Santander

Un nuevo tipo de luz descubierto por científicos chilenos

Con este hallazgo los investigadores buscan desarrollar bisturís láser y herramientas de encriptación de alta complejidad
nuevo tipo de luz chilenos
nuevo tipo de luz chilenos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Científicos chilenos lideran el descubrimiento de un nuevo tipo de luz. Con este hallazgo, publicado en la revista Chaos: An Interdisciplinary Journal of Nonlinear Science, pretender poder desarrollar en un futuro bisturís láser y herramientas de encriptación de alta complejidad.

Nosotros proponemos un nuevo tipo de fuente de luz en la cual la forma, el ritmo y amplitud de los pulsos de luz generados sean cada vez más complejos a medida que el número de cavidades activas aumente”, explica Michel Ferré, investigador postdoctoral del Departamento de Física (DFI) de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) de la Universidad de Chile.

La investigación se encuentra aún en fase teórica. “En un futuro esperamos poder manipular este nuevo tipo de fuente de luz de manera que podamos trabajar en el desarrollo de nuevas aplicaciones en el campo de la encriptación de información, análisis de imágenes e incluso en un nuevo tipo de bisturí láser”, añade Ferré.

El trabajo se enmarca en el área de las “Quimeras Ópticas”, concepto inspirado en la bestia de la mitología griega con cuerpo de león, cabeza de cabra y cola de serpiente. “Una mezcla de cosas totalmente inesperadas y eso es exactamente lo que encontramos en este trabajo”, confeso Ferré a la Agencia Dicyt.

“Las quimeras ópticas dan cuenta de una separación de comportamientos exhibidos por la luz. Se observa la coexistencia de un comportamiento ordenado (coherente) y uno desordenado (incoherente) de la luz”, precisa a Innovaspain. 

En el hallazgo participaron, junto con Clerc y Ferré, Saliya Coulibaly, de la Universidad de Lille, y Mustapha Tlidi, de la Universidad Libre de Bruselas.

Sacyr

Desde que comenzaron con las simulaciones hasta la publicación del estudio tardaron alrededor de un año. El próximo paso es la verificación experimental y aplicación de este tipo de fuentes de luz.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Suscribete a nuestra newsletter semanal