Colaboración entre México, Francia y España en un espectrómetro de alta resolución

NEFER es un nuevo instrumento en el GTC
NEFER es un nuevo instrumento en el GTC

El nuevo módulo de alta resolución NEFER (Nuevo Espectrómetro Fabry-Perot de Extrema Resolución), integrado en el espectrógrafo OSIRIS del Gran Telescopio CANARIAS (GTC), en el Observatorio del Roque de los Muchachos (Garafía, La Palma), ha empezado a funcionar recientemente, fruto de un proyecto de colaboración entre la Universidad Nacional Autónoma de México, el Laboratorio de Astrofísica de Marsella y el Instituto de Astrofísica de Canarias.

NEFER es un instrumento que produce mapas bidimensionales en intensidad y velocidad de objetos astronómicos, dirigido principalmente a la emisión del medio interestelar en nuestra galaxia y en galaxias externas. Utiliza el principio del interferómetro Fabry-Perot, un dispositivo óptico conocido que se ha utilizado anteriormente en espectrografía astronómica, pero que instalado en el GTC abrirá nuevas e interesantes perspectivas para la comunidad científica.

Este nuevo espectómetro ya se ha probado durante varias días para incorporar sus elementos ópticos y electrónicos en OSIRIS, el instrumento más utilizado del GTC. El propósito ha sido ver si esto era posible sin interrumpir las operaciones nocturnas normales con OSIRIS. Esa parte del programa resultó exitosa y la gerencia del GTC decidió dar a NEFER tiempo para apuntar al cielo. El resultado fue bueno y se obtuvo un “cubo de datos” de NGC 604, una región de formación de estrellas masivas en la galaxia del Triángulo (M33).

“Nos hemos preparado para estas pruebas durante varios años y, por fin, hemos podido llevar NEFER al GTC”, comenta Margarita Rosado, del IA-UNAM e investigadora Principal de NEFER. “Gracias a la magnífica colaboración de los miembros de la plantilla del GTC asignados a nuestro trabajo durante la instalación hemos podido superar las trabas y dificultades que se suelen encontrar en este tipo de integraciones”.

El equipo hizo su trabajo durante el día, sin interrumpir el uso de OSIRIS durante la noche. “El GTC nos ofreció un tiempo breve para hacer una observación, y la meteorología estuvo a nuestro favor –continúa Rosado-. Las observaciones de NGC 604 nos ayudarán en la evaluación de las prestaciones de NEFER con el fin de optimizar su uso para la comunidad astronómica”.

“El aumento del rango de capacidad de OSIRIS lo hará interesante a una comunidad creciente de astrónomos”, señala Antonio Cabrera, director de Operaciones Científicas del GTC. “NEFER encaja bien con nuestra política de animar la integración de instrumentos visitantes de alta calidad que ofrecen nuevos tipos de oportunidades de observación”.

“NEFER todavía no se puede considerar totalmente operacional, pero después de un periodo de observaciones de prueba durante 2018 la intención será tenerlo disponible para propuestas de observaciones astronómicas en general”, comenta John Beckman, investigador emérito del IAC, experto en galaxias y uno de los miembros del equipo de NEFER. “Es un instrumento idóneo para el estudio de procesos dinámicos en galaxias, que incluyen aquellos involucrados en la formación de estrellas a gran escala”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here