Los ecosistemas de innovación se transforman en torno a la persona

De izquierda a derecha, Rubén Hernández (Banco Sabadell), Elena Ivars (Alain Affelou), Javier Paniagua (Calidad Pascual) y Óscar Katime (EY, moderador de la mesa)

La segunda edición del innovationHUB de ideas4all Innovation (celebrada en la sede de EY en Madrid) ha puesto de relieve que la innovación ha dejado de ser un circuito cerrado. Las organizaciones de hoy se abren a las ideas y sugerencias de sus diversos stakeholders y apuestan por innovar a través de un ecosistema formado por recursos propios y externos. En la apertura del evento, Federico Linares, consejero delegado de EY España se refería a la línea seguida por la consultora en la que el interés por los procesos en sí mismos se asemeja al que suscita la más innovadora de las tecnologías. 250.000 trabajadores en todo el mundo organizados de modo jerárquico no ha impedido la puesta en marcha de una organización paralela –Proyecto Dédalo– que contribuye notablemente en la toma de decisiones y que funciona como una red neuronal.

“La empresas más innovadoras tienen hoy en común concebir a sus empleados, clientes o proveedores como fuentes de innovación y para ello se hace imprescindible su voluntad por escuchar a cada parte y fomentar la interacción y la transferencia de conocimiento e ideas entre todas ellas dentro del ecosistema”, destacó al respecto Pilar Roch, CEO de ideas4all Innovation.

Así, una primera mesa redonda con Eva Ivars, Directora General de Alain Afflelou; Javier Paniagua, Jefe de la Oficina Digital de Calidad Pascual y Rubén Hernández, Director del Proyecto BS idea en Banco Sabadell; permitió conocer algunas de las acciones que conforman el ecosistema de innovación de estas compañías y su relación con terceros, mediante la cocreación con clientes, el intraemprendimiento o el talento interno, respectivamente.

“Necesitábamos saber más de nuestros clientes así que lanzamos distintos retos para que nos propongan cosas”, dijo Ivars, quien explicaba cómo esa plataforma que involucra a los consumidores ha evolucionado del B2C al B2B y ahora obtienen información y sugerencias de expertos, ópticos (siguen un modelo de franquicia) y proveedores de Alain Affelou. Fruto de esta mayor fidelización, varias ideas –“buscamos que tengan impacto en el mercado y que sean fáciles de implementar”- se han hecho tangibles como una gafas con cristales intercambiables de forma sencilla.

Javier Paniagua, Jefe de la Oficina Digital de Calidad Pascual destacaba como iniciativa principal en este nuevo entorno Pascual Startup, que pronto presentará la tercera edición, con la novedad de incorporar a la recopilación de proyectos al ámbito universitario, a sabiendas de que esas ideas estarán en una primera fase de maduración. En paralelo, Pascual Startup Intraemprendimiento arrancó a mediados de septiembre invitando a todos los empleados del país a exponer sus ideas. Ya llevan más de 300 propuestas y los ganadores tendrán la ocasión de presentarla al comité de dirección en Madrid y de liderarla en caso de que la compañía opte por darle una oportunidad en el mercado.

Veterano en la escena de la innovación abierta, BS idea, la comunidad de ideas de Banco Sabadell ha contado hasta la fecha con la participación de 10.000 empleados. Para dar un paso adelante en el plano colaborativo, hace unos meses lanzaron InnoCells, que aborda proyectos de emprendimiento ajenos a la organización del banco.

Entre las dificultades a las que se enfrentan, los tres directivos han coincidido en la importancia de mantener viva la implicación de los equipos encargados de la valoración-validación de estas ideas. Como apuntaba Rubén Hernández, es complicado seleccionar expertos que sean proactivos, que actúen como un primer filtro en la selección de ideas antes de que éstas accedan al último peldaño y al visto bueno de la dirección del banco. Para Ivars, la ventaja con la que cuentan en su empresa es que han diseñado un comité de expertos muy reducido al que se le deja trabajar en esa línea sin interferencias. “Lo que no está agendado acaba desapareciendo”, Por su parte, Javier Paniagua añadía que es fundamental no lanzar este tipo de proyectos sin la implicación de la alta dirección de las empresas. Todos han coincidido en que las iniciativas que plantean requieren de una intensa labor de comunicación para que no decaigan ni la percepción ni la participación por parte del público de interés.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here