Manifiesto Digital Telefonica

En el año 2014, Telefónica presentó un manifiesto en el que expusieron cuáles, según la compañía, deberían ser las políticas públicas de las democracias en la era digital. Como vivimos en una sociedad donde la velocidad de todos los acontecimientos es vertiginosa, el discurso de la telco, obviamente, se ha quedado obsoleto. Por ello, han organizado una segunda edición de lo que denominan Manifiesto Digital, un documento “completamente renovado” que expone los tesis de Telefónica sobre los beneficios de la tecnología digital, así como de sus posibles riesgos.

“La tecnología digital ha modificado los ciclos económicos y ha difuminado las fronteras geográficas –explica José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, en el preámbulo del manifiesto–. Todo se ha acelerado hasta tal punto que el éxito o el fracaso tienen hoy duración muy corta. Las bajas barreras de entrada, los costes mínimos asociados a la innovación, y la alta velocidad de adopción de nuevos productos por parte de los usuarios, han hecho de la ‘Revolución Digital’ una revolución imparable. Nos guste o no, las sociedades y las empresas van a cambiar”.

Sobre ese cambio, Álvarez-Pallete –ausente en la presentación, pero muy activo últimamente en eventos de innovación–, considera que “no existen respuestas inmediatas ni sencillas, ya que el entorno competitivo de la economía digital es sumamente complejo y de rápida evolución a lo largo de toda la cadena de valor de Internet. Por eso, es crucial que los responsables políticos y reguladores se centren en lo realmente importante: promover las inversiones, la competencia y la innovación”.

Este toque de atención tendría, para Telefónica, un resultado lógico: un pacto digital que se centre en las personas, que sea accesible “para todos”. Este pacto necesitaría también una modernización de instituciones sociales, económicas y democráticas, así como una mayor colaboración público-privada.

El nuevo pacto digital, “un beneficio para todos”

Pablo de Carvajal, secretario general y director de Asuntos Públicos, Regulación y Negocio Responsable de Telefónica, ha indicado en el evento que se necesita un nuevo paradigma regulatorio que aplique a los mismos servicios las mismas reglas y que garantice que todas las empresas tengan las mismas posibilidades de innovar. “Las autoridades deben intervenir cuando sea necesario de forma rápida para garantizar la competencia justa y los derechos de los usuarios", ha apuntado.

Manifiesto Digital Telefonica
En la imagen, Pablo de Carvajal, secretario general y director de Asuntos Públicos, Regulación y Negocio Responsable de Telefónica.

Así, serían cinco los principios que llevarán el debate de un ‘nuevo pacto digital’ a los políticos. En primer lugar, la digitalización que, siempre según Telefónica, debe ser “un proceso inclusivo del que todos podamos participar […] el despliegue de banda ancha debe ser una prioridad para la administración pública. Por su parte, el sector privado tiene que dar con nuevos modelos de despliegue de infraestructuras y comercialización de banda ancha en zonas sin acceso que sean sostenibles desde el punto de vista económico”.  En segundo lugar, las políticas sociales y fiscales deben adaptarse a las sociedades digitales actuales. “Los gobiernos deben asegurarse de adoptar las políticas necesarias para que los ciudadanos estén preparados para guiarse en el nuevo entorno digital. Además, sus políticas sociales deben modernizarse y adaptarse a la realidad de los nuevos mercados, de tal forma que puedan proteger los derechos de los trabajadores y de la sociedad en general”, señalan en el documento.

Por otro lado, los usuarios deben conocer de forma trasparente sus datos y tener el control sobre cómo y cuándo utilizarlos. Solo así se logrará la confianza de ellos y se logrará explotar todo el potencial de los datos como impulsor de cambios sociales positivos en áreas como la salud, la educación, el transporte o el cambio climático”. El cuarto punto para Telefónica sería la sostenibilidad de Internet. Para ello, son necesarias plataformas globales de servicios digitales más responsables y comprometidas con el desarrollo social.

Por último, la necesidad de la creación de una Carta de Derechos Digitales. “Es necesaria una modernización de las políticas sociales y de los derechos de los ciudadanos en el mundo digital. Esta carta debe estar pensada en las personas para que proteja también sus valores y derechos fundamentales en el mundo digital. Los políticos, a su vez, deben de dar con soluciones globales y regionales a problemas ‘sin fronteras’ derivados de la propia naturaleza de Internet.

El Decálogo para un Internet abierto y seguro para la Economía Digital

Volviendo al Manifiesto Digital, Telefónica ha creado un decálogo que creen que ayudará al desarrollo de un Internet más seguro para todos, además de contribuir al potencial definitivo de la economía digital. Son diez puntos “clave para la disrupción tecnológica de nuestro país”, aseguran.

- Fortalecer la confianza digital a través de Internet segura capacitando a los ciudadanos para que tengan el control de sus datos personales.

- Hacer realidad la portabilidad de la vida digital para que los consumidores puedan usar sus datos, información y aplicaciones de forma independiente al dispositivo o plataforma en uso.

- Abrir las app stores, los SSOO móviles y otra plataformas digitales para ampliar la libertad de los usuarios, su capacidad de elección y la competencia.

- Promover la interoperabilidad de aplicaciones de Internet y servicios de comunicación y mensajería para mejorar la experiencia del usuario y favorecer la competencia.

- Incrementar la transparencia de las condiciones de uso de los servicios de Internet y la diferenciación entre publicidad e información en los resultados de las búsquedas online.

- Transformar los modelos educativos, los procesos de aprendizaje y la enseñanza mediante la adopción de tecnologías digitales y servicios basados en recursos y estándares abiertos.

- Fomentar modelos de innovación abierta y estándares abiertos y evitar que medidas injustificadas para proteger la propiedad intelectual restrinjan los procesos de innovación de la economía digital.

- Desarrollar un marco regulatorio justo estableciendo las mismas reglas para los mismos servicios digitales, una regulación inteligente basada en políticas orientadas a resultados y un sistema de supervisión caso a caso.

- Hacer posible un Internet accesible para todos estableciendo condiciones adecuadas para la inversión privada en infraestructuras de banda ancha.

- Adaptar la Gobernanza de Internet al nuevo contexto global siguiendo sus principios fundacionales e incluyendo en igualdad de condiciones a todas las partes interesadas.

Por último Álvarez-Pallete, como dirigente de Telefónica, pretende encabezar e impulsar este proceso de transformación “ayudando a todo el mundo a acceder a lo mejor que ofrece la tecnología y a disfrutar de un mundo fascinante. La tecnología pone a nuestro alcance posibilidades inimaginables y puede mejorar nuestra vida de mil formas”.

[Si quiere acceder al Manifiesto Digital completo, pulse aquí]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here