Navantia astillero

Navantia ha denominado como “astillero del futuro” a su centro para Ferrol-Fene. La razón, la presentación de la iniciativa F4ST, con la que pretenden llevar la innovación y la Industria 4.0 a la industria naviera. Durante este año y el 2022, el proyecto contará con un presupuesto de 10 millones de euros –financiado por la Axencia Gallega de Innovación y FEDER Galicia 2014-2020–. De hecho, también han anunciado sus primeros avances en este 2019.

Con F4ST, además de convertir a los astilleros de Ferrol y Fene en un centro de futuro –aunque seguirán construyendo buques militares y estructuras offshore, como hasta ahora–, buscan “mejorar la capacidad de respuesta en distintas líneas de producción mediante la integración de celdas de fabricación reconfigurables, concretamente en dos áreas que abarcan más del 60% de la actividad productiva del astillero, la línea de fabricación de sub-bloques y la línea de fabricación de jackets para la industria offshore”.

Con ello, desde Navantia aseguran que se conseguirá una mayor optimización y crecimiento de la productividad y de la calidad de sus propios productos, haciendo que se reduzcan los tiempos muertos y el retrabajado de los procesos obteniendo un mayor control en ellos. 

Así, como afirman desde Navantia, la gran innovación de F4ST consiste en la transformación de todas sus líneas hacia la Industria 4.0. No solo por su futura automatización, sino también por las tecnologías que implantarán en el astillero: “robótica, visión artificial, sensórica cognitiva, sistemas de control auto-adaptativas o analítica avanzada de datos (machine y deep learning), entre otros”. De hecho, en un comunicado aseguran que esta iniciativa convertirá al astillero Ferrol-Fene “en el más digitalizado y robotizado a nivel mundial”.

Entre los avances en este año 2019, Navantia indica que se encuentran centrando sus progresos en “definir los requisitos de las líneas y los criterios de validación para poder medir en una fase más avanzada del proyecto los avances experimentados por medio de las tecnologías a desarrollar”.

Pero Navantia no ha estado –ni estará– sola en la iniciativa F4ST, ya que cuenta con la colaboración de AIMEN, un centro de innovación y tecnología especializado en el campo de los materiales y las tecnologías de fabricación avanzada. “Nuestra especialidad son las tecnologías de unión y soldadura, tecnologías láser aplicadas al procesado de materiales, la robótica y automatización”, subrayan. 

En esta ocasión, para la iniciativa F4ST se encargarán de desarrollar soluciones “para el control dimensional e inspección de nudos para jackets; desarrollar una arquitectura digital que dotarán a ambas líneas de una trazabilidad total en la fabricación, facilitando el acceso a la información generada en las diferentes etapas en tiempo real (gracias a la sensorización, captación de datos y su análisis); y proporcionará un apoyo técnico continuo en el desarrollo de las líneas 4.0 de Navantia”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here