[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Smart Camino, el ‘bastón tecnológico’ del peregrino para el Xacobeo 2021

La Xunta de Galicia inicia la digitalización del Camino de Santiago: una web, una app y cobertura wifi gratuita en más de 70 albergues
camino de santiago smart camino galicia app móvil
Peregrinos rumbo a Santiago a su paso por O Cebreiro (Lugo).
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El Camino de Santiago ha ido cambiando conforme lo han hecho sus peregrinos. Se suele decir que el primero fue el rey Alfonso II, quien tras ser informado a inicios del siglo IX del lugar donde se creía que reposaban los restos del apóstol Santiago, decidió viajar a caballo hasta allí con un séquito de nobles desde sus aposentos, en Oviedo.

Tras su llegada a lo que por entonces era un antiguo cementerio romano, construyó una basílica que siglos más tarde se convertiría en la imponente Catedral que hoy todos conocemos. El trayecto que realizó es conocido actualmente como el ‘Camino Primitivo’.

El hallazgo del sepulcro despertó el interés de miles de cristianos. Nobles, abades y monjes fueron los primeros en seguir los pasos del rey astur. Con el paso de los siglos, la popularidad del Camino traspasó fronteras. De entre los vi- sitantes extranjeros llamó la atención el obispo Gotescalco de Le Puy, de quien se cuenta que viajó a Santiago rodeado de una gran comitiva compuesta por cleros, soldados y trovadores que amenizaban el trayecto con música. A él se le atribuye impulsar la ruta más concurrida en la actualidad, el ‘Camino Francés’.

“El peregrino de hoy ha sustituido el bordón por un bastón de senderismo, las calabazas por cantimploras, los sombreros por gorras y los zurrones por mochilas”

Posteriormente, fueron apareciendo a un ritmo vertiginoso nuevas rutas y, con ellas, se construyeron nuevas calzadas, puentes, iglesias, monasterios, puentes, hospitales y mercados para garantizar la comodidad y seguridad del peregrino. El Camino se convirtió en el principal polo de atracción de visitantes de Galicia, cuya afluencia tan sólo se ha visto interrumpida durante la peste, la Ilustración y las grandes guerras.

En la actualidad, muchos peregrinos ya no sólo buscan llegar a Santiago de Compostela y dar un abrazo al Santo. También quieren entablar amistad con otros viajeros, disfrutar de la amplia variedad y rica gastronomía, despejar la mente con paisajes de ensueño y asombrarse con los prodigios arquitectónicos y urbanísticos que salpican el trayecto.

El peregrino de ahora ha sustituido el bordón por un bastón de senderismo, las calabazas por cantimploras, los sombreros por gorras y los zurrones por mochilas. Pero si hay algo que real- mente les diferencie de sus homólogos medievales son los smartphones que llevan pegados a todas horas. Gracias a esta tecnología, la nueva hornada de peregrinos planifica con antelación sus rutas: sabe qué tiempo va a hacer, cuál es la ruta que más le conviene, dónde se comen los mejores embutidos y cuáles son los lugares más baratos y cómodos para dormir. Además, le gusta inmortalizar los momentos especiales e intercambiar experiencias con otros viajeros.

Para adaptarse a estas nuevas necesidades, la Consejería de Turismo de Galicia, en colaboración con SEGITTUR y Turespaña, lanzó Smart Camino: un programa estratégico digital que engloba una web, una aplicación móvil, distintas cuentas de redes sociales y una extensa red de cobertura wifi  gratuita.

“Antes los peregrinos se apoyaban en los bastones, ahora también se apoyarán en las nuevas tecnologías”, aseguró Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta de Galicia, durante su presentación oficial en 2016, en la que también proclamó que esta iniciativa “introducirá el Camino en las enciclopedias del futuro, la red de las redes”.

Por su parte, José Manuel Merelles Remy, jefe del Área de Comunicación de Turismo de Galicia, explica a InnovaSpain que Smart Camino nació para “utilizar las tecnologías de la información en la mejora la sostenibilidad y la innovación a los peregrinos y turistas que están recorriendo el camino de Santiago en todos sus itinerarios”.

Un Códice Calixtino 4.0

El primer eje de esta iniciativa es la web www.caminodesantiago.gal. Este intuitivo portal cuenta con sección de noticias de actualidad, avisos de los organismos públicos, calendario de actividades, planificador de rutas, consejos para una buena preparación y una comunidad activa de usuarios. Un rápido vistazo permite conocer cuáles son las últimas iniciativas que se han impulsado, qué caminos cuentan con restricciones o que nuevos establecimientos se han adherido a la iniciativa.

Dada su valiosa información, el número de visitantes a esta página no ha parado de crecer: desde su lanzamiento, el 1 de enero del 2016, hasta hoy, más de dos millones de usuarios la han visitado, siendo la ruta del Camino Francés la que más tráfico genera.

Usuario interactuando con la app del Camino de Santiago.

A este portal le acompaña una aplicación móvil para que el peregrino tenga toda la información necesaria en la palma de su mano. En tan sólo un click, con esta app se puede hacer un estudio previo de las rutas, anticiparse al mal tiempo con el sistema de predicciones meteorológicas en directo, ver cuáles son las últimas promociones locales o saber con antelación si hay camas libres en los albergues.

También incorpora un diario digital para ir tomando notas y luego descargarlo en formato ebook. Mención aparte merece su apartado de realidad aumentada, que sustituye y mejora las funciones de las tradicionales audioguías, ya que permite analizar los recursos turísticos que están más cerca proporcionando fichas informativas en el móvil sobre restaurantes, alojamientos, museos, farmacias, monumentos y cruceiros. Disponible en siete idiomas, tanto en los sistemas Android como en iOS, recibe cerca de 15.000 descargas anuales.

El tercer pilar son sus cuentas en redes sociales. De momento tienen presencia en Facebook (96.000 seguidores aprox.), Twitter (15.000), Instagram 25.000) y Youtube (200), pero desde la Consejería de Turismo nos descartan iniciarse en otras nuevas, como TikTok. Estas redes funcionan como un hibrido entre blog, álbum y foro interactivo, en el que tanto los administradores de las cuentas como los seguidores publican preciosas fotos y vídeos de las rutas, además de compartir experiencias, curiosidades y consejos.

Una web para el antes, una app para el durante y las redes para el después

Merelles resume Smart Camino de la siguiente forma: “La web cubre el antes: informa sobre todo lo que debes conocer antes de comenzar el viaje. La app es especialmente útil para el du- rante: te explica lo que ves a tu paso y te permite recolectar información. Y las redes sociales sirven para el después: permiten compartir tus mejores momentos con otros peregrinos”.

A todo lo mencionado hay que añadir una cuarta pata: la implementación de una red wifi  pública para que los peregrinos tengan acceso gratuito a internet en los albergues. Más de 70 albergues ya se han adherido a esta iniciativa y se espera que ese número siga creciendo en los próximos meses.

Como no podía ser de otra forma, todas estas herramientas digitales cubren las 10 rutas oficiales: Camino Francés, Camino de Fisterra y Muxía, Vía de la Plata, Camino Portugués, Camino Primitivo, Camino del Norte, Ruta del Mar de Arousa y Rio Ulla, y Camino de Invierno.

En definitiva, Smart Camino se podría definir como una versión digitalizada, en la nube y de contenido colaborativo del Códice Calixtino, el manuscrito medieval más célebre de la peregrinación jacobea y el primero en incluir una guía de Camino.

Xacobeo 2021, la prueba de fuego

El Xacobeo, también conocido como Año Santo, Año Jubilar o Jacobeo, permite a los peregrinos que visiten la tumba del Apóstol en la Catedral de Santiago conseguir la indulgencia plenaria o el perdón de todos los pecados. Se celebra todos los años en los que el Día del Apóstol Santiago (el 25 de julio) cae en domingo. La última vez fue en 2010; este 2021 vuelve a tocar.

Dada la excepcionalidad de este evento y la tendencia alcista de turistas que estaba experimentando el Camino en los últimos años, el sector turístico esperaba batir récords este año. Las previsiones económicas anticipaban la creación de cerca de 12.000 puestos de trabajo y un crecimiento del PIB de en torno el uno por ciento.

Conscientes del enorme impacto turístico que tiene, la Xunta lleva años dando subvenciones a distintos proyectos que impulsen el Camino, otorgando nuevas licitaciones a albergues, promoviendo la mejora y el embellecimiento de las zonas de tránsito y habilitando nuevos espacios a los peregrinos.

Sin embargo, la violenta irrupción de la COVID trastocó los planes iniciales y las restricciones amenazaron con cortar de forma abrupta el flujo de turistas. Para paliarlo, además de la puesta en marcha un seguro sanitario para turistas nacionales e internacionales, se han tomado una serie de medidas que “podrían englobarse también dentro del concepto de Smart Camino”, según nos informan desde la Xunta.

Tal es el caso de Camino Seguro, un programa que ayuda a hosteleros y peregrinos a tomar medidas sanitarias. Según explica Merelles, a través de diferentes acciones, se “incorporará información relacionada con las restricciones y las medidas sanitarias de los municipios por los que pasa el peregrino, señalando los puntos negros”. Esa información se nutrirá de la Consejería de Sanidad y de la Dirección General de la Policía.

Seguro sanitario para turistas; app de rastreo o videovigilancia para controlar aforos en un Xacobeo seguro

Otra medida digital adicional es la aplicación PassCOVID.gal, que complementa a Radar- Covid y envía avisos a los peregrinos que han estado en un establecimiento de riesgo por concentración de contagios y si han sido diagnosticados de COVID, pueden comunicar sus contactos estrechos, los lugares donde estuvo y consultar su código de Radar COVID. Además, permite consultar el estado actualizado de las restricciones existentes en los distintos municipios de Galicia y tiene un sistema de alertas de avisos importantes de forma inmediata.

Merelles también nos cuenta que en paralelo se está trabajando en el proyecto hispano-luso EDIT. Una de las iniciativas que se van a poner en marcha de forma conjunta -y que también se integra dentro de Smart Camino- es la de colocar en la catedral de Santiago cámaras de videovigilancia, control de aforos y mapas que van a permitir la gestión adecuada de los flujos de peregrinos. De esta manera, explica, “se podrá detectar y cortar con mayor eficacia los brotes de coronavirus que se pudiesen dar”.

La pandemia ha acelerado un proceso de digitalización que ya se llevaba tiempo cocinándose. Smart Camino parece la ruta más segura para garantizar la salud de los peregrinos de ahora y de los próximos siglos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Últimas noticias

Recomendadas

Deja un comentario

Anuario de la Innovación en España 2020