoras de cara al futuro dentro de la propia herramienta, que sin duda van a seguir revolucionando los Recursos humanos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here