Con la colaboración de
Banco de Santander
desperdicio alimentario danone

La lucha de Danone contra el desperdicio alimentario: adiós a la fecha de caducidad de sus yogures

La compañía, junto a Too Good To Go, quiere evitar que se tiren alimentos que aún podrían tener recorrido en las neveras españolas. La apuesta pasa por incorporar la fecha de consumo preferente a su porfolio de productos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

“Algo tiene que cambiar”. Concreto y crítico con el sector de la alimentación se ha mostrado Paolo Tafuri, director general de Danone España, al referirse al desperdicio alimentario. La compañía ha presentado las líneas de actuación que marcarán los próximos años. El principal objetivo es dejar atrás la fecha de caducidad de sus yogures y apostar por incorporar la fecha de consumo preferente.

De este modo, Danone quiere evitar que se tiren alimentos que aún podrían tener recorrido en las neveras españolas. Al eliminar la fecha de caducidad e incorporar en el 80% de su porfolio de productos la fecha de consumo preferente se busca “generar un cambio que impacte en toda la cadena alimentaria”, señala Tafuri, en una misión que no parece ni mucho menos sencilla: que el consumidor compre de manera diferente y consuma de forma respetuosa con el medioambiente.

En España, cada persona desecha 77 kilos de alimentos al año, de los que un 42% se generan en los hogares. Además, el desperdicio alimentario es el responsable del 7% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. De la mano de la empresa Too Good To Go, Danone se ha propuesto reforzar el movimiento ‘Marcas Waste Warrior’, una comunidad de marcas comprometidas con la lucha contra el desperdicio de comida. “El momento actual exige responsabilidad por parte de las empresas, un valor que Danone siempre ha tenido en cuenta y que asumimos a través de nuestro doble compromiso con la salud de las personas y la del medioambiente”, apunta Tafuri.

La fecha de consumo preferente está siendo implementada de forma progresiva en los yogures de Danone, en las referencias en las que se garantizan los máximos estándares de calidad y seguridad alimentaria. Marcas como Danacol, Actimel y Alpro ya cuentan con este etiquetado. Durante los próximos meses se implementará en Vitalinea y Densia, y en septiembre le sucederán Activia, Danonino, marca Danone y Oikos.

Ver, oler, probar

Esta es la filosofía de Too Good To Go, el socio de Danone en el reto para acabar con el desperdicio alimentario. “Los yogures son un ejemplo perfecto de lo que ocurre en la sociedad. ¿Quién no ha tirado un yogur a punto de caducar? Con la fecha de consumo preferente evitaremos que esto se produzca”, explica Helena Calvo, responsable de proyectos de sensibilización de la empresa, y recuerda: “cuando pasa la fecha de consumo preferente, el producto se puede seguir comiendo”.

Según la Comisión Europea, el etiquetado de los alimentos es el responsable del 10% de toda la comida que se desperdicia en la Unión Europea. La fecha de consumo preferente indica el momento hasta el cual el alimento conserva la calidad prevista, una vez sobrepasada esta fecha, aunque pueda haber cambios de sabor, olor o, textura, el alimento sigue siendo seguro para su consumo siempre que esté en buenas condiciones de conservación y mantenga su envase en buen estado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

ZONA VIP

Accede a tus contenidos exclusivos

ZONA VIP

Accede a contenidos exclusivos

Suscribete a nuestra newsletter semanal