WiFi también en el Everest

Una empresa de EE.UU. permite la conexión a Internet incluso a 6.000 metros de altura

WiFi en el Everest

La tecnología de la compañía estadounidense Cambium Networks, con el respaldo del operador Everest Link, ha hecho posible que la montaña más alta del mundo y las principales áreas de la región dispongan ya de acceso a Internet y WiFi, un ‘Internet Extremo’ como lo llaman.

El sistema permite que las expediciones y los campamentos base, incluso a 6.000 metros de altura, cuenten con conexión en uno de los espacios más aislados, salvajes y agrestes de la tierra, tanto para comunicarse, como para hablar con familias y amigos, enviar imágenes o postear en redes sociales.

Además, el servicio aporta una seguridad clave en un lugar donde cada día es imprevisible. Todo el sistema está basado en la tecnología de fijo inalámbrico Punto a Punto (PTP), Punto a Multipunto (PTM) y WiFi de Cambium Networks, que permiten desplegar, sin cables, redes de alta capacidad entre puntos remotos a través de antenas terrestres.

Hasta ahora, la región de Khumbu tenía pocas opciones para disponer de servicios basados en Internet y el establecimiento y funcionamiento de un Proveedor de Servicios de Internet (ISP) ha sido extremadamente difícil y costoso. A pesar de la afluencia de miles de visitantes de todo el mundo, la región de Khumbu sigue estando atrasada tecnológicamente por causa de sus duras condiciones naturales, con altas colinas y grandes ríos que han hecho muy difícil las infraestructuras viarias y las conducciones de agua a la región, convirtiendo al transporte aéreo en la única opción viable.

A pesar de todas estas dificultades, Everest Link ha comenzado a ofrecer servicios de Internet y WiFi en zonas extremadamente difíciles y a gran altura en la región de Khumbhu, con servicios de calidad, similares a los que se pueden encontrar en el primer mundo.

La ausencia de caminos adecuados y la orografía del terreno han dificultado el proyecto de Cambium Networks, compañía con sede en Chicago. A estos problemas se añadían las bajas temperaturas, los vientos helados y de gran velocidad, la alta presión y el bajo nivel de oxígeno y la escasez de alimentos y de agua, así como las dificultades de suministro energético que convirtieron a la energía solar en la única opción viable.

WiFi en el Everest

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here