España Vacia

A lo largo de un año contamos muchas informaciones sobre brillantes investigaciones, ideas que surgen entre jóvenes y no tan jóvenes que destacan por su originalidad y brillantez, procesos nuevos y tecnológicamente avanzadas, empresas que tienen éxito gracias a sus innovaciones y mejoras, etcétera; pero, entre todos estos temas, me ha llamado la atención el decidido apoyo de la Fundación I+E, que reúne a diez prestigiosas multinacionales ubicadas en España desde hace tiempo, a las 'Palancas para mover España', un programa que pretende llamar la atención a determinados déficits y problemas, entre ellos, la denominada España Vacía. Un compromiso ejemplar porque de su arreglo puede depender, y mucho, el futuro.

El informe no tiene desperdicio, tanto por la realidad que expone como por la filosofía que contiene, una guía para repensar muchas de las cosas que son necesarias para equilibrar un territorio extenso y desperdiciado. Hace cuatro décadas hablábamos de cómo una buena parte de España estaba aislada por culpa de la escasez de comunicaciones. Cuarenta años después, con una de las redes de carreteras más modernas de Europa, resulta que ha perdido población y posibilidades económicas. Inexplicable.

El eje del informe resalta como la innovación, la industria y la educación pueden avanzar en una solución para abordar el reto demográfico que tiene España por delante. En las empresas hay que pensar, pero también en las administraciones. Hago mías las palabras de Henry Mintzberg cuando escribe en 'El CEO más peligroso' que “dirigir no consiste en sentarse donde estamos acostumbrados, sino en comer huevos revueltos”. Y si es en la denominada España Vacía, mejor, añado.

Y es verdad. Las rutinas no solucionan los problemas. Desde hace años, varias de las empresas de esta Fundación han trabajado en el tema de la Formación Profesional Dual y al final es una realidad que se impone. Vivir de espaldas a las empresas no es bueno para los estudiantes y los educadores; vivir de espaldas a la realidad que supone que en el 30 % (150.000 kilómetros cuadrados) del territorio viva el 90 % de la población, es una anomalía que merece la pena ser resaltada.

[Le puede interesar: Un remedio para la España Vacía]

Por eso termino y empiezo el año con un comentario sobre el tema. Sin duda, es el mayor reto que tienen que asumir administraciones, empresas y particulares, por este orden, para asegurar un futuro equilibrado al conjunto de la población. Hay que buscar las alternativas para ubicar centros de trabajo en esas zonas vacías y de eso trata el informe que, además, destaca la innovación como factor determinante para esa “revolución” demográfica que necesita España.

La Red Innpulso, ahora dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, puso en marcha hace una década el diploma que da la oportunidad a los municipios para alcanzar la denominación de Ciudad de la Ciencia y la Innovación, que favorece la ubicación empresas porque los servicios puestos aseguran las buenas comunicaciones. En la actualidad hay 72 ciudades de todos los tamaños, pero la realidad es que el 62 % de los casi 9.000 municipios de España perdieron población entre 2011 y 2017. “La España Vacía pierde una media de cinco habitantes cada hora”, apuntan.

Los datos del informe de la Fundación I+E, apoyada por Alstom, ArcelorMittal, Deloitte, Dow, Ericsson, Hero, HP. ManpowerGroup, Pfizer y ThyssenGroup, no deja lugar a dudas sobre la importancia de atender este tema con urgencia. Hay que pensar que en el 53 % del territorio; es decir, en más de 250.000 kilómetros cuadrados, dos terceras partes de lo que es Alemania, vive solo el 5 % de la población.

Hay que ampliar el número de Ciudades de la Ciencia y la Innovación. Pero ese tema, que depende del esfuerzo de los municipios, tiene que estar acompañado de medidas de las comunidades y de la administración central. También hay que reformar criterios en las empresas pero, sobre todo, hay que aprovechar oportunidades, que las hay. Probablemente esta no era la información del año, pero a medio plazo sí que es uno de los problemas a resolver. Y si empezamos a 2020, mejor.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here