SANA: la interfaz cerebro-máquina que ayuda a pacientes con ictus

SANA ictus

Ayudar a la terapia de pacientes con problemas neurológicos afectados por ictus. Este es el objetivo de SANA (Sistema de Ayuda Neuromuscular Asistida), una interfaz cerebro-máquina desarrollado por Altran, y Fundación Casaverde. Es capaz de registrar la actividad cerebral y muscular del paciente para así determinar con más exactitud si la aplicación de la terapia es la correcta y contribuir a que los tratamientos sean más breves y efectivos.

Este nuevo sistema desarrollado analiza la comunicación entre el cerebro y los músculos en pacientes que, tras haber sufrido un ictus, están realizando un programa de neurorrehabilitación intensivo. De esta forma, su objetivo principal es adaptar las condiciones de la terapia a la capacidad de respuesta del enfermo. Por eso, según sus desarrolladores, se busca que sea de arquitectura abierta, para que se pueda configurar y personalizar fácilmente por el terapeuta, además de ser de fácil manejo para el paciente.

Ana Belén Cordal, coordinadora del proyecto, ha explicado que “actualmente realizamos una terapia multidisciplinar con terapeutas altamente cualificados, pero no conocemos todavía qué técnicas de las utilizadas son las más efectivas. Con la puesta en marcha de este sistema de registro objetivo podremos esclarecer qué terapias son las que más ayudarán a nuestros pacientes en su rehabilitación”.

En opinión de Daniel Iglesias, director de Energía, Industria y Salud de Altran España, “SANA supone una revolución en la aplicación actual de terapias de ictus. Permitirá al terapeuta anticiparse en la toma de decisiones reduciendo así la duración del tratamiento y aumentando su efectividad”. Por el momento este nuevo sistema se ha puesto en práctica en el Hospital Casaverde Madrid y su director, Rodrigo Quiñones, también ha destacado que el proyecto “supone un paso adelante importante” en este ámbito.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here