Electra Sener

Otro de los éxitos de las colaboraciones público-privadas del sector aeroespacial contará con la colaboración de Sener. Se trata concretamente de Electra, el primer satélite comercial de telecomunicaciones con propulsión eléctrica de Europa, con un rango de masa de lanzamiento de tres toneladas. 

Su lanzamiento, previsto para el año 2023, está liderado por OHB –quien ha adjudicado el contrato a la española Sener– y por la Agencia Espacial Europea (ESA). El objetivo de Electra: desarrollar una nueva categoría de satélites de telecomunicaciones que, gracias al uso de la propulsión eléctrica, “reducirá considerablemente su masa y, en consecuencia, el coste de lanzamiento en órbita, en comparación con los satélites de propulsión química”, explican.

“Electra puede ofrecer un consumo de energía y capacidades de comunicación iguales a las que ofrecen los satélites más grandes mientras mantiene la masa de lanzamiento lo suficientemente baja como si fuera para satélites de lanzamiento más pequeño”, subrayan desde la ESA. Para ellos, este proyecto es “esencial” para obtener que el mercado acepte una nueva plataforma producto.

Cabe explicar también la importancia que tiene la propulsión eléctrica en el sector aeroespacial. Desde Sener indican que, según se ha demostrado, la masa de la propulsión eléctrica es “hasta un 90 % inferior que la propulsión química tradicional”. Esto es, que se reducirá a casi la mitad la masa del satélite Electra, lo que implica una reducción “radical” en los costes de las futuras misiones espaciales, así como el aumento de proyectos en compañías que antes no podían permitirse tal despliegue.

El papel de Sener en el satélite Electra

Entre las varias responsabilidades que deberá llevar a cabo Sener en el satélite Electra, quizá la más importante sea el diseño y la fabricación de los equipos mecánicos del soporte en tierra –los llamados equipos MGSE–. Estos sirven para el satélite se pueda mover de manera precisa en varias direcciones, permitiendo desde su propio lanzamiento a su transporte para pruebas, así como para un mejor acceso de técnicos. “Un gran desafío”, según Sener, debido a la dificultad de su construcción, ya que pueden llegar a pesar varias toneladas formadas por “miles de piezas y kilómetros de cables”.

Asimismo, Sener es “responsable de las antenas de telemetría y telemando en banda Ku y de dos antenas de cobertura global, una para la transmisión y la otra para la recepción, del proyecto Electra”. El comunicado de la compañía subraya que “este equipo ya pasó la revisión de diseño crítico y está a la espera de que comience la siguiente etapa de fabricación de los equipos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here