Taxi Free Now

En un entorno de movilidad cambiante, el taxi se enfrenta al desafío de erigirse en una alternativa de transporte competitiva y sostenible. Si bien su uso para la realización de desplazamientos diarios se encuentra por detrás de otros servicios como el transporte público colectivo, sus características lo convierten en "una alternativa de transporte clave para las ciudades", como indica el reciente estudio 'Perspectivas del futuro de la movilidad urbana en España', elaborado por Free Now, la plataforma de movilidad de BMW y Daimler en la que se convirtió este verano mytaxi, y la firma de consultoría PwC.

La investigación, que sostiene que la apuesta por nuevas medidas orientadas a flexibilizar la regulación del taxi generaría un impacto económico para la sociedad de 214 millones de euros, se ha centrado en Madrid y Barcelona, las dos ciudades más pobladas de España. En ellas se concentran el 37% de los taxis. "La movilidad es un símbolo de las ciudades. Ahora que la tecnología ha alcanzado un grado de madurez se están generando nuevos escenarios de movilidad que deben ir acompañados de mayor flexibilidad para el sector del taxi", explica Jaime Rodríguez, director general de Free Now.

Por otro lado, la tecnología y la digitalización son factores diferenciales en el sector de la movilidad, también de gran importancia para el taxi. Tal y como recogen los resultados del estudio, las plataformas de intermediación en el sector del taxi generan actualmente reducciones de tiempo de espera de alrededor del 40% para los usuarios, lo que tiene un valor económico en la actualidad para el conjunto de usuarios de Madrid y Barcelona de 6,6 millones de euros. "El sector del taxi realiza unos 250 millones de trayectos al año", apunta Rodríguez, que critica la actual normativa. "Es difícil adaptarse a los tiempos con la regulación que tenemos y más aún cuando tenemos retos importantes por delante". Se refiere el director general a la cobertura del servicio y los trayectos vacíos que tienen que realizar los taxis, entre otros.


Fuente: Análisis PwC a partir de los informes de la ACCO (2012 y 2018) y Comisión Europea (2016).

¿Fallos en el mercado?

Tradicionalmente se ha considerado que el mercado del taxi presentaba determinados fallos de mercado. Éstos consisten principalmente en "externalidades negativas (fundamentalmente medioambientales y de movilidad) por un lado, y asimetrías informativas y costes de transacción, por el otro", resalta el estudio. Estas peculiaridades han justificado el establecimiento de determinadas medidas normativas, "aunque con la evolución del mercado y de la tecnología es necesario revisar si actualmente estas externalidades siguen vigentes y si las restricciones actuales (enumeradas a la derecha) son necesarias y proporcionales".

"La simetría regulatoria actual es un problema para el sector del taxi" (Jaime Rodríguez, director general de Free Now)

"El escenario actual de movilidad urbana es mucho más competitivo y está atravesando un profundo cambio. La gente demanda la modalidad intermodal y el taxi forma parte de esas demandas", apunta Jordi Esteve, socio de PwC en España. De hecho, el propio estudio destaca que "el funcionamiento del sistema de movilidad afecta de forma directa y relevante al día a día de la mayor parte de los ciudadanos y también determina en buena medida la valoración que éstos tienen sobre la gestión pública local".

"La tecnología será capaz de combatir la rigidez regulatoria" (Jordi Esteve, socio de PwC en España)

"Las tendencias actuales del sector de la movilidad urbana se intensificarán en el futuro para avanzar hacia un nuevo modelo cada vez más ultra-conectado, centrado en el usuario, integrado, con precios dinámicos y basado en la colaboración público-privada y el intercambio de información, en el que la tecnología tendrá un papel cada vez más fundamental”, añade Esteve.

Posibles medidas beneficiosas para el sector

La revisión de las restricciones cuantitativas al número de licencias y la flexibilización parcial de precios son las principales medidas, en términos de impacto, que tienen la capacidad de generar una contribución potencial sobre el bienestar de los usuarios de 133,4M€, expone el informe. La promoción del taxi compartido generaría ahorros para los usuarios por valor de 70,7M€. La eliminación de las limitaciones geográficas tendría un impacto de 5,4M€. Por último, el impacto de la flexibilización de jornadas y turnos de trabajo ascendería a 4,5M€. Además del impacto económico, una nueva regulación del sector del taxi también repercutiría positivamente en el medio ambiente, ya que supondría un ahorro de emisiones de 33.052 toneladas de CO2 y 47 toneladas de NOx.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here