Minsait Coordinet

Las redes eléctricas ahora serán más flexibles y eficientes gracias a la colaboración entre Minsait, compañía de Indra, e Iberdrola. Con esta alianza se desarrollarán soluciones que hagan de la red de distribución una herramienta más sostenible no solo en materia económica, sino también medioambiental. Lo harán trabajando en la gestión flexible de los llamados recursos energéticos distribuidos (DERs), con la solución Onesait Utilities Prosumer.

La Onesait Utilities Prosumer es una plataforma inteligente de Minsait que servirá como base tecnológica de los pilotos que Iberdrola pondrá en marcha en Albacete, Murcia y Alicante –850 MW de potencia flexible, procedentes de generación distribuida de origen renovable (parques eólicos y mini-hidráulicas)–. 

“Esta herramienta –explican– permite la gestión activa de la demanda, coordinando la flexibilidad entre los puntos de consumo y generación, y facilitando la generación de patrones de modificación de carga selectivos mediante el uso de algoritmos inteligentes cuando el operador de red de una distribuidora anticipa restricciones en algún elemento”.

Esto es, que ayudará a mejorar la estabilidad del sistema eléctrico apoyándose en soluciones novedosas alternativas. La importancia radica en que son menos costosas que las tradicionales. "Actualmente, las redes eléctricas funcionan con plantas poco eficientes o inversiones para aumentar la capacidad de la red de distribución”. Además, “favorece la integración de las energías renovables, la reducción de las emisiones y la disminución de los precios de la energía”.

Sostenibilidad y flexibilidad

Por otro lado, cabe destacar que “un escenario con baja flexibilidad implica un sistema con un 11 % adicional de emisiones”, como afirman en el informe de ‘Flexibility Solutions for High- Renewable Energy Systems’ (Acciona y BNEF, 2019), adjuntado por Indra. De ahí que desde Minsait aseguran que “Onesait Utilities Prosumers resulta una solución clave para convertir la flexibilidad técnica en operativa y contribuir a mejorar la sostenibilidad medioambiental”.

Y es que, según Minsait, “facilitará la gestión completa de los procesos de flexibilidad, desde el alta de proveedores y sus DERs y el registro de necesidades de las distribuidoras, hasta la gestión de medidas de cara a una prefacturación de los servicios previstos para la modificación de la carga”.

En resumen, que se agilizará la coordinación entre el operador de red de la distribuidora, definiendo el intervalo y la cantidad de potencia que se considere modificar. También facilita el registro de las curvas de carga que cada uno de ellos deberá cumplir en la duración del evento de flexibilidad, así como su monitorización para definir los procesos de facturación.

[Le puede interesar: VIVES, el proyecto de realidad virtual de Endesa y Minsait para formar a sus trabajadores]

El programa CoordiNet

Esta colaboración ha nacido bajo el proyecto CoordiNet, una iniciativa europea, que ayudará a demostrar cómo los distribuidores y los operadores deben actuar de manera coordinada y utilizar el mismo grupo de recursos para adquirir servicios de red de la manera más confiable y eficiente. Se realizará a través de la implementación de demostraciones a gran escala, en cooperación con los participantes del mercado (y usuarios finales).

“El proyecto va dirigido a un sistema energético inteligente, seguro y más resistente mediante la demostración de modelos rentables para los servicios de redes eléctricas. Estos se podrán ampliar para incluir redes operadas por otros operadores y distribuidores, que serán replicables en todo el sistema energético de la UE, y  proporcionarán las bases para nuevos códigos de red, especialmente en respuesta a la demanda”, explican. 

Y, como consecuencia, el proyecto CoordiNet contribuirá “a abrir nuevas fuentes de ingresos importantes para que los consumidores proporcionen servicios de red y aumente la participación en el sistema eléctrico”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here