Banco Santander
vacunas mario mellado CNB-CSIC luis enjuanes mariano esteban
Luis Enjuanes (izquierda) y Mariano Esteban. (Imagen: CSIC Comunicación).
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Mario Mellado cumplirá pronto un año al frente del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC. En estos meses, el inmunólogo ha tenido que encarar el mayor reto de gestión de toda su carrera. Un periodo crítico en el que ha sido preciso organizar y dirigir la actividad de una de las referencias nacionales mejor capacitadas para entender y enfrentarse al virus.

En el CNB-CSIC trabajaban grupos con amplia experiencia en vacunas. También el grupo con más recorrido y tiempo dedicado al estudio de los coronavirus que hay en España. En su día, el centro estuvo implicado en la generación de vacunas contra el SARS-1 y el MERS, parientes del SARS-CoV-2.

A todos nos empiezan a resultar familiares los nombres de Luis Enjuanes y Mariano Esteban. Representantes con mayúsculas de la ciencia española, salieron del anonimato general tras conocerse que trabajaban en sendas vacunas contra el nuevo coronavirus.

Mariano Esteban, cerca del ensayo clínico

En una entrevista con el departamento de comunicación del CSIC, Mario Mellado ha actualizado el estado de estas investigaciones. En el caso de Mariano Esteban, su propuesta consiste en una vacuna que utilice como vehículo un virus inactivado de viruela para introducir la proteína del SARS-CoV-2 responsable de la entrada en la células. La inmunidad se lograría a partir de la generación de anticuerpos contra esa proteína. “El grupo ya dispone del prototipo vacunal y ha visto que el modelo en ratones protege al 100 % de los animales”, apunta el director del CNB-CSIC.

Antes de dar el siguiente paso, el del ensayo clínico, la Agencia del Medicamento ha recomendado que se haga un segundo modelo animal, actualmente en desarrollo. “En paralelo, para ir a la fase clínica necesitamos una empresa que sintetice la vacuna en condiciones de uso en humanos”, añade Mellado. Aunque la ronda de contactos está en marcha, la empresa española Biofabri ya está produciendo los lotes técnicos.

La “tecnología única” de Luis Enjuanes

Por su parte, Mellado señala que el prototipo vacunal ideado por el grupo de Luis Enjuanes es más complejo, “pero tiene una característica interesante”. El responsable del CNB-CSIC se refiere a la capacidad de generar un virión sintético con muchas de las características del virus, pero que no es transmisible de célula a célula. “El virión entra en las células inicialmente, pero de allí no sale”, dice Mellado.

Sacyr

La importancia de este avance radica, a su juicio, en que ese virus tiene las mismas proteínas en el exterior que el virus real y permite generar una respuesta inmunológica “muy potente y duradera”. Este prototipo, “ha costado mucho más realizarlo”. “No hay ninguna vacuna en desarrollo con esta tecnología". Esto ha llevado a que tampoco resulte fácil encontrar una empresa preparada para producirla. “Estamos en conversaciones con una compañía belga y esperamos que el camino se allane pronto”.

Convivencia con otras vacunas

La vacuna que plantea Mariano Esteban se parece a algunas que ya han llegado al mercado. “Lo que ocurre con las vacunas es que no se puede anticipar nada hasta que no terminan los ensayos clínicos”, apunta Mario Mellado. “Hay aspectos que uno piensa que realmente deben funcionar y llegado el momento final no lo hacen o, al contrario, lo hacen mejor de lo esperado. Es necesario trabajar hasta el final, aunque se den estrategias similares en otros laboratorios”.

Mario Mellado, director del CNB-CSIC. (Imagen: CSIC Comunicación).

“En cambio”, añade el director de CNB-CSIC, “la vacuna de Luis Enjuanes es completamente novedosa. Se basa en una tecnología que tienen muy pocos laboratorios en el mundo”. Mellado considera que utilizar el virus completo la convierte en una candidatura sólida para alcanzar la meta. “Llegaremos un pelín después que el resto, pero no importa. El virus va a estar con nosotros tiempo, y disponer de vacunas cada vez más seguras y potentes también es importante. No nos damos por vencidos. El país se merece demostrarse a sí mismo que es posible llegar desde la ciencia más básica hasta la clínica".

En el escenario actual, con varias vacunas disponibles, Mario Mellado cree “muy probable” que la vacuna de Enjuanes tenga que llevar a cabo su ensayo clínico comparando con otras vacunas existentes. “En ese caso, habrá que buscar ventajas en su respuesta; mayor (y más duradera) protección, más anticuerpos neutralizantes o más duraderos, o mayor inmunidad celular”.

Meses frenéticos en el CNB-CSIC

Desde el comienzo de la emergencia, la experiencia previa del CNB-CSIC situó al centro en primera línea de investigación del país para conocer el virus y desarrollar potenciales terapias contra él. “Decidimos organizarnos desde el punto de vista científico y de gestión del centro. En lo que se refiere a la ciencia, organizamos distintas plataformas de trabajo: una plataforma de vacunas, otra de antivirales, otra de generación de anticuerpos y una plataforma para la generación de análisis estructurales del virus. Esto nos ha permitido una gestión muy coordinada”, dice Mario Mellado.

El director del CNB-CSIC ha agradecido las donaciones recibidas hasta el momento, sin las que habría sido mucho más complicado progresar al ritmo que la realidad exige. “Además de la ayuda de la empresa privada, me quedo con el apoyo de toda la sociedad. La respuesta ha sido espectacular. Ha habido pueblos, por ejemplo, que han donado todo el dinero destinado a sus fiestas patronales. Niños y niñas nos han hecho llegar sus pagas. La sociedad ha entendido que la solución al problema vendrá de mano de la ciencia. Es fundamental que esta comunión se mantenga en el futuro”, concluye Mario Mellado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Suscribete a nuestra newsletter semanal