Las diez claves para el emprendimiento innovador en Latinoamérica

Según la primera edición de South Summit-Alianza del Pacífico

Uno de los pitch ante inversores celebrado en el marco del South Summit-Alianza del Pacífico
Uno dfdsdsfdse los pitch ante inversores celebrado en el marco del South Summit-Alianza del Pacífico

La sinergia entre los diferentes países, un mercado que permite escalar por su tamaño, la firme apuesta de sus gobiernos, la creatividad de sus emprendedores. Estas son algunas de las oportunidades que ofrece el ecosistema emprendedor de Latinoamérica.

Estamos ante uno de los mercados emergentes más prometedores del mundo si hablamos de innovación y emprendimiento. Así se puso de manifiesto en la primera edición de South Summit-Alianza del Pacífico (#SouthSummitAP), un encuentro organizado por Spain Startup junto a IE University, que reunió en un mismo escenario a más de 100 líderes de innovación, 70 inversores y 40 startups seleccionadas entre más de 600 proyectos procedentes de Colombia, Chile, México y Perú.

En dicho evento, celebrado a finales de noviembre,  se analizaron las claves del ecosistema emprendedor de Latam, que Spain Startup ha resumido en un decálogo:

  • Gran mercado: América Latina supera los 626.000 millones de habitantes tras registrar un alto crecimiento de población en los últimos años. El consumidor latinoamericano es cada vez más exigente y quiere tener un papel activo en la transformación de las empresas.
  • Alianza del Pacífico: su apuesta por la innovación está siendo clave para impulsar el ecosistema de emprendimiento en la región. La iniciativa está compuesta por México, Chile, Colombia y Perú, lo que representa una gran oportunidad para las empresas al contar con un mercado de más de 217 millones y ser la octava economía del mundo.
  • Emprender en un día ya es posible: países como Colombia, Chile y Argentina están promulgando nuevas leyes para estimular la creación de startups incluyendo ayudas financieras, exención de impuestos, programas de mentoring y lanzamiento de nuevos espacios de coworking.
  • Cultura de venture capital emergente: los números de inversión en Latam todavía son inferiores respecto a Europa. Sin embargo, el rápido crecimiento del sector demuestra el surgimiento de una nueva cultura de venture capital en la región.
  • Principales sectores y áreas de innovación: tecnologías de la información, turismo, movilidad, energía, salud y agricultura son las industrias que más oportunidades presentan en términos de innovación. Además, desde hace cinco años, Latinoamérica vive un momento óptimo para la transformación de sus ciudades.
  • Sinergias entre los diferentes países latinoamericanos: la heterogeneidad de las diferentes regiones que conforman Latinoamérica es un buen escenario para emprender. La unión de fuerzas y las nuevas formas de colaboración entre países, como es el caso de la Alianza del Pacífico, representa una oportunidad para startups con ambición global que buscan partners y clientes más allá de sus fronteras.
  • Apuesta clara desde los gobiernos: el sector público en Latam está jugando un papel clave en la promoción del emprendimiento y la innovación, pero no está solo: las corporaciones empiezan a ser conscientes de que no pueden innovar por sí mismas a la velocidad que marcan los nuevos tiempos y están apostando por la innovación abierta vía startups.
  • Colaboración entre corporaciones españolas y latinoamericanas: la reputación de las empresas españolas en Latinoamérica goza de buena salud, gracias a la estrecha relación mantenida entre ambos mercados. A la hora de entrar en el ecosistema emprendedor latinoamericano, España cuenta con una gran oportunidad no solo por ser el principal inversor en la región sino también por compartir el mismo idioma y contar con la confianza de haber trabajado en los distintos mercados durante décadas.
  • El emprendedor en Latam es resiliente y paciente: El perfil de las personas que deciden poner en marcha su propio proyecto empresarial pertenece sobre todo a universitarios con talento y creatividad. Entre sus principales virtudes destaca la ambición por escalar alto, pero ‘con los pies en la tierra’, destaca su resiliencia y su paciencia.
  • Cambio de chip, del miedo al fracaso a un mundo global: En América Latina existe una fuerte cultura de miedo al fracaso y de aversión al riesgo, pero las cosas están cambiando y los emprendedores apuestan cada vez más por poner en marcha sus propios proyectos pensando en global.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here