carmen alvarez dominguez vacuna vacunacion gripe covid niños
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

“Vacunar a los niños tendrá muchos más beneficios que riegos”. Tras “el tremendo éxito” que está suponiendo la campaña de vacunación en los adolescentes de 12 a 18 años (un 75% ya está vacunado), la inmunóloga Carmen Álvarez Domínguez considera que la franja que va de los 5 a los 11 años será la siguiente en recibir sus dosis.

Bioquímica y bióloga molecular, la profesora en el Master de Enfermedades Infecciosas de la UNIR, recuerda que para dar ese paso hay que esperar a los resultados de los ensayos clínicos actualmente en marcha. “Lo que hemos vivido con los chicos y chicas de los 12 a los 18 años es una señal muy alentadora”, señala en una entrevista con Innovaspain.

En este momento, 4.800 voluntarios, niños y niñas de todo el mundo, prueban la eficacia y los efectos de las vacunas contra el SARS-CoV-2. 560 son españoles gracias a la participación de cuatro hospitales en los ensayos: el Hospital 12 de Octubre de Madrid, el Hospital Clínico de Santiago, el IHP Centro de EspecialidadesPediátricas de Sevilla y el hospital Sant Joan de Deu en Barcelona.

“La información que han liberado los investigadores del Hospital 12 de Octubre en una entrevista reciente es positiva. Todo apunta a que los efectos secundarios son muy leves y la respuesta inmunitaria realmente satisfactoria. Están reaccionando incluso mejor que los adolescentes”, añade la experta.

Carmen Álvarez Domínguez detalla que, al contrario de lo que se pensaba en fases más iniciales de la pandemia, los niños tienen la misma carga viral y capacidad infecciosa que los adultos. “En España, 5 millones de personas tienen entre 5 y 11 años. Si consideramos como población de riesgo a todo aquel no vacunado, hay que arrancar la campaña en cuanto las agencias reguladoras lo permitan”. La investigadora apunta que, aunque es una información que adolece aún de cierta dispersión, las tres principales vacunas en el mercado no solo evitan el desarrollo de la enfermedad grave, sino que minimizan la transmisión del virus.

Una vez superada esta fase llegaríamos al 90 % de la población española vacunada. Se trata del umbral al que nos ‘sometió’ la variante delta y su mayor capacidad de contagio. ¿Habría que seguir vacunando y saltar a los menores de 5 años en algún momento? “No sería lógico ni tendría mucha repercusión. Es la población con menor movilidad social, muchos de ellos incluso están sin escolarizar aún”, explica Carmen Álvarez Domínguez.

En cuanto a los pequeños de los 5 a los 11 años que hayan superado la enfermedad, la inmunóloga opina que habrá que seguir un protocolo similar al de los adultos. “Una dosis sería suficiente para ellos. A los que tenemos que dar un tirón de orejas es a los jóvenes de 18 a 29 años. Es el tramo en el que vamos más rezagados y es importante que se vacunen ya. Supongo que las vacaciones de verano han influido y que el ritmo se recuperará”.

Tercera dosis y prudencia en navidades

La profesora de la UNIR defiende que la tercera dosis ha de ser suministrada solo a personas inmunodeprimidas y a personas mayores, especialmente en residencias, donde es mucho más sencillo que se originen brotes. “Con el resto de la población no hay ninguna evidencia científica que la recomiende. Sería una decisión no justificada. Lo importante es vacunar con porcentajes aceptables al resto del mundo. España debería preocuparse por la escasez de vacunados en el Norte de África, apenas un 3 % de la población. Lo mínimo es llegar al 20 % más pronto que tarde. Y si hablamos de humanidad, lo cierto es que al primer mundo hace mucho tiempo que le sobran vacunas. Hay que repartirlas”.

Con la Navidad como próximo gran acontecimiento social –puentes aparte- Carmen Álvarez Domínguez opina que las siguientes olas, de producirse, estarán casi exentas de dramatismo. “Debemos inculcar a la población la necesidad vacunarse, mantener la higiene de manos, la distancia social y la mascarilla siempre que la situación lo exija. Es una cuestión de responsabilidad. Las imágenes de los macro botellones son lamentables. Sería un gran error relajarnos. Es cierto que la vacuna es eficaz, pero solo combinada con las medidas que todos conocemos evitaremos más olas”.

Al igual que otros inmunólogos, como David Bernardo, Carmen Álvarez Domínguez aboga por una próxima campaña de vacunación contra la gripe con carácter masivo. “El año pasado apenas tuvimos noticias de este virus. Estuvo muy bien porque evitamos colapsos del sistema innecesarios. Ahora que regresamos al trabajo y a las clases presenciales, todos estaremos más expuestos a una gripe que nos puede encontrar más desprotegidos al llevar tanto tiempo sin contacto con el virus. Si nos vacunamos todos, protegemos a la población de riesgo. Esta vez es más importante que nunca hacerlo”. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Últimas noticias

Recomendadas

Anuario de la Innovación en España 2020