Cantera de Cadalso de los Vidrios. / David Martín Freire-Lista.

La piedra que sustentará la torre más alto de la Sagrada Familia, que superará los 172 metros en 2022 –fecha prevista de finalización–, será granito de la Comunidad de Madrid. No procederá de las localidades de Alpedrete, Zarzalejo ni Colmenar Viejo, las cuales han presumido históricamente de este material. Será de Cadalso de los Vidrios, que es el que presenta mejor respuesta al envejecimiento.

Es el que mejor resultados ha tenido al enfrentarlo a los envejecimientos artificiales acelerados de choque térmico, humedad-sequedad y hielo-deshielo, frente a otros granitos estudiados de la Comunidad de Madrid, según una investigación del Instituto de Geociencias (IGEO, centro mixto CSIC-UCM).

Sin embargo, las piedras de granito más utilizadas hasta la fecha han sido las de Alpedrete, Zarzalejo y Colmenar Viejo. Por eso, al no haberse utilizado en construcciones históricas de Madrid, se desconocían sus propiedades de durabilidad y deterioro.

“Las propiedades petrofísicas de este granito, han variado muy poco antes y después de los ensayos, por lo que este blanquísimo granito es apto tanto para interior como exterior y resiste ambientes extremos”, valora David Martín Freire-Lista, investigador del IGEO en el momento del estudio y en la actualidad de las universidades portuguesas de Coimbra y de Trás-os-Montes e Alto Douro, también participantes.

Su mineralogía, textura y escasa o nula alteración físico-química desempeñan un papel destacado en su cotizado aspecto, según se señala en el artículo, publicado en The Geological Society of London.

Respecto a su utilización en la Sagrada Familia, Martín Freire-Lista apunta que, para su construcción, se está utilizando un procedimiento inédito, consistente en el tensado de los paneles de granito con barras de acero que refuerzan la piedra para hacerla más resistente al viento. “Este innovador método, junto con las extraordinarias propiedades del granito, le otorgan a la torre una durabilidad casi eterna”, apunta el experto.

Puesta en valor

El objetivo de este estudio es, además, presentar el granito de Cadalso de los Vidrios como posible candidato a la designación Global Heritage Stone, un reconocimiento internacional de las piedras de construcción al que ya se han postulado los granitos de Zarzalejo y Alpedrete.

“De esta forma, se pretende lograr el reconocimiento internacional de las principales piedras de construcción españolas y crear conciencia de la importancia patrimonial de las piedras naturales”, destaca el geólogo.

Granito observado al microscopio

Su tesis doctoral se titula ‘El granito como piedra de construcción en Madrid: Durabilidad y puesta en valor’. Se centró especialmente en los municipios de Alpedrete, Cadalso de los Vidrios, Colmenar Viejo y Zarzalejo, que cuentan con gran representación en el patrimonio construido de la Comunidad.

“Se ha realizado una profunda búsqueda documental sobre la explotación y el uso de estos granitos, que forman parte de la mayoría de los monumentos, edificios, mobiliario urbano, calles empedradas y de casi toda la arquitectura y obra civil de esta región”, afirma David Martín Freire-Lista, que actualmente esta trabajando en el Centro de Geociencias de la Universidad de Coimbra y UTAD con un proyecto que trata sobre granitos portugueses.

Los cuatro granitos mencionados fueron sometidos a 280 ciclos de envejecimiento artificial acelerado por hielo/deshielo, y a 42 ciclos de choque térmico,  Para determinar la respuesta de cada granito ante los envejecimientos acelerados, se realizaron análisis petrográficos y petrofísicos (utilizando técnicas destructivas y no destructivas) antes, durante y después de los mismos y así comparar su envejecimiento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here