Contra la despoblación, innovación y cultura

TerritorioGoya pretende frenar la despoblación de la comarca del Campo de Belchite reivindicando la figura del genio de Fuendetodos

TerritorioGoya despoblacion
Julio Martínez Calzón, presidente de Territorio Goya / Ricardo Domingo. Fundación Telefónica.

El Espacio Fundación Telefónica ha albergado una jornada de reflexión y debate para avanzar en la lucha contra la despoblación y el declive de amplias zonas del territorio español. Como ejemplo de esta lucha, el gran protagonista del día ha sido TerritorioGoya, una asociación sin ánimo de lucro con unos fines primordiales muy en boga actualmente, dadas las recientes manifestaciones en contra de la despoblación. Y en Innovaspain hemos tenido la oportunidad de charlar con Julio Martínez Calzón, su presidente. 

En principio, TerritorioGoya nació como una reunión de amigos –a través de una idea del escultor Ricardo Calero– para impulsar la comarca del Campo de Belchite, que es un área de la provincia de Aragón en la que la desertización y la despoblación se va manifestando claramente desde hace unos años. “Creemos que tiene unos valores importantísimos que harían que ella misma pudiera tener una revitalización. En el pueblo Fuendetodos nace Francisco de Goya, y como ocurre en otros países –Stradford-upon-Avon para Shakespeare o Eisenach para Bach–, creemos que las grandes figuras internacionales tendrían que tener más reconocimiento en su lugar de origen, atrayendo público”, explica Martínez.

Junto al patrimonio del Pueblo Viejo de Belchite, un vestigio de la Guerra Civil que se ha mantenido en pie como testimonio, estos dos puntos están unidos por el pensamiento único de Goya sobre los desastres de la guerra, la ignorancia y la dejadez del pueblo para intentar revalorizarlos a través de muchas actividades. “Nuestra asociación es como un laboratorio de ideas que, a través de la ciencia, la tecnología, el arte o la sociedad intenta crear actividades como catalizador de una reacción para que esta comarca pueda tener una revitalización propia. Que después del despegue, y con estos valores, sea capaz de resurgir y mantener el impulso de una manera completa”, destaca. 

Sin embargo, Martínez apunta que no quieren “ser constantemente un motor que impulse, sino que queremos crearlo junto a toda la sociedad para que en esos mismos territorios se aprovechen de estos valores”. La naturaleza y el carácter humanista de la gente de los pueblos puede ser una referencia muy importante para el hombre de ciudad, que tiene la técnica y la actividad en conjunto. “La relación entre ambos podría ser una mejora para ambas partes –asegura–. Socialmente, podría ser muy importante que cada persona tuviera una amistad con alguien del pueblo para que esa relación diera frutos de otras maneras”. 

Iniciativas de TerritorioGoya y un museo por terminar

Con el arte quieren crear sistemas de adecuación o talleres, “pero también hay que decir que no partimos desde cero, porque esa villa que podría atraer con el nombre de Goya a cantidad de personas ya tiene una estructura, una construcción inconclusa que quería albergar un gran museo sobre Goya”. Según Martínez, este museo “está parado completamente por falta de fondos cuando vino la crisis, y ha quedado allí desde el 2008 o el 2009 completamente parada. Queremos, poco a poco, con una rehabilitación y un cierre por etapas, crear ese punto de referencias”.

La idea es que allí se alberguen una serie de iniciativas, como instalar cuatro grandes pantallas de alta definición que pudieran reflejar la obra de Goya. “Su obra está dispersa por el mundo y es casi imposible conocerla. Cuando tienes una pantalla de alta definición en grande, la intensidad con la que recoges la pintura o la obra de un artista es alucinante”, asegura Martínez. 

Por otro lado, el presidente de TerritorioGoya resume que ”tener toda esa obra y poderla ofrecer para que la gente pueda verla, más toda la magia del territorio y la cantidad de lugares desconocidos como ruinas romanas, medievales, barrocas o la propia intensidad del territorio –que tiene un espíritu goyesco–, la posibilidad de crear un archivo de la memoria de la guerra, de las guerras en el mundo, de crear un estudio analítico de por qué, para qué o cómo se originan… Hay infinitas posibilidades para aunar innovación y cultura y recuperar la zona”.

Turismo, cainismo y mecenazgo

Para Martínez, lo mejor sería que, una vez que se recupere la zona, lo mejor sería atraer “a un turismo selecto, de calidad, que le interese esto más que ir a la playa, que tenga una noción mínima y quiera conectar con la esencialidad de la vida. Eso podría ser un punto de referencia y una primera aplicación, aunque, insisto, después tiene que ser desarrollado por el propio lugar. No podemos estar constantemente como padres”. 

Sobre el papel de Goya en nuestra cultura, Martínez ha argumentado que “es un personaje que se adelantó a su tiempo, que con su expresividad fue una verdadera fuente de declaraciones y de avances sobre lo que había en su tiempo y es un personaje mundialmente reconocido como un creador nato. Y nosotros, sin embargo, lo más que hemos conseguido es que unos premios cinematográficos lleven su nombre. Aunque quién sabe, a lo mejor, si hubiera nacido en esta época, sería director de cine”. 

Para él, nuestro país tiene unas características y «una manera de valorar el pasado y nuestras figuras de una forma cainita, no lo voy a decir de otra manera porque no quiero resultar agresivo. Somos un poco pasotas en muchas cosas, la tradición la tenemos, pero es muy ancestral, muy visceral, pero la tradición cultivada no es tan grande”. 

Quizá, para tener una mayor tradición debería haber un mayor mecenazgo. “Para nosotros, para que podamos hacer cosas, ahora todo depende de mecenazgos, mecenazgos que pueden ser, o bien por administración aragonesa o central, o bien por aragoneses o amantes y creyentes de la potencia de Goya que puedan ayudar con mecenazgo, no con crowdfunding, sino con algo más dedicado. Hay muchas ideas de smart villages, startups, promover nuevas creaciones. Hay mucha gente esperando ese mecenazgo que los impulse. Nuestro futuro depende de los mecenazgos que se quieran conseguir y nos gustaría llegar a implantar un modelo de creatividad y un modelo de impulso para que otros grupos sociales pudieran utilizar ese modelo y ponerlo en marcha”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here