Santander

Más cerca de controlar el carbino, el carbono descubierto en el espacio

Ana G. Herraiz, del Instituto Catalán de Investigación Química (ICIQ), es finalista del Premio Reaxys por los trabajos centrados en esta especie reactiva
Ana G. Herraiz, del IICIQ, es finalista del Premio Reaxys
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Han logrado controlar la reactividad de una especie de carbono muy poco explorada, llamada carbino. Un grupo de científicos, entre los que se encuentra Ana G. Herraiz, estudiante de doctorado en el grupo de Marcos García Suero en el Instituto Catalán de Investigación Química (ICIQ), han centrado su labor investigadora en esta especie reactiva, descubierto en los años 30 en su versión más sencilla (un átomo de carbono y uno de hidrógeno) en el espacio interestelar, pero que con el paso de los años se ha conseguido generar en el laboratorio.

“La particularidad del carbino es que tiene tres vacantes o huecos que se pueden rellenar con diferentes fragmentos y esto te permite crear una nueva molécula con una disposición tridimensional definida”, afirma Herraiz.

Ella lo explica como si tratara de una pieza de Lego, las cuales tienen dos vacantes, es decir, “puedes añadir fragmentos arriba o abajo”. “Pues diríamos que con un carbino de Lego abres una tercer dimensión en uno de los lados y puedes construir en tres puntos, tienes tres puntos de ensamblaje”, añade.

Aplicación en fármacos

Este trabajo, cuyos resultados se han publicado en el artículo de Nature titulado Generando equivalentes de carbinos con catálisis fotoredox, le ha otorgado un lugar por derecho propio entre los químicos jóvenes más innovadores del mundo. Pero es que, además, ha posibilitado que Elsevier, compañía de análisis de información especializada en ciencia y salud, la haya seleccionado como una de los 45 finalistas para el Premio Reaxys de Doctorado 2019 –elegida entre más de 360 entradas de todo el mundo–.

Ana G. Herraiz deja claro que se trata de un labor de equipo, ya que con ella trabajan Zhaofeng Wang y Ana M. del Hoyo. Estos tres investigadores, con la supervisión de Marcos García Suero, han dedicado dos años y medio de su vida a conocer mejor el funcionamiento de los carbinos.

“Esta especie tiene una reactividad extrema, por eso son difíciles de controlar, y también hay una escasez de fuentes de carbinos eficientes”, explica la química. “Por eso hemos desarrollado una plataforma para generar equivalentes de carbino con aplicación directa en la modificación de fármacos complejos”.

Sacyr

Para ello utilizan luces LED y unos catalizadores que se activan con la luz y hacen posible la generación de esas moléculas reactivas. Así han conseguido que se abran nuevas puertas en el campo de los medicamentos, ya que “una de las utilidades más potentes es que podemos permitir el descubrimiento de fármacos de una manera más rápida”.

Catalizadores metálicos

De los 45 finalistas de este premio, dirigido a estudiantes de doctorado o a investigadores que han adquirido el titulo de doctorado recientemente, solo hay dos representantes de instituciones españolas. Además de a Ana G. Herraiz (ICIQ), se ha seleccionado al científico chino Lichen Liu, investigador postdoctoral en el Instituto de Tecnología Química (ITQ) de la UPV y el CSIC.

Lichen Liu, investigador postdoctoral en el Instituto de Tecnología Química (ITQ).

Su investigación está enfocada en la síntesis y aplicaciones de catalizadores metálicos heterogéneos, que pueden ser utilizados para la producción de combustibles y químicos de una manera más ecológica. “He desarrollado varios nuevos métodos para generar átomos Pt individuales o grupos de Pt con algunos átomos en zeolitas (las zeolitas son materiales inorgánicos porosos, que son muy utilizados en la industria química)”, explica Liu en declaraciones a Innovaspain.

“Estos átomos y grupos de Pt localizados en las zeolitas permanecen estables hasta los 600 Cº y muestran una excelente actividad para la deshidrogenación de propano a propileno, una reacción importante para convertir gas de esquisto en productos químicos –continúa–. El propileno se utiliza para sintetizar polímeros y plásticos.)

Estos trabajos han dado lugar a varias publicaciones en revistas de alto perfil, como Nature Materials o Nature Communications, sin olvidar el registro de una patente con su colaborador industrial.

Simposio en Ámsterdam

Los 45 finalistas han sido invitados al Simposio del Premio Reaxys de Doctorado que se celebrará los días 3 y 4 de octubre de 2019 en Ámsterdam (Países Bajos). La reunión incluye eventos especiales, sesiones de pósters para que los finalistas muestren sus investigaciones, sesiones magistrales y una cena de gala. También es una gran oportunidad para establecer contactos con otros finalistas y líderes internacionales en química.

“Es muy importante que los jóvenes investigadores de diferentes disciplinas se reúnan para celebrar sus logros, que se les apoye en el establecimiento de las redes de contactos que les permitirán abordar los desafíos científicos actuales, que a menudo requieren de aportaciones de diferentes disciplinas para ser solucionados”, afirma Friedrich Kroll, coorganizador del Premio.

Durante dicho simposio, diez finalistas preseleccionados harán presentaciones orales de su investigación. De estas presentaciones, la Junta Asesora de Reaxys seleccionará a los tres ganadores de 2019. Sus nombres serán anunciados en la cena de gala en la última noche del Simposio.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Suscribete a nuestra newsletter semanal