La Universidad de Córdoba investiga en el campo del diagnóstico precoz

Manuel José Rodriguez, investigador del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Córdoba
Manuel José Rodriguez, investigador del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Córdoba

Investigadores del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Córdoba y del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla desarrollan el prototipo de un sistema de detección de infecciones que aceleraría los tiempos de diagnóstico en enfermedades como la neumonía. Mediante una tira predictiva, parecida al test de embarazo, se ha conseguido determinar de forma experimental la presencia de esta bacteria en el organismo. Este descubrimiento ayudaría a la temprana detección de esta infección, que deja más de 900.000 muertes infantiles en los países en vías de desarrollo.

Manuel José Rodríguez, responsable de la investigación, nos cuenta que la clave de este sistema radica en las proteínas que se encuentran en la superficie del neumococo. Los investigadores han separado estas proteínas exteriores para poder usarlas en contra de la bacteria. “La investigación consiste en identificar las proteínas de la superficie de las células patógenas”. Mediante la elaboración de un “chip” de proteínas, se ha procedido a la selección de proteínas a las que poder dirigir una acción terapéutica o de diagnóstico. En este punto se han tomado grupos de control infantiles del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, para poder determinar qué proteínas discriminan la infección.

Una  vez identificadas las proteínas, los investigadores han destacado tres como claves para la detección de la bacteria en el organismo, “con estas proteínas hemos elaborado una tira predictiva que sirva para diagnosticar de forma rápida y fiable la infección en un paciente”, añade el investigador. Gracias a este trabajo de precisión, los investigadores han podido desarrollar un prototipo que han probado con éxito y que mejora el diagnóstico de la neumonía en menores de cuatro años. “Esto es especialmente útil para niños pequeños, donde las infecciones pueden tener un curso veloz, y para países en vías de desarrollo, donde la incidencia de la infección es mucho mayor que en los países desarrollados”, afirma el investigador.

Pese a los buenos resultados obtenidos en cuanto a rapidez y eficacia en la detección de la bacteria, el investigador responsable de este proyecto se mantiene cauto,” estamos realmente lejos de que esto se pueda trasladar a la química, pero la idea es que en un futuro esta herramienta o algo similar basado en esto pueda hacerlo, al fin y al cabo es una herramienta de fácil uso e interpretación, para poder acortar los tiempos de detección de infecciones” añade. La idea del proyecto es poder trasladarlo a la sanidad pública y poder llevarlo a los países en vías de desarrollo, sin embargo como insisten los investigadores, se trata de un prototipo en sus fases iniciales que precisa todavía de validación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here