Laura delgado socia directora Ayming

Son días de máxima actividad en Ayming. A la presentación de su segundo ‘Barómetro de innovación Internacional’ (una herramienta de máxima utilidad para entender el contexto económico actual) se une la participación del equipo en distintos foros de discusión donde tratan de clarificar un escenario en el que no siempre es fácil distinguir las oportunidades. Sobre estas acciones, y con los clientes en el centro, Laura Delgado, Socia Directora de Ayming explica que esta cercanía es una de las máximas de la empresa. “Trabajamos así tanto en épocas de bonanza como ahora, cuando tiene más sentido si cabe contar con un buen plan de financiación pública y privada u optimizar las inversiones en innovación. Son factores que potencian la resiliencia y la resistencia de las empresas”.

Ayming lleva a cabo este asesoramiento en todos los ciclos de las organizaciones, también en situaciones de máximo estrés como el que a muchas les ha tocado vivir ahora. “Incluso en los peores momentos de la pandemia surgieron oportunidades cuando el Gobierno de España, por ejemplo, financió iniciativas dirigidas a luchar contra el virus”, apunta Laura Delgado.   

Planes de recuperación

En la empresa tratan de contribuir a eliminar el ruido de fondo y la rumorología en torno a un asunto primordial: las ayudad públicas que España y Europa están articulando para facilitar la salida de la crisis. Bruselas destinará 140.000 millones a España. De estos, 72.000 llegarán en forma de transferencias y el resto como préstamos ventajosos. El presidente Pedro Sánchez anunció que el ‘Plan de recuperación, transformación y resiliencia de la economía española’ se articularía en 4 ejes: transformación digital, transición ecológica, igualdad de género y cohesión social y territorial.  

“La pandemia ha puesto en valor la importancia de la ciencia a mayor escala. Espero que ocurra algo similar con la I+D+i. Las oportunidades para las empresas tienen que estar vinculadas a una innovación cercana al mercado. Dependerá del sector, pero si todo avanza según se ha diseñado será un impulso importantísimo para el turismo, la sanidad, lo agroalimentario y la movilidad. Y tiene sentido que así sea. Es mucho dinero y no nos cansamos de decir que habría que hacerlo muy mal para no aprovechar el momento”, señala Delgado.

Ayming ayuda a las empresas a nadar en el mar de burocracia y exigencias que supone el acceso a estas ayudas. “No garantizamos el éxito, pero sí que los proyectos estén alineados con lo que se pretende. Europa ha sido clara en este sentido: priorizará proyectos de país, transformadores, trasversales, disruptivos… donde pesen lo digital y la sostenibilidad en una confluencia estratégica con el Green Deal”.

Capacidad de anticipación

Laura Delgado invita a las empresas a que se preparen con tiempo. “Las convocatorias de ayudas empezarán a llegar en el segundo trimestre de 2021. Es mejor que las compañías y las administraciones alcancen esa fase con un plan bien definido. Les acompañaremos para que cada paso sea más fácil”.

En cualquier caso, la Socia Directora de Ayming tranquiliza a los que aún no hayan hecho los deberes. “Hay margen, pero uno de los grandes retos, especialmente en el caso de las pymes, tendrá que ver con su capacidad de adaptación sin olvidar que la innovación es un pilar fundamental de progreso. Del mismo modo; grandes empresas, pymes, micropymes, administraciones públicas y startups han de rodearse de un buen ecosistema; de compañeros de viaje con los que la innovación abierta sea una realidad operativa”.

Ayming puede ayudar a crear esos entornos colaborativos. También a dibujar las líneas de los citados planes para para que se semejen al máximo al leitmotiv de las oportunidades plasmadas en las convocatorias. “Hay aspectos de las ayudas que se han concretado y otros puntos aún por definir, pero nuestro consejo es que todas se pongan manos a la obra con la definición de un plan estratégico a medio plazo”, insiste Delgado.   

Combustible adicional

Laura Delgado celebra que ayer la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) atendiera algunas demandan que ahora cobran especial importancia. El organismo recibió el encargo del gobierno de elaborar un informe con el que determinar si las deducciones a la I+D+i incentivan realmente las inversiones como para ser aplicadas. “La AIReF llama incluso a mejorar estas deducciones”, afirma Delgado. El informe también promueve que se acorten los plazos actuales del cash back, la opción de monetizar las deducciones, en un momento en el que la liquidez es vital. “También es muy buena noticia que el Gobierno incremente un 80% el presupuesto para I+D+i, hasta los 11.483 millones de euros”, añade

En definitiva, en Ayming gestionan la combinación más efectiva de todos estos incentivos teniendo en cuenta cómo evoluciona la empresa. “No es lo mismo un startup en sus inicios, a la caza de financiación, que una compañía asentada con una necesidad específica. Este ajuste de los planes al contexto es primordial también hoy, cuando el objetivo único de muchas empresas es sobrevivir”, concluye Laura Delgado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here