Con la colaboración de
Institución Educativa Sek

ProFuturo y la UPSA convocan a hackers jóvenes para hacer del mundo un lugar mejor

Vuelve #hack4edu por tercer año consecutivo, en formato híbrido y con dos novedades: adelanta las fechas de inscripción y suma a Campus 42, de Fundación Telefónica
#hack4edu ProFuturo presentación
Presentacion de la tercera edición de #hack4edu, de ProFuturo. (Foto: Ricardo Domingo)

A pesar de un día gris y lluvioso, el interior del Campus 42 Madrid de Fundación Telefónica ofrecía el pasado miércoles el contraste perfecto para la presentación de la tercera edición de #hack4edu. En el salón principal de la escuela de programación, el abanico de colores de las sillas y el ‘42’ sobreimpreso a un fondo grafiteado hacían más acogedor el acto del hackatón que busca a jóvenes con ganas de aportar su granito de arena para contribuir a un mundo mejor.

El #hack4edu de este 2022 mantiene la esencia de años anteriores pero trae dos novedades. Una de ellas es que se adelantan los plazos de inscripción que, de hecho, ya comenzaron para universidades y centros educativos este lunes 7 de marzo. La otra tiene que ver con el lugar donde se celebró la presentación. Campus 42 colabora por primera vez en esta actividad que impulsan ProFuturo (un programa de Fundación Telefónica y Fundación “la Caixa”) y la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), en colaboración con la Red de Cátedras Telefónica.

Ya avisaba Manuel José Ruiz García, coordinador de #hack4edu y gerente de analítica de datos de ProFuturo, de que estaban “en la cuenta atrás”. Él se encargó de desgranar en detalle tanto las novedades de esta edición como cuestiones que se mantienen. El perfil de joven “hacker” de entre 18 y 24 años no varía, al igual que se sigue buscando a aquellos vinculados a la programación, la informática, las telecomunicaciones, la educación o la pedagogía. Para ellos, las inscripciones arrancan el próximo 1 de mayo.

Un mes antes, el 1 de abril, comienza la recepción de propuestas. Cualquier persona interesada podrá enviar la suya relacionada, eso sí, con la educación digital. La III Edición de #hack4edu se desarrollará del 15 al 18 de noviembre de 2022.

48 horas de hacking y educación

Como anfitriona de la presentación de esta actividad, la Fundación Telefónica está convencida de las posibilidades de formar a jóvenes en una dimensión tecnológica. Justo al lado del salón donde se presentaba el evento, decenas de ellos estaban realizando sus propios proyectos de programación. Algo que destacó Luis Miguel Olivas, director de Empleabilidad e Innovación Educativa de Fundación Telefónica: “una de las cosas que pasa aquí es que todo los estudiantes que están programan por un bien social. Lo llevan en su ADN”.

­En resumen: “cuando juntas hacking con educación, pueden salir cosas maravillosas”, añadió. Como por ejemplo, que cualquier de las iniciativas que salgan ganadoras en #hack4edu puedan tener aplicación práctica en alguno de los más de 40 países donde trabaja ProFuturo. “El objetivo es mejorar calidad de vida de millones de niños y reducir brechas sociales”, señaló la directora general de ProFuturo, Magdalena Brier.

“¿Cómo hacerlo a través de la tecnología y la innovación educativa?”, es la pregunta que dio lugar a la creación de este hackatón, recordó. La respuesta trata de responderse a través de los proyectos desarrollados por los jóvenes participantes de cada edición. Unos retos a los que se enfrenta todo el equipo de ProFuturo “cada día” sobre el terreno.

De izquierda a derecha: Alejandro Chinchilla, responsable de Cátedras Telefónica; Magdalena Brier, directora general de Profuturo, y Vidal Alonso, decano de la Facultad de Informática de la UPSA. (Ricardo Domingo)

El alma social de #hack4edu lo completa la UPSA. Como una de las impulsoras, representa a la parte universitaria que engloba a 26 instituciones de países “vulnerables” buscando “repartir y compartir conocimiento para un mundo mejor”, expresó por su parte el decano de la Facultad de Informática de la Universidad Pontificia de Salamanca, Vidal Alonso.  

La educación digital posibilita escenarios imposibles hasta hace poco. Lo demostró Alejandro Chinchilla, responsable de Cátedras Telefónica recordando a un grupo de adolescentes ecuatorianas, todas madres, a las que preguntaron qué querían ser de mayores. Todas aspiraban a profesiones de alta cualificación. “Y les dijimos que hoy sí que es posible. Esa es una de las barreras que queremos derribar a través de este hackatón”.

Cerraron el evento los ganadores de la pasada edición. Miembros de Words4All, equipo de la UPSA; Hear4All, de la Universidad de Salamanca (USAL); el estudiante de la UPSA, Carlos Chinchilla; E-Señas, el equipo del Instituto Federal Catarinense (IFC) de Brasil, y los ganadores de las dos becas compartieron su experiencia y destacaron la importancia de tener oportunidades así para materializar ideas que contribuyan a mejorar la vida de personas en zonas vulnerables.

El evento se cerró con un coloquio entre Manuel José Ruiz, coordinador de #hack4edu, y los ganadores de la pasada edición. (Ricardo Domingo)

Premios

Los participantes optan a 7 premios que se dividen en dos categorías: Innovadora y Sénior. La Cátedra Telefónica ProFuturo-UPSA concede tres premios de 1.000 €, 700 € y 500 € a los tres mejores proyectos en la categoría Innovadora. Y otros dos premios de 1.000 € a los dos mejores en la categoría Sénior. Asimismo, la UPSA otorga como premio dos matrículas gratuitas para el Título Propio de Experto en Big Data, una en cada categoría.

El evento tendrá lugar entre el 15 y el 18 de noviembre, aunque el hackatón en sí durará 48 horas, las del 16 y 17. El 15 arrancará con el acto de inauguración y una sesión de coordinación, en la que se formarán los equipos y se asignarán los retos. De hecho, otra novedad es que se organizará la I Sesión Global de Networking, se encargó de anunciar Ruiz. El punto y final será el 18 de noviembre, cuando los equipos finalistas tendrán que presentar al jurado sus prototipos y se entregarán los premios a los ganadores.

La tercera edición continuará con la misma dinámica, con la sede de la UPSA como centro neurálgico del hackatón, al que se conectarán el resto de universidades y centros educativos que forman la red de aliados desde diferentes puntos del mundo.

Cualquiera de los proyectos deberá tener relación con alguna de las seis líneas estratégicas propuestas por la organización. Estas son: learning analytics; localización de plataformas y contenidos educativos; plugins en herramientas de gestión de aprendizaje Moodle; integración de bases de datos de registros (docentes, alumnos, etc.) en distintos países; soluciones para la recogida de datos en ubicaciones de baja conectividad (por ejemplo en zonas rurales); e inteligencia artificial aplicada a la educación.

Deja un comentario

Recomendadas