[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Diana Morant: "Miremos hacia el futuro y hagamos patria en torno a la ciencia"

La ministra de Ciencia e Innovación clausura la presentación de la muestra ‘Cerebro(s)’ en Espacio Fundación Telefónica, una actividad enmarcada en el programa del Año Cajal
diana morant cerebros fundacion telefonica
La ministra Diana Morant en la clausura del acto de presentación de 'Cerebro(s)'. Imagen: Espacio Fundación Telefónica.

Hasta el próximo 11 de junio de 2023 será posible disfrutar de ‘Cerebro(s)’ en Espacio Fundación Telefónica. Comisariada por Emily Sargent y Ricard Solé, la muestra explora cómo, a lo largo de la historia, el arte, la ciencia y la filosofía han representado el cerebro, el órgano que más incógnitas genera. “La ciencia y el arte se dan la mano como dos disciplinas en el reto cada vez más urgente de interpretar y mejorar el mundo”, apuntaba Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación, la semana pasada durante la presentación de la muestra.

Morant añadía que necesitamos una sociedad “más crítica e innovadora” en un tiempo complejo y lleno de incertidumbre, “donde los demócratas nos vemos obligados a defender derechos fundamentales, como el de la mujer a elegir su propio destino”.

La ministra definía la propuesta de Fundación Telefónica como una invitación a viajar hasta uno de los parajes más misteriosos que existen: el cerebro. “Es nuestra nave motora, y aún sigue despertando muchas preguntas pendientes de respuestas. ¿Quién habita el cerebro? Se trata de una arquitectura enigmática que da cabida a nuestra personalidad. Es la casa del pensamiento, la creatividad, las sensaciones, la memoria y los sueños”.

Año Cajal

En otro terreno, Diana Morant recordaba la tragedia de una guerra “a las puertas de Europa” en los albores del siglo XXI. “¿Qué pensaría Santiago Ramón y Cajal? La responsable pública ensalzaba la figura del científico español “más importante de nuestra historia”. La exposición ‘Cerebro(s)’ es una de las actividades enmarcadas dentro del Año Cajal, que arrancó el pasado año y se prolongará hasta 2025.

“Buena parte de lo que conocemos hoy del cerebro se lo debemos a su visión y teorías. Cajal, que humildemente se autodefinía como el obrero de la ciencia y la enseñanza, se volcó en un reto: modernizar el país y posicionarlo en Europa mediante la creación de ciencia española”. Pero la ministra indicaba que el Año Cajal va mucho más allá del homenaje a la figura y el legado del Premio Nobel. “También sirve para reivindicar la ciencia española como palanca de progreso y por tanto como escudo de la democracia; y como principio de las soluciones a los retos globales”.  

Cerebros con alma

En el campo de la neurociencia, España ocupa la undécima posición mundial en producción científica. La mitad de los artículos del área escritos por personal investigador español son publicados en las revistas científicas más importantes. En 2021, los artículos españoles fueron citados un 45 % más que la media mundial. Algunos de estos trabajos pueden conocerse en ‘Cerebros(s)’.

Morant establecía una analogía entre los anhelos de Ramón y Cajal y la actual estrategia del ministerio que encabeza.  “Invertimos en investigación científica e innovación como nunca en la historia del país”. Otra medida a su juicio relevante tiene que ver con el despliegue de la nueva Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. “Protegemos la ciencia porque salva vidas, nos ayuda a salvar el planeta y además genera empleo de calidad”.

Si cerebro también es sinónimo de talento, Diana Morant no dudaba de que España precisa “cerebros con alma” que exploren e imiten los cerebros de la naturaleza y “que conecten un gran cerebro colectivo capaz de impulsarnos hacia una sociedad más inclusiva, justa, sostenible e innovadora”.

En el mismo plano, la representante del Ministerio de Ciencia e Innovación aludía a la necesidad de tender puentes entre diferentes disciplinas. “De este modo, tecnologías disruptivas, como la inteligencia artificial, serán instrumentos que promuevan la igualdad, la prosperidad y el bienestar”.

Una década perdida

Morant añadía que al país le urge revertir la fuga de cerebros que se produjo “durante una década perdida de recortes y austeridad en I+D. Desde el gobierno creamos más oportunidades laborales para que regresen aquellos a los que el país les dio la espalda además de retener y cuidar a los que se quedaron mientras atraemos a las mentes más brillantes del mundo”.

Aparte de aumentar casi un 30 % la plantilla de personal investigador en organismos públicos, Morant mencionaba que, desde verano de 2020, observan un cambio de paradigma en el mercado laboral español. Considera que los mecanismos de salida de la crisis provocada por el COVID han sido muy distintos respecto a los que imperaron tras la hecatombe financiera de 2008. La ministra argumentaba que los planes de recuperación europeo y español han provocado que uno de cada cuatro nuevos empleos que se crean en España se enclave en actividades relacionadas con la ciencia y la innovación. “Son los trabajos del futuro; el motor de una economía sostenible y resiliente”.

Diana Morant concluía regresando a Santiago Ramón y Cajal. “No hay mejor manera de rendirle homenaje que hacer los deberes y ser herederos de un sistema que dejaba ver la existencia de grandes científicos en el país a los que había que cuidar. Miremos hacia el futuro y hagamos patria en torno a la ciencia”.

Deja un comentario

Recomendadas