Santander

Morera, tecnología del espacio para ahorrar agua

Este sistema, liderado por Thales Alenia Space, permite reducir hasta un 25% el agua en los cultivos gracias a su solución integral
morera agua
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

“Aprovechar al máximo un recurso tan escaso como es el agua”. Ese es el principal objetivo de Morera (Monitorización del Riego Eficiente y el Rendimiento Agrícola), un sistema integral destinado al sector agrícola que promete reducir hasta un 25% del agua que se utiliza para los cultivos. 

Este proyecto de sostenibilidad está dirigido, sobre todo, a aquellos cultivos que, siendo regadío, tienen asignada menos cuota de agua de la que sería ideal –la gran mayoría en España–. Para ello, une diferentes tecnologías que permitan realizar recomendaciones de riego deficitario y predicciones de rendimiento optimizando la productividad.

El sistema Morera, liderado por Thales Alenia Space desde España, forma parte de un consorcio que cuenta con un presupuesto total de 5,33 millones de euros, de los que el CDTI –que lleva la convocatoria ‘Misiones Ciencia e Innovación’, donde se enmarca la iniciativa– subvenciona 3,84 millones de euros. Iniciado oficialmente en Tres Cantos, el 18 de diciembre de 2020, presentará sus resultados finales al público para la segunda mitad de 2023.

Del espacio al campo

La idea nació como una aplicación práctica de la línea de cámaras compactas infrarrojas para espacio de Thales Alenia Space en España. Lo hicieron para demostrar una solución completa con impacto en una de las áreas identificadas por la agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

Y es que estas cámaras infrarrojas –empleadas para monitorizar la superficie terrestre– tienen un gran potencial para identificar fenómenos ligados al cambio climático: humedad, desertificación, islas de calor urbanas, eficiencia energética…

Además, con este movimiento, Thales Alenia Space puede posicionar su línea de negocio de cámaras compactas y posicionarse como proveedor de este tipo de elementos dentro del llamado ‘New Space’: constelaciones de satélites de bajo coste y despliegue rápido para cubrir aplicaciones concretas.

Sacyr

Funcionamiento del sistema integral

Para el funcionamiento del sistema integral, el sistema cuenta con inteligencia artificial e imágenes por satélite, integrando datos de instrumentos dedicados y de múltiples fuentes (Copernicus, AEMET, etcétera) y desarrollando una nueva generación de instrumentos espaciales miniaturizados y compactos para la teledetección.

Morera empieza calculando, a partir de imágenes infrarrojas obtenidas por satélite, el grado de humedad de las plantas en una finca. A partir de este dato, un sistema de inteligencia artificial recoge otras informaciones –como el tipo de cultivo, histórico de riegos, cupos de riego asignados, lluvias y temperaturas previstas, etcétera– y prepara una recomendación de riego individualizada para cada parcela de forma que se optimice el rendimiento de la misma, siguiendo la filosofía del ‘More Crop per Drop’ (cada gota cuenta).

Este proyecto, además, plantea la definición de una nueva cámara infrarroja ultracompacta para satélites que permitirá volar en satélites más pequeños y baratos, ofreciendo imágenes de calidad a costes muy bajos. En esta tarea, explican, Thales Alenia Space está acompañada por Aseoptics para el diseño de ópticas infrarrojas compactas, Lidax para su diseño termoestructural y el Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA) como experto en las pruebas y calibración de cámaras espaciales.

Entre sus éxitos: Morera es “el primer proyecto de sistema de recomendaciones por parcela (no solo mapas) basado en nuevos instrumentos de teledetección y en datos de los satélites del programa Copernicus procesados mediante algoritmos de Inteligencia Artificial”. También es un proyecto pionero en Europa en utilizar el infrarrojo térmico para calcular la evapotranspiración y el estrés hídrico, lo que permitirá gestionar el riego deficitario. 

¿Y los agricultores?

Sobre si los agricultores necesitarán algún tipo de formación, fuentes del proyecto resalta que la idea es que se trate de un sistema muy intuitivo. El agricultor identificará su finca, tipo de cultivo y cupo de agua disponible y el sistema le proporcionará recomendaciones de riego indicando cuántos metros cúbicos regar y en qué fecha. 

Así, este sistema se integrará con otras herramientas ya disponibles que están llevando al campo español el concepto de agricultura de precisión, en la que el tratamiento de cada finca –riego, fertilización, fitosanitario– se diseña a medida. En muchos casos estas herramientas están ya integradas en aplicaciones que el agricultor emplea en su tablet o teléfono móvil.

Socios y comercialización

En este consorcio liderado por Thales Alenia Space, cada socio tiene un rol bien definido. Tepro se encargará de la interfaz con las explotaciones agrícolas acompañada por el Instituto de Agricultura Sostenible (IAS) y la Unidad de Cambio Climático de la Universidad de Valencia, mientras que Thales Alenia Space, junto con Aseoptics, Lidax y el INTA aportarán la componente espacial ligada a la cámara infrarroja y los elementos de Inteligencia Artificia

Asimismo, cada socio del proyecto comercializará sus propios desarrollos. Tepro se encargará de la parte ligada al mundo agrícola mientras que Thales Alenia Space, junto a Aseoptics y Lidax, se enfocará en desarrollar futuras misiones espaciales basadas en estas nuevas cámaras infrarrojas. Además de estos elementos finales, los desarrollos parciales, como las ópticas compactas o los elementos de Inteligencia Artificial se podrán comercializar para aplicaciones fuera del sector espacial.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Suscribete a nuestra newsletter semanal