Pagar con el móvil en los servicios de la EMT ya es una realidad gracias a Banco Santander

santander emt

Antes de que termine marzo, las 212 líneas y los 2.050 autobuses que componen la flota de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid podrán cobrar el viaje con pago móvil gracias a la tecnología contactless del Banco Santander y Mastercard. El Ayuntamiento de la capital y el banco anunciaron en febrero la puesta en marcha del nuevo servicio en la línea exprés que va de Madrid al aeropuerto Adolfo Suárez, un proyecto inicial que este mes dará paso al resto de las rutas madrileñas.

Esta nueva apuesta por la innovación comenzó hace un año, cuando el banco ganó el concurso público para la aceptación de tarjetas y móviles como medio de pago. Previamente, en 2016, ya había desarrollado el sistema en pruebas durante diez semanas en la línea del aeropuerto y en la del autobús número 27, que va desde la Plaza de Castilla hasta la Glorieta de Embajadores, recorriendo todo el eje Castellana-Prado-Atocha.

El nuevo servicio de pago contactless se aplicará inicialmente solo a la adquisición del billete único, no a los abonos. Sin embargo, entre finales de 2019 y principios de 2020 el uso se hará extensivo a más servicios y el Ayuntamiento habilitará también el sistema a todos los demás servicios de la empresa municipal: BiciMAD, grúa, aparcamientos de rotación y disuasorios y Teleférico. La pretensión tanto de la EMT como de Santander es que cuando el modelo esté completamente implantado sea posible calcular a posteriori una futura tarifa bonificada a abonar por parte de un usuario que haya empleado varios de los servicios en un mismo día.

El período de pruebas e implementación de estos sistemas en Madrid se ha replicado también en Santander, donde nació el grupo bancario y donde sigue celebrando sus juntas de accionistas. En 2013 introdujo allí las tarjetas contactless en virtud de un acuerdo con el Gobierno regional y el Ayuntamiento. Ya entonces se anunció que las nuevas tarjetas tendrían entre sus posibilidades actuar como “monedero transporte”, lo que daría a los usuarios acceso más sencillo a toda la red de transporte de esta comunidad autónoma, de la que no sólo forman parte los autobuses municipales, sino también la compañía Alsa y los ferrocarriles Feve y Renfe.

Desde el pasado mes de diciembre, las líneas central y 1 de la red municipal de autobuses de la ciudad han puesto en marcha otra prueba piloto que durará un año y que ha sido desarrollada por Mastercard con la colaboración del grupo presidido por Ana Botín. Además de poder abonar el billete sencillo sin utilizar efectivo, los residentes y turistas que utilicen este sistema se podrán beneficiar de transbordos gratuitos durante una hora. La tarjeta contactless podrá ser de cualquier entidad bancaria y tampoco necesariamente Mastercard.

Siguiendo los pasos de Europa

MasterCard y Santander tienen experiencia en los medios de pago para el transporte público en el Reino Unido. Uno de sus hitos principales ha sido su participación directa en el proyecto Transport for London. En autobuses públicos, metro, tranvías, buena parte de los trenes o su teleférico (el Emirates Air Line) el proceso de pago contactless con tarjeta y móvil comenzó en 2014. A finales del año pasado se sumó a este elenco el sistema público de alquiler de bicicletas de Londres, puesto en marcha en 2010 y que desde 2015 está patrocinado íntegramente por la filial del grupo español en el Reino Unido. De hecho, a estas bicicletas se las denomina Santander Cycles.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here