Interconexión submarina entre España y Francia

interconexion submarina España Francia

La conexión eléctrica europea puede encontrarse reforzada gracias a que España y Francia pretenden estar conectadas por un enlace submarino en el Golfo de Bizkaia. Esta iniciativa, declarada como Proyecto de Interés Común por la Comisión Europea y por el Parlamento Europeo en el año 2013, no es algo ajena al mundo de la innovación. Sin embargo, esta misma semana se ha dado un gran paso adelante para que se construya, ya que Red Eléctrica, encargada del enlace en España (bajo el consorcio Inelfe, junto a la francesa Réseau de Transport d’Électricité), ha cerrado su fase de consulta y participación pública.

Si bien cada estado instruirá y autorizará el proyecto según sus propios procedimientos, la Unión Europea exige que los Proyectos de Interés Común garanticen la información y la participación pública. De ahí la organización de estas jornadas de puesta en común, que empezaron en septiembre del año pasado. Según los datos de Red Eléctrica, en ellas se han celebrado “un total de 14 reuniones, siete de las cuales han sido encuentros técnicos con expertos, cofradías de pescadores, científicos, universidades, etc., y otras siete charlas informativas para vecinos de los municipios de Laukiz, Maruri-Jatabe, Mungia, Lemoiz, Bakio y Gatika, localidades que han contado también con puntos de información. En total, han acudido más de 700 personas a estos encuentros informativos”. Por otro lado, también se han recibido por escrito consultas, sugerencias y otras manifestaciones de aproximadamente 1.300 personas, que se han analizado y respondido desde el punto de vista técnico y ambiental.

El proyecto de interconexión submarina

Esta interconexión submarina aumentará la capacidad de intercambio comercial con Francia hasta los 5.000 megavatios (MW). Del mismo modo, esto supone una mayor conexión eléctrica con los países del resto de Europa, ya que el proyecto permitirá una mejor integración de energías renovables, así como un incremento de la eficiencia de sistemas interconectados. La interconexión tendrá una longitud de 370 kilómetros y enlazará la red de transporte española desde Gatika con la francesa en Cubnezais, al norte de Burdeos. Estará compuesta por cuatro cables, dos por cada enlace, en corriente continua con una capacidad de transporte de 2.000 MW. Por otro lado, la longitud del tramo submarino será de 280 kilómetros aproximadamente, mientras que el tramo terrestre será de 10 kilómetros en España y de 80 en Francia.

Congreso IA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here