peaje

Si por algo se caracteriza el mundo del Blockchain es por su versatilidad, ya que es capaz de abarcar distintos ámbitos y generar soluciones que antes no existían. Y los peajes no se han quedado fuera de los beneficios de esta tecnología. Gracias a Bip&Drive, plataforma de pagos de servicios de movilidad y especializada en telepeajes, el blockchain permitirá tarificar el peaje de manera dinámica.

Este reto forma parte del programa Blockchain Car, el proyecto de exploración de la tecnología blockchain aplicada a la movilidad impulsado por Caelum Labs. Actualmente, la empresa se encuentra desarrollando una prueba de concepto que aúna la identidad digital del vehículo –en el que se detallan atributos como la antigüedad o la categoría ECO–, la identidad digital del conductor y de todos sus ocupantes (vehículo con alta ocupación para el desplazamiento a tarificar, conductor jubilado...), la utilización de un Smart Contract que se auto ejecuta en el paso por  peaje, y que resuelve la tarifa a aplicar en cada momento, y los monederos virtuales de cada uno de los ocupantes, entre los que se reparte el coste total del trayecto.

"Blockchain nos está permitiendo ser capaces de desarrollar modelos de tarificación totalmente variables que incentiven una movilidad eficiente sostenible y social", explica Josep Jové, director general de Bip&Drive. Dentro del programa, la empresa ha trabajado en diversos prototipos basados en blockchain, con el coche como eje común. En este sentido, Bip&Drive, que destina el 50% de su inversión a innovación y desarrollo, ha sacado del laboratorio su tecnología para realizar una prueba de aplicación real en autopistas españolas.

“En un mundo de alianzas y acuerdos entre instituciones y corporaciones, el uso de una tecnología como blockchain que aporta eficiencia para el tratamiento de las operaciones, verificación y confiabilidad de las transacciones generadas entre las partes, resulta realmente beneficiosa en todos los sentidos”, corrobora Jové.

Por su parte, Alex Puig, CEO y fundador de Caelum Labs, hace hincapié en la evolución de la movilidad en la actualidad. "Se verá afectada por tecnologías como el blockchain, la inteligencia artificial o el big data. Los datos capturados por dispositivos IoT (Internet of Things) ganarán relevancia para permitir la automatización, conectividad e integración de los datos y los sistemas de distintos proveedores de servicios".

Este escenario convive con la exigencia por parte de los usuarios de controlar su identidad, así como sus datos personales y preferencias. El objetivo, común, tanto de las empresas como de los propios usuarios es, como apunta Puig, "poder acceder a un nuevo entorno abierto de servicios de movilidad de forma eficiente y segura”.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here