Ingeniero industrial por la Universidad Pública de Navarra, con doble especialidad en organización industrial y mecánica, Borja Araguren fue seleccionado, en sus inicios profesionales, entre más de 100 personas para participar en un proyecto de consultoría llevado a cabo para el estudio de ingeniería Tobolski Watkins, en San Diego (California). Ha trabajado en Munich como ingeniero logístico de la empresa Webasto Thermo & Comfort, y en McKinsey & Company ha realizado labores de consultoría para la alta dirección de diversas industrias, además de liderar ‘Generation’ (un proyecto sin ánimo de lucro con el objetivo de formar a jóvenes desempleados). Antes de fundar Cobee en 2018, formaba parte de Ontruck, empresa logística española especializada en el transporte regional de mercancías por carretera, donde, como head of strategy, se encargó de reestructurar al equipo en España e implementar un nuevo sistema de gestión y playbook.

1. A lo largo de su trayectoria profesional, ¿qué decisión ha tomado que haya tenido como consecuencia un mayor grado de innovación?

Sin duda, emprender. En Cobee estamos revolucionando un gran mercado que venía siendo operado de la misma forma durante los últimos 50 años. Le hemos dado una vuelta por completo a la forma de entregar beneficios y retribución flexible a los empleados de las empresas, de una manera innovadora. Detectamos grandes ineficiencias por la parte de las empresas (gestiones manuales y procesos complejos), así como por parte de los empleados (falta de entendimiento y de digitalización). Estos puntos impactan directamente en un retorno de la inversión pobre para las empresas, debido a los costes de gestión y las bajas adhesiones de los empleados.

Desde Cobee estamos atacando directamente estas ineficiencias y la buena aceptación que estamos teniendo en el mercado nos demuestra que, efectivamente, la gran innovación que traemos al mercado está teniendo impacto

2. ¿Cuáles son las claves para culminar con éxito un proceso innovador?

En mi opinión, el punto clave para conseguir lanzar un proyecto innovador con éxito es saber escuchar el mercado. Cuando se nos ocurre una idea innovadora es probable que hayamos identificado un área que requiera mejoras, pero es igualmente probable que nuestra idea, tal y como la hemos pensado, no sea la solución más adecuada para realizar esas mejoras. Es por ello que hay que escuchar mucho al mercado, hablar constantemente con potenciales clientes, entender bien dónde se encuentran las mayores ineficiencias para, posteriormente, construir sobre nuestra idea inicial y atacar directamente esos puntos débiles detectados en el mercado.

3. Tres consejos para quienes estén dispuestos a abordar cambios, acciones o procesos innovadores en su empresa o entorno

En primer lugar, atreverse a pensar out of the box. Hay muchos productos o servicios que llevan haciéndose de la misma manera durante décadas, pero si algo nos han enseñado estos últimos años es que nada está escrito en piedra. Hay que atreverse a poner en duda cualquier producto, proceso o servicio, por muy arraigado que esté. Si lo que estás creando soluciona una necesidad, de una manera más eficiente o mejor, a un precio que los clientes están dispuestos a pagar y en un buen momento para el mercado, irás por el buen camino por muy diferente que sea tu solución.

En segundo lugar, entender el mercado. Sin ánimo de ser insistente, este es el mejor consejo que puedo dar: hablar con clientes, proveedores, partners y competidores. Nunca me he arrepentido de invertir tiempo en hablar con una persona con la que me hayan puesto en contacto ni tampoco de compartir mis ideas. No creo en que otros te puedan copiar la idea fácilmente, ya que considero que la ejecución es lo que realmente prima. Hay que entender muy bien las dinámicas de los competidores y las dinámicas de consumo para poder ver si es el mejor momento para sacar tu proyecto al mercado, y eso sólo se consigue si compartes tus ideas.

Por último, pivotar si es necesario. Cuando se lanza un proyecto innovador, se invierte mucho tiempo y recursos en algo que es incierto. No debemos enamorarnos demasiado de nuestra idea. Si identificamos que nos estamos equivocando, es mejor pivotar rápido que seguir insistiendo en un mismo sentido que nos hará malgastar nuestros esfuerzos, por mucho que nos duela o hiera nuestro orgullo.

4. ¿Cuál es, a su juicio, la mayor innovación que ha tenido lugar en los últimos 50 años en todos los ámbitos?

Aunque sé que suena típico, para mí ha sido la distribución comercial de Internet. Es algo que ya se ha interpuesto en todos los ámbitos de nuestra vida. Si lo pensamos bien, Internet está presente en todo lo que hacemos en el día a día: mientras trabajamos, cuando nos relacionamos, al pedir comida a domicilio, cuando buscamos piso, o compramos ropa, incluso cuando buscamos pareja…

Las empresas tecnológicas que basan sus modelos de negocio en Internet han desbancado en valoración, en menos de 20 años, a empresas que llevaban liderando los mercados más de un siglo. Esto sin duda es una revolución que, bajo mi punto de vista, todavía no ha terminado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here