[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

El robot que mejora la rehabilitación sanitaria

"Buscamos revolucionar el sector de la salud". José Carlos Pulido se muestra convencido de que su proyecto Inrobics marcará un antes y un después en la vida de los pacientes. La spinoff de la UC3M ha desarrollado un dispositivo robótico con el que ofrece un servicio de rehabilitación motora y cognitiva
rehabilitacion sanitaria
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

"Buscamos revolucionar el sector de la salud". José Carlos Pulido se muestra convencido de que su proyecto Inrobics marcará un antes y un después en la vida de los pacientes, concretamente en su rehabilitación sanitaria. La spinoff de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) ha desarrollado un dispositivo robótico con el que ofrece un servicio de rehabilitación motora y cognitiva, tanto para ámbito clínico como domiciliario. "Hemos desarrollado un robot que interactúa socialmente con los pacientes para que les ofrezca una serie de actividades y ejercicios", explica el CEO de Inrobics.

La plataforma que se compone de cuatro elementos: el propio robot que interactúa con el paciente; un sistema de inteligencia artificial que, junto con un sensor 3D, controla al robot; una aplicación para que el personal sanitario pueda configurar las sesiones y hacer el seguimiento; y un sistema de almacenamiento en la nube con información y analíticas de todos los procesos de rehabilitación.

"A través del sensor 3D sabemos en todo momento la postura que tiene cada paciente", cuenta Fernando Fernández, socio fundador de Inrobics. Por ejemplo, gracias a esta solución se puede saber si el paciente está levantando un brazo, pero además si gira la columna para compensar esa dificultad. "Toda esa información la captamos y se introduce en los informes clínicos que se generan. Es un gran paso en la rehabilitación sanitaria", apunta Fernández.

Durante la creación de este proyecto, para Inrobics era muy importante la percepción de los pacientes, especialmente de los niños. Para estos, "interactuar con un robot es como estar jugando con un juguete", valora José Carlos Pulido, ya que "ellos no creen en ningún momento que están yendo al hospital a rehabilitación, sino que van a jugar". Para el CEO de Inrobics, este es un componente esencial del proyecto, hasta el punto de definirlo como "el gran valor añadido que ofrecemos dentro de la rehabilitación sanitaria". En paralelo, se ha querido enriquecer el contexto de trabajo del terapeuta, "que muchas veces carece de herramientas adaptadas a determinados perfiles de pacientes", añade.

La plataforma, diseñada conjuntamente por profesionales de la pediatría (concretamente de las ramas de diversidad cognitiva y funcional) y geriatría (envejecimiento activo y acompañamiento), también puede ser utilizada en el ámbito domiciliario como un recurso de rehabilitación sanitaria remota para mejorar la conciliación familiar y la calidad de vida. "La plataforma se basa en mantener la motivación del paciente y la cercanía entre el paciente y el robot", sostiene Pulido.

Por el momento, el Hospital Nacional de Parapléjicos (Toledo) ha sido el primer centro en llevar a cabo un ensayo clínico con estas herramientas de inteligencia artificial, que han utilizado en pacientes pediátricos con lesión medular.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Últimas noticias

Recomendadas

Deja un comentario

Anuario de la Innovación en España 2020