El equipo de Jubel.

Democratizar el acceso a un asesor de viajes experto. Esta es la idea detrás de Jubel, una startup que utiliza inteligencia artificial para crear itinerarios y seleccionar las mejores opciones para el viajero. “Somos una plataforma de tecnología que te hace más fácil planear una experiencia de acuerdo con tu presupuesto y estilo”, explica Nico Bergengruen, cofundador y director de marketing y desarrollo comercial de la empresa. El proyecto resultó ganador recientemente en el South Summit en Madrid, en la categoría de viaje, y hace unos meses se llevó el premio al mejor equipo, en la edición celebrada en Colombia.

La plataforma que ha desarrollado la empresa es como tener “un agente de viajes virtual”, solo que más accesible ya que el porcentaje que cobra es mucho menor que el de la industria en general (entre un 5 y 10 % frente al 20 %), de acuerdo con Bergengruen.

La startup, formada por seis personas a tiempo completo, con un promedio de 30 años, está cerrando una ronda de capital semilla. En los últimos 12 meses, ha ingresado un millón de dólares.

La base de datos de la plataforma está compuesta por más de 1.000 destinos y servicios. “Hemos mandado gente a todos los continentes, a más de 100 países”, añade Bergengruen. Hasta ahora su mercado ha estado más enfocado en países de habla inglesa y los destinos más populares este último año han sido Portugal, Islandia y Colombia. Sus clientes son gente de entre 25 y 40 años, que trabaja, tiene el tiempo limitado para planear viajes y cuenta con algo de ahorros.

El sistema, que se basa en aprendizaje automático, funciona mejor entre más gente lo utilice, detalla Bergengruen. Esto mismo permitirá automatizar cada vez más partes del proceso. “Gradualmente vamos a depender menos y menos de humanos”, afirma. En un futuro toda la planeación del viaje será casi totalmente automatizada, según Bergengruen; los especialistas solo ayudarán a completar los últimos detalles del viaje.

Aunque legalmente la compañía es estadounidense, sus integrantes vienen de distintos países (México, Estados Unidos y Uruguay) y la oficina principal está en la Ciudad de México. Bergengruen -un uruguayo-alemán que ha vivido la mayor parte de su vida en EE. UU.- y el CEO Jose Pablo Toscano se conocieron en Filadelfia, el primero estudiaba en la Escuela de negocios de Villanova, mientras que el segundo en la Escuela de negocios Wharton de la Universidad de Pennsylvania

En 2015 estos amigos -y ahora, socios- empezaron con la idea y un año más tarde lanzaron Jubel. A raíz de su primer fichaje, que venía de una agencia de viajes de lujo, empezaron a construir una base de datos y a establecer relaciones con proveedores locales. Con sus ahorros invirtieron en la tecnología primaria. Y así es como surgió y ha ido creciendo esta empresa que diseña viajes a la medida de todos los curiosos que quieren vivir una experiencia fuera de lo común.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here