avex gobierno de aragón UNED
Maru Díaz, consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento del Gobierno de Aragón ayer durante la presentación de AvEx. (Imagen: Gobierno de Aragón)

En 1984, la UNED celebró en su centro de Barbastro las primeras jornadas que analizaron en España el papel de la informática en el ámbito educativo. Casi cuatro décadas más tarde, la pandemia derivada del COVID-19 ha puesto patas arriba las metodologías académicas clásicas. En algunos de los mecanismos no presenciales lanzados a contra reloj, novedosos para muchos, la UNED llevaba buena parte del camino recorrido.

Este bagaje ha jugado a su favor para convertirse también en la primera institución educativa del país capaz de dar respuesta a uno de los grandes retos tecnológicos del sistema: la celebración de exámenes online masivos. “Las secuelas de la pandemia hacen inviable la concentración de alumnos en espacios cerrados”, explicaba ayer Carlos Gómez, director de la UNED en Barbastro. AvEx es el nombre de la aplicación desarrollada, y estará disponible para la convocatoria de exámenes de junio, con más de 150.000 alumnos implicados.

El de la localidad aragonesa es - junto a Tudela y Ponferrada, que también han participado en el proyecto- parte de la red de centros tecnológicos de la universidad pública a distancia. “AvEx será un complemento a la evaluación continua. El objetivo es que fuera accesible, segura, sencilla y que requiriese un equipamiento informático mínimo”, añadía Carlos Gómez.

Tecnología y honestidad

En el apartado técnico, la aplicación se estructura en un entorno cloud de servidores escalables que evitan la saturación. “En seguridad, damos por hecho el compromiso ético de los alumnos”, detallaba el director de la UNED en Barbastro que, pese a esta política de buenas intenciones, explicaba las medidas adoptadas para luchar contra posibles fraudes.

Carlos Gómez, director de la UNED en Barbastro.

“El sistema diseñado no es invasivo. Ni monitorizamos constantemente al alumno ni intervenimos su ordenador durante el examen. Tomamos un par de fotos al azar, que son almacenadas y remitidas al profesor. Además, organizamos los exámenes de modo que quede disuadida la posibilidad de organizarse en grupos y llevar a cabo malas praxis. Para los exámenes con preguntas de desarrollo (AvEx también admite los tipo test o exámenes de respuestas breves), hemos incorporado una herramienta anti plagio”, añadía Carlos Gómez.

Más allá de la UNED

El rector de la UNED, Ricardo Mairal, apuntaba que AvEx es la guinda a otros obstáculos superados en tiempo record. “De manera natural, hemos pasado a formato telemático las tutorías presenciales. Esto ha sido posible tras doblar los servicios de las aulas virtuales. El objetivo es que la normalidad fuera la pauta en la relación con los alumnos”.

Que la responsabilidad de dar forma a AvEx recayera en el centro de Barbastro no ha sido casual. Mairal ha recordado cómo Carlos Gómez y su equipo ya fueron artífices de otras innovaciones fundamentales en el avance de la UNED, como la valija y la biblioteca virtuales, con varios reconocimientos internacionales.

El rector de la UNED ha avanzado que trabajan para que ningún alumno se quede atrás por carencia de equipo o recursos tecnológicos. “A través del Proyecto UNED 100 % les preguntamos por sus dificultades en este sentido. Para estos alumnos habrá una solución”.

Mairal añadía que son ya varias las instituciones que han mostrado su interés en la aplicación. Por el momento, el ejemplo más claro de la utilidad de la iniciativa más allá del ámbito de la UNED lo veremos en julio, cuando el Ministerio de Justicia utilice AvEx en la celebración del examen de acceso a la abogacía. “Siempre he creído en la universidad pública. Es necesario devolver a la sociedad parte del conocimiento que atesoramos, más aún en una situación tan complicada como la actual”, concluía el rector.

Innovación pública

El Gobierno de Aragón también ha contribuido en sacar adelante AvEx a través del músculo adquirido en cuestiones telemáticas y aportando contactos clave. “El resultado es un trabajo colaborativo de éxito”, afirmaba durante la presentación de la plataforma Maru Díaz, consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento del Gobierno de Aragón.  

La responsable pública aludía a cómo algunas respuestas globales tienen su origen en el medio rural. “La España Vaciada tiene mucho que decir en el cambio de paradigma. La pandemia nos enfrenta a nuevas realidades y a pensar más grande, interrelacionando cuestiones y el trabajo de las administraciones. A los que sabemos cómo trabaja el centro de la UNED en Barbastro no nos sorprendió que les encargaran el proyecto. Es un ejemplo de innovación hecha desde lo público”.  

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here